Los errores de Jaén adelantan a Osasuna Magna
Rafa Usín celebra su primer gol ante Jaén | Foto: xota.es

Arrancaron los Playoffs por el Título de este año 2018 con un partido muy vibrante e igualado que se llevó Osasuna Magna ante Jaén Paraíso Interior por 4 goles a dos. Un partido en el que los errores de los visitantes fueron determinantes, sobre todo en el segundo tiempo y cuando más igualdad había sobre la pista. Los navarros hicieron un gran trabajo en todos los aspectos para llevarse el choque, aunque también los andaluces merecieron algo más. Ya con el choque casi finiquitado, apareció la polémica y con ello los nervios.

No podían empezar mejor estas eliminatorias finales, más que con la que seguramente sea la más igualada de todas. El Pabellón Anaitasuna estaba a reventar, sobre todo a sabiendas de que podía ser el último encuentro de su gran capitán en casa, Javi Eseverri. Cúmulo de emociones que también marcaron el inicio del partido.

Un inicio trepidante, con dos equipos muy mentalizados en presionar y acosar al rival para que no jugara cómodo. A los siete segundos ya había probado Carlitos a Asier y a los quince Boyis salvó lo que era un gol cantado de Dani Saldise en el segundo palo. También Dídac se hacía protagonista en el otro área durante los primeros minutos, hasta que se abrió la lata.

Martel estrella el balón de Campoy en un intento de pase, la pelota queda muerta y ahí aparece Burrito para recortar ante Asier y poner la pelota al fondo de la red. El malagueño fue el más listo de la clase para llevarse la pelota y después definió con mucha calidad. Jaén golpeaba primero.

No duró mucho la alegría en el lado visitante porque Magna respondió como se esperaba. Siguió la presión intensa en ambos terrenos de juego y los errores se siguieron sucediendo. El primero en fallar en los de Dani Rodríguez fue Carlitos. El gaditano se tragó un despeje con la testa de Asier y detrás estaba atento Eric Martel para engatillar la pelota y empatar el partido. Imposible de parar el misil para Dídac.

A la tempestad le siguió la calma

Tras los primeros minutos de frenesí, los dos equipos se centraron en acomodarse en la pista. Costó encontrar ocasiones, aunque Carlitos la tuvo en un disparo cruzado que se marchó fuera. Iba a ser Rafa Usín el que desequilibrara la balanza con un tanto de mucha calidad. Presión a la desesperada sobre Chino y luego ante Dídac lo hace muy bien para colocar el 2-1.

Martil aguanta la pelota ante Carlitos | Foto: LNFS
Martil aguanta la pelota ante Carlitos | Foto: LNFS

A partir de ahí los de Imanol se centraron en defender y mantener la ventaja al descanso. Alan Brandi la tuvo en una frivolité que sacó Asier, sin embargo hubo que esperar algo más para ver el empate. Dani Rodríguez pidió tiempo, rearmó a los suyos, y les dio las consignas para los últimos instantes. El resultado fue el tanto de Carlitos en una jugada de estrategia. Tablas y el técnico local que se iba enojado con los suyos.

Segundo tiempo más parejo aún

Si la primera parte se caracterizó por el descontrol, en la segunda iba a ser todo lo contrario. Hubo oportunidades para deshacer la balanza, pero ninguna de ellas fue suficiente para desarmar ni a Asier ni a Dídac. Los dos equipos se habían centrado en no cometer demasiados errores, ya que el que primero anotara tendría muchas opciones de llevarse el partido. A eso se jugó y los que perdieron fueron los amarillos.

Los de Imanol se acercaron más a portería rival y al final anotaron. Fue en un saque de esquina en el que la pelota queda rebotada. Todos los jugadores de Jaén se van como flechas al contragolpe y se olvidan de la pelota; nadie la coge y entonces es Araça el que se la deja a placer a Saldise para que marque el 3-2.

Anaitasuna estallaba y los jienenses que eran conscientes de lo complicado que sería volver a empatar. No se rindieron, sobre todo cuando observaron como los locales se cargaban de faltas. Con seis minutos aun por disputar, Rodríguez no se lo pensó más y sacó el portero jugador pero sin resultado. Fue a un minuto del final cuando Rafa Usín se colaba entre dos jugadores para batir a Dídac y casi cerrar el partido. De nuevo la defensa andaluza estaba pensando más en atacar que en recuperar la pelota y se les coló el enemigo en casa.

Tensión, nervios y polémica

Ya con el partido más que decidido apareció la controversia arbitral. No podía faltar. En un balón dividido Asier saltó a por la pelota y en el aire pudo cogerla fuera de la portería. No se vio del todo claro, pero el caso es que los colegiados lo dejaron pasar de largo. No lo hizo así Dani Rodríguez que se volvió totalmente loco en la banda. Podía ser expulsión del guardameta local y eso para el siguiente choque le eliminaría de la ecuación.

Acción embarullada del partido | Foto: xota.es
Acción embarullada del partido | Foto: xota.es

El técnico visitante fue expulsado por las protestas, mientras en la otra banda se formaba una tangana entre jugadores. Los nervios acumulados de todo el partido florecieron y el peor parado fue Rafa Usín. Dani Martín se encaró con él y el madrileño respondió propinándole un cabezazo. Centeno Bono lo vio todo el primera linea y no dudó en expulsar al 10 local. Ahora el partido era una lucha de reproches; los locales pedían con el partido acabado Martín no podía fingir de esa manera, mientras que los visitantes reclamaban que asier no podía seguir en la cancha.

El caso es que el duelo estaba acabado y así lo indicó el portero local parando un último doble penalti a Carlitos. Usín acabó disculpándose con todos y la deportividad reinó por encima de todo. En La Salobreja, a partir de este próximo miércoles a las 21:15 volverá a hablar el futbol sala.

VAVEL Logo