Los Jets vuelan alto en Detroit

Gran actuación del debutante Darnold aunado a una defensa aguerrida que incitó intercambios de balón, provocaron que los Jets se llevaran el primer triunfo de la temporada.

Los Jets vuelan alto en Detroit
Foto: NFL
New York Jets
48 17
Detroit Lions
New York Jets: S. DARNOLD: 16-21, 198 YDS, 2 TD, 1 INT // I. CROWELL: 10 ACARR, 102 YDS, 2 TD // Q. ENUNWA: 6 REC, 63 YDS, 1 TD.
Detroit Lions: M. STAFFORD: 27-46, 286 YDS, 1 TD, 4 INT // K. JONHSON: 5 ACARR, 17 YDS // G. TATE: 7 REC, 79 YDS, 1 TD.

En las apuestas los Lions eran favoritos para salir con la victoria, no obstante, sucedió todo lo contrario, ya que Stafford tuvo un mal partido y los Jets anotaron de todas la formas posibles, tanto de la ofensiva como de la defensiva y de equipos especiales para obtener una aplastante victoria en el primer Monday Night Football.

Tras la incertidumbre en pretemporada si Darnold iba a tener acción en la NFL, se despejó desde hace un par de semanas con la salida de Teddy Bridgewater, por lo que la selección número tres global del último Draft disputó su primer partido, en el cual los Jets tuvieron la primera ofensiva del juego y en el primer pase del partido, Darnold se equivocó al lanzar de forma cruzada al ser interceptado por Quandre Digg, quien la devolvió 37 yardas hasta el touchdown para colocar los primeros puntos de la tarde.

A partir de entonces, los Jets se establecieron mejor sobre el terreno de juego y lograron emparejar el duelo tras una buena serie ofensiva culminada con el acarreo de seis yardas de Isaiah Crowell para la anotación.

Inmediatamente en el siguiente drive de los Lions, Matthew Stafford erró el pase, el cual fue interceptado por Claiborne y como consecuencia de ello sacaron tres puntos derivado del field goal de Jason Myers de 35 yardas.

En la mitad del segundo cuarto, una vez más Stafford fue interceptado, aunque contó con suerte debido a que en esa misma jugada se produjo un fumble que fue recuperado por los Lions.

Bienvenido a la NFL, Darnold

Dentro de la pausa de los dos minutos llegó el primer touchdown del joven quarterback, ya que Darnold soltó el brazo y conectó con Robby Anderson de 41 yardas para ampliar la ventaja de los Jets a 10 puntos, sin embargo, los Lions mediante la vía aérea hilvanaron una buena serie ofensiva que fue terminada con el field goal de Matt Prater de 21 yardas, dejando el resultado al medio tiempo de 17-10 a favor de los Jets.

Para el tercer cuarto, los Lions repitieron la dosis basando su juego en el ataque aéreo, el cual produjo que los Jets realizaran cargas en contra del quarterback, cuestión que fue aprovechada por Stafford al encontrar a un solitario Golden Tate que aprovechó el hueco formado por el centro para irse hasta la zona prometida e igualar el partido a 17 puntos.

Aplanadora neoyorkina

Sin embargo, el gusto le duró muy poco a Detroit, puesto que los de New York, como lo venían haciendo desde el segundo periodo, fueron imparables en la ofensiva al poder mover las cadenas y acabar con el segundo envío de touchdown de Sam Darnald, pero ahora a Quincy Enunwa de 21 yardas para retomar la ventaja por siete unidades.

Las malas noticias no acabarían para los Lions, debido a que Stafford volvió a tener una intercepción más en el juego y en esta ocasión fue interceptado por el defensivo Darron Lee, quien con base en velocidad, se escapó para el touchdown ampliando a ventaja de los New York Jets.

Acciones después, gran devolución de 78 yardas de Andre Roberts que tomó toda la banda y se fue directo a las diagonales, colocando el resultado 38-17; aunque todavía faltaría más en el tercer cuarto, debido a que Stafford lanzó su cuarta intercepción de la noche, entregando el ovoide por segundo vez al defensivo Lee, no obstante, los Jets no pudieron mover la cadenas, por lo que fue necesario el ingreso del kicker Jason Myers para hacer la certera patada de 32 yardas.

Con 54 segundos todavía en el tercer cuarto, los Jets continuaron sumando puntos en el partido con el largo acarreo de Isaiah Crowell de 62 yardas para realizar otro touchdown más.

Tras el desastroso cuarto, la afición comenzó a abandonar el estadio ante la poca capacidad de respuesta de los Lions, que se vio evidenciado cuando llegaron a la red zone, pero no pudieron concretarlo en anotación, por lo que salieron con las manos vacías.