Miami gana y complica la vida a los Patriots con un final apoteósico
Kenyan Drake en el momento en el que irrumpe en la endzone para su séptima victoria del año | Foto: MiamiDolphins.com

Miami gana y complica la vida a los Patriots con un final apoteósico

Kenyan Drake culminó una tremenda jugada ensayada de pases laterales con el tiempo cumplido y que sorprendió a los Patriots que se quedaron esperando un Hail Mary de Tannehill con el partido casi ganado por 33-28

victor-manuel-calle-sanchez
Víctor Calle

Final apoteósico el que se vivió en el Hard Rock Stadium con la victoria de los Miami Dolphins (7-6) sobre New England Patriots (9-4) por 33-34, lo que hace que el equipo de Florida siga en la lucha por los Playoffs. Con una jugada de pases laterales, los Dolphins dieron la vuelta al marcador con el tiempo a cero para evitar que, al menos por esta jornada, los Patriots no sean aún campeones de nuevo de la AFC Este y complicarles severamente el pase directo a la Ronda Divisional.

Cuando todos pensaban que Ryan Tannehill con solo 7 segundos en el reloj se jugaría un Hail Mary para probar suerte, incluido el propio Bill Belichik, Adam Gase nos sorprendió a todos con un pase rápido al medio campo hacia Kenny Stills de 20 yardas. Este se lo lanzó con un pase lateral hacia DeVante Parker y, posteriormente, el balón cayó en las manos de Kenyan Drake. El running back se abrió hueco, cogió velocidad y encontró un pasillo hacia la endzone evitando placajes y quebrando al propio Rob Gronkowski, quien habría sido ideal si fuera una jugada profunda para evitar una larga recepción. Drake pisó la zona de anotación y los 6 puntos le dieron la vuelta al partido que parecía finalizar con un 33-28 a favor de los Patriots.

Stills fue el máximo partícipe de los Dolphins, con 8 capturas para 135 yardas | Foto: MiamiDolphins.com
Stills fue el máximo partícipe de los Dolphins, con 8 capturas para 135 yardas | Foto: MiamiDolphins.com

Las espadas de ambos equipos en lo más alto durante toda la primera mitad

El partido fue en su gran medida un toma y daca ofensivo. New England estuvo comandado por el histórico Tom Brady que deja atrás ya a Peyton Manning (579) con 582 pases de touchdown en toda su carrera, y repartió hasta 358 yardas (27/43) sin intercepciones en este encuentro. Sin embargo, la carrera esta vez no tuvo un gran despliegue intentando deshaogar el backfield de los Patriots, pues terminó con apenas 77 yardas en 30 jugadas, siendo 57 de Sony Michel.

Por su parte, los Dolphins pudieron dar guerra y mantenerse con vida durante todo el duelo gracias a una buena combinación aérea y terrestre: Ryan Tannehill dio 14/19 pases efectivos para 265 yardas y tres lanzamientos anotadores, mientras que los RBs sumaron en 21 acarreos 189 yardas de carrera, perteneciendo 92 yardas a Frank Gore, quien se sitúa como el quinto RB de toda la historia en yardas corridas desde la línea de scrimmage con 18.506 yardas, y 9º en yardas totales, superando en ambas listas al Hall of Famer LaDanian Tomlinson (18.456).

Frank Gore es historia de la NFL | Foto: USA Today
Frank Gore es historia de la NFL | Foto: USA Today

Se inauguró el marcador, otra vez, con un touchdown del fullback James Develin con carrera de 2 yardas en el primer drive del encuentro. Pero el extra fue fallado por Stephen Gostkowski y la respuesta de los locales les daría el mando del partido: big-play de 36 yardas terrestres de Gore y pase de touchdown de 7 yardas hacia Kenny Stills, con extra point convertido por Jason Sanders.

Aún en el primer cuarto, el primer despeje de Miami por parte de Matt Haack fue bloqueado, con lo que Brady no perdonaría partiendo desde la yarda 18 del campo rival, sumando esta vez sí siete puntos, tras lanzamiento hacia Julian Edelman de 2 yardas dentro de la endzone. El posterior golpe de los Dolphins llegó de la mano de un ex-Patriot, Brandon Bolden, que se escapó 54 yardas y llegando a la zona de anotación estableció el 13-14.

Las defensas seguían desaparecidas y con ello Brady propició un pase de 37 yardas hacia Cordarrelle Patterson a menos de 5 minutos del descanso. Pero Bolden reaparició, poniendo la guinda a un ataque lanzado por la recepción de 43 yardas de Stills con una carrera anotadora de 6 yardas.

Brady dio réplica a los Dolphins por medio esta vez de Gronkowski que recibió el tercer pase de TD de su QB, quien andaba intratable sin fallar en sus 10 intentos aéreos, y este fue de 16 yardas. Sin embargo, tras bloquear los Patriots su segundo punt, no supieron sorprendentemente aprovechar el último drive del segundo cuarto desde la 15 de Miami, al recibir Brady un sack que hizo consumir los últimos segundos.

Gestionar el reloj y anotar con FGs no fue suficiente para doblegar a los Dolphins

Tampoco iniciaron bien el tercer cuarto. Gostkowski falló su segundo pateo del día, este un intento de field goal desde la yarda 42, algo de lo que se acordarían al final del partido, y, para colmo, los Dolphins tuvieron respuesta. Tannehill conectó con Brice Butler su segundo pase de touchdown para que su equipo volviese a ir ganando en el marcador, 28-27, después de un drive feroz de 4 jugadas en poco más de dos minutos para avanzar 63 yardas.

Conexión Brady - Edelman | Foto: Patriots.com
Conexión Brady - Edelman | Foto: Patriots.com

Con ese marcador llegó el último cuarto y la defensa de los Patriots apareció levemente para intimidar a Tannehill en los momentos más precisos. Obligaron a despejar a los Dolphins dos veces seguidas, con un field goal entre medio de 32 yardas para que los de Massachusetts retomaran el marcador a 6:45 del final. Después, Brady se encargó de gestionar el reloj a la perfección y gastar más de cuatro minutos en el último ataque de su equipo, gracias además a una interferencia de pase a Josh Gordon que colocó el ovoide en la yarda 7. El drive también finalizó con tiro de campo bueno, de 22 yardas (33-28).

El partido estaba hecho para New England. Controlaron la posesión más de 10 minutos que su rival, habían dejado a Miami a un rídiculo 14% en conversiones de terceros downs, alcanzaron en cinco ocasiones a Tannehill y se habían repuesto de la mala defensa ante la carrera (142 yardas en los dos primeros cuartos) para acabar, antes de la última jugada, con casi 100 yardas avanzadas más que los de Adam Gase.

Gronkowski recibió 107 yardas en 8 recepciones, más que Gordon (96) y Edelman (86) | Foto: Patriots.com
Gronkowski recibió 107 yardas en 8 recepciones, más que Gordon (96) y Edelman (86) | Foto: Patriots.com

Pero el fútbol americano se juega hasta el último segundo, hasta la última jugada que no deje la pelota muerta, y es que nunca nos deja de sorprender este maravilloso deporte. Con 7 segundos para terminar el tiempo reglamentario, ocurrió la mágica jugada de los Dolphins culminada por Drake, para que Miami permanezca como la gran pesadilla de los Patriots, pues de los últimos 6 enfrentamientos les han ganado 5. Para colmo, complican el posible camino hacia una nueva Super Bowl de su eterno rival. Y es más, New England no ha sido nunca campeón partiendo desde la Wild Card.

VAVEL Logo