Los Packers volvieron a sonreír
Aaron Rodgers tuvo un buen partido con dos pases de touchdown (Imagen: Packers.com)

Los Packers volvieron a sonreír

Green Bay venció 34 a 20 a los Falcons y volvieron al triunfo tras una semana muy difícil, en la cual despidieron a su Head Coach, Mike McCarthy.  

guille-ehraije
Guillermo Ehraije

Green Bay Packers (4-7-1) recibía a los Atlanta Falcons (4-8) en el Lambeau Field en un duelo de necesitados. Ambos equipos decepcionaron y tienen muy pocas chances de clasificar a postemporada a pesar de armarse para ello. El local llegó al juego tras una semana agitada luego de decidir prescindir de los servicios de Mike McCarthy. Los recientes resultados y la mala relación con el quarterback, Aaron Rodgers, fueron los detonantes de la decisión. Por su parte, Atlanta acumula 4 derrotas consecutivas y el sueño de jugar el Súper Bowl en casa se desvaneció de manera muy temprana.

Comienzo prometedor de Atlanta

Los Falcons iniciaron el juego con autoridad y gracias al dúo Ryan-Jones iban a lograr desarticular la defensa de Green Bay. El wide receiver le ganó el duelo al cornerback Jaire Alexander y tuvo un drive sensacional con tres recepciones para 63 yardas. Tras recibir un pase corto por el medio, Julio se escapó y anotó el touchdown. Los Packers reaccionaron y aprovecharon las deficiencias de una defensiva que sufrió durante toda la temporada. En 3ra & 2, Rodgers buscó largo a Davante Adams y llegó hasta la zona roja. El líder por aire volvió a aparecer en escena y empató el juego con una recepción de 7 yardas.

Matt Ryan volvió al campo y la ofensiva no detuvo su marcha. Esta vez, Sanu fue su principal socio por aire e Ito Smith dañó por tierra. No obstante, una captura al quarterback provocó que soltara el balón, aunque para suerte de los Falcons, Tevin Coleman se hizo del ovoide y evitó el intercambio de mando. Matt Bryant tuvo en su pierna la posibilidad de obtener tres puntos más pero el gol de campo de 53 yardas no fue bueno.

Dominio absoluto de los Packers

Tras un inicio frenético, la ofensiva de los Falcons entró en confusión y no encontró los caminos. Por el contrario, Rodgers explotó cada espacio que dejó la defensiva, aunque no logró traducir la superioridad en una anotación. Masón Crosby se mostró seguro y anotó un gol de campo que dejó el juego 10-7.

La paridad dominaba el juego pero los Packers lograrían alejarse gracias a su unidad más criticada, su defensiva. Dentro de la propia yarda 20, Ryan buscó a su ala cerrada, Austin Hooper, pero Bashaud Breeland estuvo atento e interceptó el pase para anotar el pic six. A pesar del poderío ofensivo, los Falcons no encuentran el rumbo y el coordinador Steve Sarkisian no parece tener respuestas a este momento. Green Bay se fue adelante 20 a 10 al medio tiempo gracias a otro gol de campo de Mason Crosby. El kicker tuvo una buena tarde y dejó atrás el errático juego que tuvo frente a los Cardinals.

Bashaud Breeland anticipa a Hooper y logra el pic six (Imagen: Packers.com)
Bashaud Breeland anticipa a Hooper y logra el pic six (Imagen: Packers.com)

Green Bay decidido a liquidar el juego

El complemento inició con un solo equipo en el campo. La defensiva de los Falcons se mostró muy indisciplinada y cometió muchos castigos que le permitieron a los locales avanzar en el campo. Los Packers no podía perdonar nuevamente y Rodgers lanzó un precioso envió con destino a Randall Cobb, quien se hizo del ovoide ante dos defensivos y logró la anotación. 

Atlanta debía reaccionar y anotar de a 7 si quería volver al juego. Sin embargo, las malas selecciones en las jugadas volvieron a jugarle en contra al equipo. Tevin Coleman, de bajo nivel en los últimos juegos, no pudo avanzar en dos ocasiones y Ryan fue capturado en tercera oportunidad. Green Bay recuperó el ovoide y pese a los buenos resultados que le había dado el juego aéreo, intentaron avanzar por tierra por medio de Aaron Jones. El corredor, de excelente presente, perforó la defensiva en cada acarreo y logró el touchdown tras escaparse 29 yardas. El marcador 34 a 7 reflejaba una superioridad absoluta del local que lucía muy tranquilo de cara al último cuarto.

Reacción tardía de los Falcons

La defensiva de los Packers permitió pases cortos y Matt Ryan consiguió avanzar el ovoide con fluidez. El ala cerrara novato, Eric Saubert, consiguió dos buenas recepciones y llegó a medio campo. Julio Jones volvió a ser decisivo y aprovecho un buen envió de Ryan para marcar su segundo touchdown del partido. Sus 106 yardas aéreas en el partido le permitieron al receptor ser el único en la historia de la NFL en superar las 1400 durante 5 temporadas consecutivas.

Los minutos finales se fueron rápido. Green Bay se relajó con la ventaja y Atlanta intentaba descontar aunque el partido se encontraba decidido. Ryan continuó aprovechando las yardas otorgadas por la defensiva local. Con pases cortos hacia sus receptores más importantes, los Falcons volvieron a anotar y decoraron el resultado. Los Packers se quedaron con un triunfo que fue definió muy rápido gracias a la versatilidad de su ataque que aprovechó cada error de la defensiva de Atlanta. Por su parte, los Halcones comenzaron bien el juego pero las malas decisiones y el ausente juego terrestre conspiraron en su contra.

En la Semana 15, Green Bay visitará Soldier Field para enfrentar a los líderes de la NFC Norte, Chicago Bears. Por otro lado, Atlanta jugará su último juego como local cuando enfrente a los Arizona Cardinals en el Mercedes Benz Stadium.

VAVEL Logo
CHAT