Saints rugen en Carolina
Foto: Michael C. Hebert / New Orleans Saints

Saints rugen en Carolina

New Orleans consiguió una victoria fundamental ante Panthers para seguir con su objetivo de ser el mejor de la Conferencia Nacional.

pbarrese
Patricio Barrese

En el Monday Night Football, Drew Brees y New Orleans resolvieron un duro partido ante Carolina por 12-9 y le recordaron a Cameron Newton quién manda en la NFC Sur. Lo que parecía un encuentro de alto vuelo con gran cantidad de puntos, se transformó en un duelo defensivo y de errores que en otras instancias pueden lamentarse. El marcador se definió por las virtudes de Alvin Kamara, la figura.

La NFL tiene rivalidades históricas como Bears – Packers o Redskins – Cowboys. Incluso a niveles de quarterbacks como Tom Brady y Peyton Manning en los recordados partidos de Conferencia Americana entre Patriots y Colts. Sin embargo, ninguna de estas presenta el nivel de odio que hay entre Panthers y Saints. En la previa, Newton recordó con sus calzados su rechazo a las bromas del barrido de escoba y la botella de vino de Cam Jordan luego de las victorias “santas” en la temporada pasada.

EL JUEGO

Comenzó la contienda con Carolina y la iniciativa. Presión a Dreew Brees y bloqueo de receptores para que la única opción sea el juego por tierra, pero si Kamara no funciona en ése rubro como lo fue en gran parte de la primera mitad, es difícil encontrar alguien que lo reemplace.

Panthers tampoco fue un equipo de otro planeta. Sin embargo, una jugada de laboratorio permitió que Christian McCaffrey se transformara en el único jugador en la historia de su franquicia, distinto al mariscal de campo, que lanzara un pase de touchdown -50 yardas –  para Chris Manhertz.

Con el encuentro 6-7 por dos goles de campo de Wil Lutz para Saints, Brees y Newton mostraron que no atraviesan la mejor actualidad. Dos intercepciones para mala recepción y puntería respectivamente, fueron el espejo de la merma en el rendimiento de Saints y la lesión en el hombro que aqueja al quaterback de Carolina. Casualidad o no, coincide con la debacle de la franquicia en la regular.

La duda que ronda por estas horas en los pasillos del Bank of America Stadium es sobre la estrategia de juego planteada por el entrenador en jefe, Ron Rivera. Si el mariscal presenta dificultades para lanzar profundo, ¿por qué no apostó al ataque por tierra con McCaffrey que es uno de los mejores de la liga? Nadie lo sabe. Por cuestiones como esas, Panthers nunca pudo recuperar el nivel que lo llevó al Super Bowl 50.

ÚLTIMO CUARTO

La etapa final fue lo que todo el mundo esperaba: ambos arriesgaban más allá de las dificultades ofensivas que mostraban. Fue inteligente Sean Payton, head coach Saints, que volcó todo su poderío  a las piernas y resistencia a los embates de Kamara. No se equivocó porque el hombre de la Universidad de Tennessee anotó el único touchdown de la velada con un acarreo de 16 yardas.

Brees demostró que no era su noche y en la conversión de dos puntos fue interceptado por Donte Jackson que la regresó para anotar dos puntos y llevar la pizarra al 12-9 definitivo.

Si bien no fue el Monday Night que todos esperábamos por la envergadura de las dos franquicias, la noche del lunes arrojó varias conclusiones. Por un lado, Saints sigue por la senda victoriosa a pesar de no mostrar el nivel superlativo de otras jornadas. El objetivo para las últimas dos semanas será conseguir una posición que le permita definir los encuentros de playoff en casa.

Panthers, por su parte, no tiene posibilidad alguna de continuar este viaje que comenzó con el sol en el horizonte y finaliza con una tempestad de seis derrotas consecutivas.

VAVEL Logo