Claves para el duelo entre los Baltimore Ravens y Los Angeles Chargers: quien domine la línea, dominará el encuentro
Ex compañeros, ahora contrincantes, Philips Rivers y Eric Weedle se enfrentarán este domingo (foto Los Angeles Chargers)

Claves para el duelo entre los Baltimore Ravens y Los Angeles Chargers: quien domine la línea, dominará el encuentro

Ambas franquicias tienen estilos muy distintos de ataques, pero ambos necesitan de sus lineas ofensivas para desarrollar su juego. 

christian-torres
Christian Torres

El domingo 7 de enero en el M&T Stadium de la ciudad de Baltimore, se enfrentarán los locales, los Ravens frente a los Chargers de Los Angeles  por uno de los partidos de Comodín de los Playoffs 2019 de la NFL.

El antecedente más cercano entre ambas franquicias fue el encuentro disputado hace dos semanas, en el cual fue triunfo de los Ravens por 22-10 en Los Angeles.  Ese partido nos expuso cuales pueden ser las claves del juego del domingo.

La clave más importante de cotejo serán las líneas ofensivas/defensivas.  El equipo que pueda someter al otro en este aspecto será el ganador. Ahora explicaremos el porqué.

El ataque ofensivo de Baltimore se basa en acarreos. Estas corridas son comandadas por los corredores Gus Edwards, Kenneth Dixon y el mariscal de campo novato, Lamar Jackson. Si la línea puede abrir los huecos, los acarreos se pueden desarrollar  y se desarrollan estos acarreos, la ofensiva de los Cuervos se puede ejecutar de manera exitosa. Y a su vez, con esta modalidad de juego, renovarían continuamente los intentos y podrían manejar el reloj del partido y en la mayoria de casos, el equipo que controla el tiempo de juego se lleva la victoria. En el partido anterior  corrieron más de 160 yardas en 35 acarreos. Esto, además, puede traer apareado, que al estar la defensiva  pendiente por el ataque terrestre, Jackson  podría lanzar pases de manera sorpresiva,  especialmente a sus alas cerradas Mark Andrews y Hayden Hurst quienes son sus armas preferidas en el ataque aéreo. Contra Los Ángeles, Jackson fue el día que más yardas consiguió por aire al totalizar 204 yardas.  La defensiva comandada por linero Joey Bosa y el profundo novato, Derwin James deberán limitar lo máximo posible estos acarreos, y  que Jackson les gane el juego vía aire, que a pesar de haber logrado su máxima cantidad de yardas en la NFL frente a ellos, es su principal debilidad, dado que no es tan preciso y no tienen grandes receptores.  Asimismo, el equipo angelino es muy bueno en cuanto a la cobertura aérea y si Baltimore debe lanzar pases como obligación y no como sorpresa serán fácilmente controlados.

El mariscal de campo novato, Lamar Jackson (foto Baltimore Ravens)
El mariscal de campo novato, Lamar Jackson (foto Baltimore Ravens)

Los Angeles Chargers tienen una ofensiva mucho más vistosa y efectiva. Cuenta con jugadores de calibre como lo son Melvin Gordon, el futuro “salón de la fama” como Philips Rivers y receptores de mucha calidad como Keenan Allen, Mike y Tyrrel Wiliams.  Pero para que esta gran ofensiva pueda desenvolverse, la línea debe tener un partido perfecto. La defensiva de Baltimore es de las mejores de liga, su característica principal es la continua presión que ejercen sobre el mariscal rival. En el partido jugado este año la linea defensiva los dominó a "piacere" ,Rivers fue castigado ferozmente, sufrió 4 embolsadas y tiró 2 intercepciones producto de pases efectuados antes de tiempo para evitar una nueva  una captura. En ese juego logró su peor marca de la temporada al solo acumular 180 yardas sin anotaciones.  Si la línea ofensiva de los Chargers  puede abrir un par de agujeros para que Gordon pueda correr y por sobre todas las cosas, pueden darle tiempo a Rivers para que pueda atacar vía aire, los probabilidades de que el triunfo se vaya a Los Ángeles son altas ya que su ataque tiene muchísimas más variantes que el ataque de Baltimore.

La principal debilidad de este ataque es la escasa movilidad que tiene Rivers, y por eso la dependencia exclusiva de que línea lo proteja adecuadamente. Rivers cuenta con un gran brazo, sumamente preciso, pero no tiene piernas para salir del bolsillo y poder extender las jugadas.  Si el mariscal del equipo dirigido por Anthony Lynn (Rivers) esta con tiempo, puede resultar indefendible para la defensiva cuerva, ya que la combinación que tiene con los Williams y especialmente con Keenan Allen es de lo mejor de la NFL. Ahora si sucede lo mismo que en el partido disputado en el StubHub Center, los Ravens van llevarse el triunfo sin ningún tipo de dudas. Esa será la meta de la defensiva cuerva, presionar continuamente a Rivers y que no tenga tiempo para lanzar pases.

el WR principal de Los Chargers, Keenan Allen y el entrenador Anthony Lynn (los Angeles Chargers)
el WR principal de Los Chargers, Keenan Allen y el entrenador Anthony Lynn (los Angeles Chargers)

Por estas razones analizadas anteriormente decimos que quien domine el sector de las trincheras será el ganador del juego y pasará de ronda en estos playoffs.

VAVEL Logo