La armada española comienza a colonizar Francia
New Ialy Bareliere cruzando en primera posición la linea de meta consiguiendo su tercera victoria en tres actuaciones. / Fuente: zeturf

Los preparadores, jockeys y propietarios españoles están de moda al otro lado de la frontera. Había un tiempo en el que encontrar victorias con aroma español sobre tierras galas era algo bastante remoto e improbable, pero hoy en día la marca España está creciendo a un ritmo vertiginoso y comienza a ser una seria amenaza en cada carrera donde aparece la firma española.

El turf español está más vivo que nunca y nuestro territorio comienza a quedársele pequeño. Las miras se han ampliado y el turf francés es el primer territorio en empezar a colonizarse.

No hay quien pare a Eva Imaz y a su cuadra

Una semana más aquí está, y es que la preparadora lasartearra está gozando de uno de sus momentos más dulces desde que se puso al frente de la cuadra de su familia. Se ha convertido en una de las fijas de esta sección y no tiene pinta que vaya a desaparecer de ella.

Después de 10 victorias en el meeting de Pau, la cuadra de la familia Imaz sigue arrasando allá por donde pasa, y esta semana Anne, New Ialy Bareliere y Remisa han sido las encargadas de poner el listón bien alto, tan solo Norwin, de la cuadra Martul, no ha sido capaz de colocarse sobre pista francesa, evidenciando así que no hay quien pare a las yeguas del patio de Eva Imaz.

Anne fue la que responsable de levantar el telón de esta semana para su preparadora, y es que el domingo 11 de marzo logró la victoria en el Hipódromo de Agen sobre 1200 metros en un corto lote de seis unidades.

Comandó la carrera de principio a fin y no dio ningún síntoma de flaqueza, demostrando una solidez pocas veces vista en ella, corroborando así ser una de las sprinters más en forma dentro de su patio. ¿Será este su año?

Ese mismo día se fraguó la batalla más complicada y más bonita para la familia Imaz. Era el turno de New Ialy Bareliere una yegua que hasta entonces llevaba dos victorias en sus dos anteriores salidas y realizaba esta semana su tercera salida en un reclamar sobre 2000 metros en el Hipódromo de Saint-Cloud.

A su lado en la silla otra de las artífices del gran año que está realizando la familia Imaz al otro lado de la divisoria, la gran escudera Delphine Santiago. Lote duro para New Ialy, un test de altura capaz de medir si realmente era tan buena como se presumía o sus dos victorias habían sido un simple espejismo dejándola destinada a ganarse el pienso en batallas de menor calibre.

Pero fue esta segunda opción la que acabó siendo un espejismo, porque New Ialy Bareleire desclasó a todos sus rivales realizando una carrera prácticamente perfecta, acabando muy entera y confirmando que hay yegua para rato.

Tras la carrera, la yegua fue reclamada en 26.855€ por Christian Cimolai y pasará a la preparación de Frederic Rossi.

New Ialy Bareliere encarando la recta final en busca de su tercera victoria consecutiva. / Fuente: todoturf.
New Ialy Bareliere encarando la recta final en busca de su tercera victoria consecutiva. / Fuente: todoturf.

Y por último hay que desplazarse al Hipódromo de Toulouse para ver a Remisa, la yegua propiedad de la familia Imaz, consiguió un gran tercer puesto en un Handicap sobre 2000 metros. Nuevamente Delphine Santiago en la silla, y un gran recorrido estuvieron a punto de conseguir otra victoria, acabando a menos de un cuerpo del ganador cuando a falta de cien metro luchaba por absolutamente todo. Segunda salida a pista este año para éste ejemplar, la cual sigue progresando y de hacerlo de esta manera, pronto pasará por ganadores.

Nadie tiene la fórmula perfecta en esto de las carreras de caballos, pero parece que la familia Imaz ha logrado elaborar una receta que garantiza el éxito. Disfruten mientras puedan, porque aquí las rachas no se pueden soltar.

Roberto Cocheteux y Antonio Caro comienzan a mostrar sus bazas

Esta semana también ha habido tiempo para ver varias bazas propiedad de los españoles Roberto Cocheteux y Antonio Caro. El primero de ellos y su cuadra vienen de ser segundos en la estadística española de propietarios en el 2017, aunque este año está dosificando su cuartel de una manera muy prudente y estratégica.

Con la caída de su máximo icono, Avenue Dargent, muchos de los ejemplares han tenido que dar un paso adelante y coger las riendas de la cuadra convirtiéndose así en los referentes para los más pequeños del patio.

Uno de esos nuevos iconos de la cuadra de Roberto Cocheteux tiene nombre y apellido, ese es el caso de Natagaima, la que fuera cuarta en el Villamejor y colocada en el Premio Corpa y Rheffisimo, secundando a dos de los grandes estandartes del turf español como son Tuvalu y Gran Torino.

La yegua propiedad de Roberto Cocheteux, no estuvo del todo fina el año pasado, la cual se encontró batallas tan complicadas como el Premio Hotel Maria Cristina en Lasarte y el Gran Premio de Madrid y el Gran Premio Benítez de Lugo en la Zarzuela. Se esperaba algo más de ella, y es en ese instante cuando el preparador español da con la tecla, las vallas.

Y es en esta modalidad, en las carreras de saltos, donde está sacando a relucir gran parte de su potencial. Las pistas francesas están siendo testigos de sus grandes dotes y es que tres son las carreras que lleva disputadas desde el mes de diciembre y no se ha caído del trío en ninguna de ellas.

Ganó en su estreno en Pau durante las vacaciones de Navidad y fue tercera en su siguiente actuación sobre la misma pista. Mes y medio después vuelve a sus lares pero esta vez es en el Hipódromo de Auteuil en un Handicap sobre 3600 metros.

Todo parecía indicar que iba a volver a repetir victoria pero tras un cómodo recorrido, se llegaba a la recta final donde Natagaima y Dellysson se iban a medir frente a frente y cabeza con cabeza durante más de doscientos metros, falto ese ápice de suerte que de vez en cuando se necesita, dado que en el último tranco la victoria fue para el ejemplar preparado por A. Couetil. Natagaima parece haber encontrado su sitio y su techo está todavía por ver, mucho ojo con ella.

Natagaima sucumbiendo ante Dellysson en el tranco final en su tercera carrera en suelo francés. / Fuente: zeturf
Natagaima sucumbiendo ante Dellysson en el tranco final en su tercera carrera en suelo francés. / Fuente: zeturf

En cuanto al otro representante español, Antonio Caro, es un habitual de las carreras francesas aunque tan solo cuatro de sus ejemplares han saltado a las pistas francesas durante este 2018. Ni una victoria cosechaba el preparador español durante este año hasta que llego el Hipódromo de la Zarzuela y como de costumbre, la bajada del país francés de varios ejemplares presentados por Antonio Caro para las grandes pruebas del territorio madrileño.

Su primer partant en la capital española fue con Pradaro, un potro que venía de ser tercero y cuarto en sus actuaciones galas y que se presentaba en Madrid como una incógnita. Ante él varios de los mejores sprinters españoles, pero ninguno de ellos pudo hacerle sombra y Pradaro dislumbró ante el público acontecido en una gris mañana madrileña.

La victoria parece haberle sentado de lujo tanto al preparador español como a su cuadra, dado que tras la victoria este domingo en el recinto madrileño, ayer en el Hipódromo de Chantilly reaparecía Lozoya que tan solo contaba con una actuación en su historial que se había saldado con un segundo puesto.

Su segunda actuación no hizo más que mejorar su primera, que tras unos metros finales realmente intensos consiguió remontar varios cuerpos de desventaja sobre el comandante, para acabar venciendo sobre los 1800 metros. Antonio Caro parece comenzar a enracharse y el mundo del turf ya sabe de lo que es capaz este hombre. Grandes nombres componen su cuadra, con los cuales intentara asaltar las grandes pruebas del Hipódromo de la Zarzuela y hacerse un hueco cada vez mayor en el territorio francés.

Lozoya logrando en el Hipódromo de Chantilly su primera victoria de en su historial deportivo. / Fuente: Equidia.
Lozoya logrando en el Hipódromo de Chantilly su primera victoria de en su historial deportivo. / Fuente: Equidia.

Mauri Delcher abocado al segundo puesto

Es verdad que existen religiones y culturas en las que el número dos es un símbolo de familia, de pareja y sobre todo un símbolo de buena suerte. Pero también es verdad que en la religión llamada turf, el número dos no es más que un número a evitar, un número errático el cual deja un amargo sabor de boca. Tal y como dijo Ayrton Senna, el segundo es el primero de los perdedores, pero Mauri Delcher jamás será un perdedor.

Es cierto que en este 2018, Mauri Delcher parece estar afiliado al segundo puesto y es que durante esta semana cuatro de sus pupilos han terminado sus actuaciones en segunda posición. Land of Fire, Breath of Life, Waleed y Land of Mind han sido los gestores de esta hazaña, entre las que sobresalen las dos que se fraguaron sobre el verde de Fontainebleau.

Waleed (por fuera) superando a uno de sus contrincantes para acabar en segunda posición. / Fuente: zeturf.
Waleed (por fuera) superando a uno de sus contrincantes para acabar en segunda posición. / Fuente: zeturf.

Primero fue el segundo puesto de Waleed en un hándicap sobre 1200 metros con la monta de Stéphane Pasquier, lo que significa la segunda carrera consecutiva acabando en segunda posición en este 2018. La otra de las grandes actuaciones de esta semana fue protagonizada por Land of Mind, ejemplar que se encuentra matriculado para varios Grandes Premios españoles como son el Villapadierna, Cimera y Gran Premio de Madrid.

Fue una Clase 1, en la cual realizó un recorrido y estrategia inusual a lo que venía haciendo en sus anteriores enfrentamientos. Se puso delante tras el golpe de cajones y puso un fuerte ritmo, poniendo a sus rivales en dificultades para seguir el ritmo. Dada esa estrategia, los últimos 300 metros se le hicieron un mundo y acabó cediendo ante el favorito, Blue Blue Eyes, el cual fue el único que le trato de tú a tú.

Land of Mind llegando a meta en segunda posición después de perder la primera posición durante los últimos metros de la prueba. / Fuente: zeturf.
Land of Mind llegando a meta en segunda posición después de perder la primera posición durante los últimos metros de la prueba. / Fuente: zeturf.

Sigue impregnada la “maldición” sobre la cuadra de Mauri Delcher respecto a las victorias, pero en cuanto la suerte se ponga de cara comenzaran a llegar las victorias. Que nadie dude de su calidad, porque dudar de él, es dudar del turf y eso es delito.

Los preparadores algo más humildes llaman a la puerta con fuerza

Bienvenido Moreno, Andrés Carabajal y Sergio Vidal son preparadores con menores recursos y menor influencia, pero están demostrando tener la calidad suficiente para tenerles en cuenta. En el caso de Bienvenido Moreno viene haciendo un principio de año realmente bueno en el territorio español, y su expedición a Francia se ha ejecutado prácticamente a la perfección.

Su viaje a tierras francesas se ha fraguado con uno de los ejemplares más queridos de su cuadra, el viejo de nueve años My Sweet Lord. El ejemplar sigue demostrando su gran corazón y es que en la primera carrera con sus nueve años ha conseguido un espectacular segundo puesto en la Quinte+ celebrada en el Hipódromo de Compiegne.

Adora el barro y encontró su gran aliado en el estado del terreno, el cual estuvo a punto de ayudarle para conseguir una espectacular victoria. A su vez en el Hipódromo de Toulouse Andrés Carabajal y Sergio Vidal obtuvieron un segundo y tercer puesto respectivamente con sus pupilos Fleur Du Becquet y Yermo, demostrando así saber aprovechar todas las oportunidades que encuentran a su alcance.

My Sweet Lord (azul y rojo) cruzando el espejo de meta ens egunda posición en una Quinte+ en el Hipódromo de Compiegne. / Fuente: Equidia.
My Sweet Lord (azul y rojo) cruzando el espejo de meta ens egunda posición en una Quinte+ en el Hipódromo de Compiegne. / Fuente: Equidia.

VAVEL Logo