Anuario VAVEL 2018: Los mejores combates de NJPW del 2018
Okada vs. Omega 3 | Fuente: NJPW

Anuario VAVEL 2018: Los mejores combates de NJPW del 2018

Protagonizado por dos grandes luchadores, este es el listado de los tres mejores combates que ha ofrecido New Japan esté 2018, todos puntuados según el Wrestling Observer.

acesoul
Jesús Pascual

New Japan Pro Wrestling es la empresa de wrestling mejor puntuada en cuanto a sus combates durante los últimos 30 años en el mundo. Y no es de extrañar: New Japan cuenta con algunos de los mejores creativos que existen y un gran plantel de luchadores que están dispuestos a ofrecer grandes luchas aparte de construir muy buenas historias. Sin embargo, este año se han producido algunos de los mejores combates de la historia del wrestling (en cuanto a puntuaciones) que han batido récords. En parte es gracias a dos luchadores que son protagonistas en este top 3, y no es para menos, han sacado todo su potencial en este año y lo han demostrado con creces.

Kota Ibushi vs. Kenny Omega: G1 Climax Día 18 / Puntuación: 5,5 estrellas

Ibushi y Omega son dos viejos conocidos que hicieron pareja en sus inicios y posteriormente se volvieron a reunir cuando Cody traicionó al Bullet Club atacando a Omega, volviendo Kota para salvarlo. Sin embargo, en esta ocasión, estos dos luchadores se enfrentaron en el último combate el grupo B del G1 en el día 18 para ver quien de los dos se coronaría como primero de grupo y sería el que enfrentaría a Hiroshi Tanahashi en la final del gran torneo.

Empezaron el combate con un llaveo clásico, acompañado de varios movimientos aéreos que sorprendieron a los fans. En un momento salieron del ring y comenzaron a conectarse patadas el uno al otro, buscando los puntos débiles y con mucha furia por parte de ambos. Utilizaron los esquineros para maniobrar movimientos espectaculares que terminaban con grandes impactos que debilitaban a ambos, jugando con las emociones del público.

Ibushi buscaba su remate para poder hacer un conteo, pero no conseguía la cuenta, y Omega seguía resistiendo a pesar del dolor. Finalmente, Ibushi conecta un bombazo con las dos piernas a la cabeza de Omega desde el esquinero y después consiguió conectar su remate, dejando fuera de combate a Omega y llevándose el combate.

Al final del combate ambos se dieron un abrazo en señal de respeto. Con esto, Ibushi se consagraba como campeón del Bloque B y enfrentaría a Tanahashi en la final del G1.

Hiroshi Tanahashi vs. Kota Ibushi: Final del G1 Climax / Puntuación: 5,75 estrellas

Como se ha nombrado antes, Ibushi llegó a la final tras derrotar a Omega y ser el campeón del Bloque B, mientras que Tanahashi se convirtió en el campeón del Bloque A tras derrotar a Kazuchika Okada. El ganador de este combate tendría una plaza asegurada en Wrestlekingdom 13 para desafiar a cualquier campeón.

El combate empezaba con unos segundos de llaveo, pero en seguida empezaron a lanzarse patadas y movimientos aéreos complicados. Uno de los momentos más destacados en el cual Tanahashi intenta saltar desde la tercera cuerda hacia su oponente, pero este sube y la aplica un bombazo hacia el filo del ring, siendo uno de los spots más peligrosos de este año.

En mitad del combate se intercambiaron manotazos entre sí, con expresiones angustiosas de cansancio. Finalmente, tras un combate agónico, Tanahashi aplica su movimiento final a Ibushi estando de pie, y posteriormente le aplica otro para rematar el combate y ganar la final del G1 Climax.

Tanahashi salió a celebrarlo con su socio, además recibiendo el trofeo y declarando que desafiará a Kenny Omega por el campeonato peso pesado IWGP para ganarlo y volver a cargar con la compañía a sus hombros.

Kazuchika Okada (C) vs. Kenny Omega por el campeonato peso pesado IWGP: Dominion 6.9 en Osaka / Puntuación: 7 estrellas

Hay un dicho muy famoso de Usain Bolt que reza así: “Los récords están para romperse”, y es lo que ocurrió en el evento pague por ver de Dominion, celebrado en Osaka el pasado 9 de Junio. En el evento principal se enfrentaron, en el tercer capítulo de esta rivalidad, Kenny Omega, quien había sido durante muchos años el principal contendiente al campeonato máximo de New Japan, y por otra parte Kazuchika Okada llegaba como campeón, además de estar forjando el reinado más largo con el campeonato peso pesado IWGP de la historia. El combate sería al mejor de tres caídas sin límite de tiempo.

Durante los primeros cinco minutos los luchadores buscaban realizar su finisher. Después continuaron desarrollando el combate de forma progresiva, aplicando varios movimientos que intentaban ser devastadores, pero ninguno cedía tan fácilmente. Omega intenta aplicar su finisher, pero Okada lo revierte con éxito en un tobstone, golpeando con fuerza la nuca de su rival y llevándose la primera caída a los 28 minutos.

Comienzan rápido la segunda ronda con un Omega buscando la cabeza de su rival para devolverle el movimiento, pero Okada se resistía. Continuaron parte del combate fuera del ring, hasta que omega le aplica un bombazo en el esquinero (imitando el Style Clash de A.J. Syles), un remate final dentro del ring y Omega se llevaba la segunda caída, generando un ambiente de tensión enorme entre los asistentes a los 48 minutos.

Por último, se disputa la tercera y última ronda en la que los dos competidores están tan exhaustos que, intentando Omega conectar un slam caen los dos rendidos por un momento a la lona. Conectan varios golpes sentados en el ring, varios manotazos ya de pie e intentando finiquitar la contienda. Okada intenta un Rainmaker, pero Omega revierte en un suplex alemán. Después Okada intenta una patada voladora que vuelve a revertir Omega en su remate final para después aplicar un segundo remate y dejar fuera de combate a Okada, cubriéndolo con la cuenta de tres y ganando la contienda y la tercera caída, con una duración final de una hora y cuatro minutos. Kenny Omega es el nuevo campeón de los pesos pesados IWGP y el reinado de Okada finaliza con un total de 720 días, siendo el reinado más largo de este título en la historia.

Omega celebra su victoria con los Young Bucks y Kota Ibushi, acompañado de una gran ovación del público. Para muchos, incluido el Wretling Observer, es el mejor combate de la historia que ha podido ofrecer este deporte-espectáculo y por eso recibió la calificación más alta que ha podido recibir un combate en la historia del wrestling: 7 estrellas.

VAVEL Logo