Gran Canaria asalta el Siglo XXI
Foto: LNFS.es

El Gran Canaria consiguió tres puntos de oro en su visita a Zaragoza. El conjunto canario se adelantó en el marcador poniendo el 0-2 en el electrónico, pero vieron como su ventaja se reducía a nada antes del descanso. En el último minuto del partido el conjunto de las islas consiguió la victoria tras aprovechar una perdida en el borde del área del Ríos Renovables Zaragoza y el fallo en el portero jugador. Durante todo el partido el Ríos Renovables fue superior, teniendo numerosas ocasiones, pero la suerte no estuvo del lado de los maños. A la falta de puntería de los jugadores del Ríos se sumó el acierto de Valiente, que cuajó un partido casi perfecto. 

Un muro canario ante el asedio maño

El partido empezaba con el Ríos Renovables Zaragoza buscando adelantarse rápidamente en el marcador y nada más sacar de centro tuvo la primera ocasión. Víctor Tejel caracoleaba y probaba a disparar, pero el balón salía muy desviado. Tras el primer lanzamiento del partido, Gran Canaria conseguía las primeras posesiones largas, las cuales obtuvieron su recompensa en el minuto tres. El equipo amarillo conseguía conectar una gran salida de balón que Gonfaus finalizaba con un disparo cruzado al que no llegó Adrián Pereira.

Con el gol visitante el Ríos Renovables se despertó y empezó a amenazar la portería defendida por Yeray Valiente. Hasta en tres ocasiones probó suerte Richi Felipe, pero o la defensa o el portero visitante impedían el gol del canterano del Ríos. Ortego fue el siguiente en probar suerte, pero su disparo salía rozando el palo.

El conjunto de la capital del Ebro lo intentaba una y otra vez, pero siempre chocaban ante la defensa canaria. El Gran Canaria no salía a presionar el balón y se plantó en su mitad de campo para defender las acometidas locales. Dentro de la defensa visitante, Valiente se convirtió en un baluarte al conseguir una de las mejores paradas de la jornada al volar al segundo palo para detener el disparo de Richi Felipe. Antes Iván Beltrán había probado suerte de tacón tras recibir el pase de Nano Modrego, pero el disparo chocó en la defensa amarilla.

Con una defensa bien plantada, el Gran Canaria salió al ataque en un contra y tuvo sus frutos. Juanillo condujo por el centro de la pista hasta darle el balón a Gil, que con un disparo cruzado consiguió anotar el segundo gol canario. Santi Herrero paró el partido con un tiempo muerto nada más ver el gol, sin embargo, tras reanudarse el encuentro el Gran Canaria volvería a tener una nueva ocasión.

Con el susto en el cuerpo el Ríos se asentó y pudo recortar distancias gracias a un tres para dos de manual. Ortego llevó el balón por el medio, la cedió a Nano y este metió el balón al segundo palo donde llegaba Iván Beltrán.

Los dos equipos dispusieron de un doble penalti, el del Gran Canaria fue detenido por Adrián Pereira, mientras que el del Ríos Renovables fue lanzado fuera por Nano Modrego. Cuando parecía que el partido se iba con victoria visitante al descanso, Richi Felipe obtuvo su recompensa al gran número de ocasiones que había tenido. El “8” del Ríos mando a las redes un balón metido al segundo palo de Ortego. 

Un minuto marca todo

La segunda parte comenzó con un guión parecido al de la primera. El Ríos sabedor de su superioridad salió al ataque ante un Gran Canaria que se encerraba en su pista. La primera ocasión peligrosa del conjunto maño la tuvo de nuevo Tejel en una jugada ensayada, pero Valiente conseguía despejar. El Gran Canaria buscó salir con el balón con balones largos, pero la defensa maña conseguía despejarlos.

El Ríos Renovables aprovechaba las perdidas visitantes para tratar de hacer daño. En una de estas perdidas Retamar se quedó solo ante el portero, pero no consiguió armar la pierna. En la siguiente perdida el conjunto de la capital del Ebro salió en un nuevo tres para dos, pero en esta ocasión Valiente despejó el peligro.

Valiente volvió a ponerse la capa de héroe del equipo canario en los ataques venideros. Tejel probó al portero en una jugada ensayada, pero el guardameta del Gran Canaria sacó una mano de la nada ante la incredulidad del “7” local.

El Ríos siguió buscando el gol que le adelantase en el marcador teniendo en Retamar una de las ocasiones más claras. Tras un conjunto de rebotes en el área visitante el esférico le cayó a Retamar que armó el disparo, pero se encontró con el palo. El rechace fue para Ortego, pero no pudo conectar un buen remate.  

Las jugadas peligrosas seguían llegando para el Ríos, pero no así el gol. Anás fue el siguiente en continuar el asedio maño en una jugada ensayada, pero su disparo se marchó rozando el palo. Tras la jugada de Anás, Óscar robaba el balón el borde del área rival y se plantaba solo contra el portero, pero de nuevo Valiente sacaba una gran mano.

En una de las numerosas ocasiones del Ríos Renovables el Gran Canaria consiguió robar el balón y crear un contraataque peligroso. Adrián Pereira se tenía que esforzar el máximo para sacar el disparo canario. No lejos de asustarse el Ríos siguió con su recital ofensivo, pero sin tener acierto. Retamar lo intentó con un disparo raso, pero Valiente con una buena mano impidió el gol. Con varias jugadas individuales lo intentó Anás, pero sus disparos eran repelidos por Valiente.

Con más corazón que cabeza empezó a atacar el Ríos Renovables a falta de tres minutos, lo que los dejaba desprotegidos ante los balones largos del Gran Canaria. Santi Herrero a falta de dos minutos y medio pidió tiempo muerto para platear los instantes finales. A pesar de las indicaciones del entrenador, el Ríos siguió con el ritmo acelerado, pero sin conseguir encontrar puerta. Suso Méndez pidió tiempo muerto a falta de un minuto y planteó un ataque de cinco en búsqueda de tener la posesión.

A falta de treinta segundos para el final del partido Adri Ortego perdió el balón en el borde del área. Julio robó el balón y con una gran picada consiguió adelantar a los suyos. El Ríos trató de buscar el empate con el portero jugador, pero en lugar de eso encajo un nuevo gol, esta vez fue Acaymo. 

VAVEL Logo