Análisis del triunfo de Dallas Cowboys sobre los Seattle Seahawks
en la ronda de Comodín
La defensiva de Dallas Cowboys es uno de los puntos alto de esta franquicia (foto Dallas Cowboys)

Análisis del triunfo de Dallas Cowboys sobre los Seattle Seahawks en la ronda de Comodín

El corredor Ezequiel Elliott y una espectacular defensa fueron los principales responsables de que Dallas Cowboys pase de ronda en los playoffs.

christian-torres
Christian Torres

El triunfo por 24-22 de los Cowboys sobre lo Seahawks en la ronda de Comodín, en el AT&T Stadium de la ciudad de Arlington Texas, dejó mucha tela para cortar y analizar.

No hubo plan B               

Durante la temporada regular, el ataque terrestre de Seattle, fue el mejor de toda la NFL. Promedio más de 160 yardas por partido. Por esta razón, la defensiva de Dallas sabía con exactitud el plan de juego del coordinador ofensivo Brian Schottenheimer. En otras palabras, sabían que los Halcones Marinos iban a intentar correr y se iban a preparar para contrarrestar esta situación. Consecuencia de esto, fue que los visitantes solo acumularon 73 yardas en 24 acarreos y en una sola corrida superaron los diez yardas. Ahora bien, si se sabe  que la defensiva te conoce tu juego, debe haber un plan de juego secundario para neutralizar a la defensa, y esto fue algo que no tuvo la ofensiva del entrenador en jefe, Pete Carroll. No tuvo ideas renovadoras para poder suplir el ataque terrestre y llevarse la victoria. Si bien, la diferencia fue de solo dos puntos (realizaron ocho puntos en el último minuto de juego) y  que el mariscal de campo, Russell Wilson, totalizó 233 yardas aéreas, el ataque de los Seahawks fue muy pobre, y que el pateador de despeje M.Dickson haya realizado siete patadas de despeje, da muestras de esto.

Esta defensiva hace soñar

La defensiva de Dallas, cada vez juega mejor, y es una de los principales responsables por la cual el equipo se haya metido en  la ronda divisional. Haber dejado en solo 70 yardas por tierra al mejor equipo de la NFL en este rubro, es prueba de ellos. Los apoyadores Jaylor Smith y Leighton Vander Esch realizaron una tarea estupenda en secar al tridente de Chris Carson, Mike Davis y Rashad Penny. Entre ambos jugadores sumaron 17 tacles y fueron los líderes en ese rubro de la franquicia texana. También se debe hablar de la línea defensiva. Comandada por Demarcus Lawrence, realizaron una gran tarea al presionar continuamente al mariscal rival, y frenaron muchas corridas en la línea de impacto. La actuación de la defensa en este encuentro muestra que no fue casualidad la labor realizada semanas anteriores, cuando dejaron en solo diez puntos a la mejor ofensiva de la NFL como lo es la de lo Saints. Con este equipo defensivo, la fanaticada de Dallas puede soñar con llegar al próximo Súper Bowl.

Leighton Vander Esch, lider tacleador de los Cowboys (foto Dallas Cowboys)
Leighton Vander Esch, lider tacleador de los Cowboys (foto Dallas Cowboys)

Con Ezequiel Elliott en cancha, el triunfo siempre es posible

El corredor Ezequiel Elliott fue la figura del encuentro, y en este partido demostró porque fue el líder corredor de la NFL. Por momentos, fue indetenible su proceder. En este juego terminó con un 137 yardas terrestre en 26 corridas y una anotación. Además, recibió 4 pases para 32 yardas. Cuando "Zeke" está en el emparrillado, el equipo dirigido por Jasón Garrett, siempre puede aspirar a llevarse la victoria. Si este jugador es "bien alimentado" (es así como pide que le den balón) la ofensiva de Dallas eleva su nivel de manera exponencial, y hasta se puede decir que puede ganar el juego él solo. La semana que viene enfrentarán una línea defensiva muy dura comandada por Aaron Donald, pero los apoyadores no son lo de mejor, y si Elliott puede superar la primera línea, puede castigar mucho a la defensiva Rams.

Ezequiel Elliott, estrella indiscutida de esta franquicia (foto Dallas Cowboys)
Ezequiel Elliott, estrella indiscutida de esta franquicia (foto Dallas Cowboys)

La combinación Amari Cooper-Dak Prescott mejora día a día

Desde que Amari Cooper, proveniente de los Oakland Raiders, arribó a Dallas, el nivel de juego del mariscal de campo Dak Prescott se elevó muchísimo. Con Cooper en cancha, finalmente, Prescott obtiene un receptor en quien confiar y quien puede hacer la jugada que incline la balance a su favor. Y para alegría de Dallas y temor para los rivales, este tándem cada vez juega mejor y se congenian más. En este partido de Comodín, Cooper atrapó siete pases y sumo 104 yardas. Asimismo, la aparición de Cooper, le permitió a Prescott tener más espacio para correr (es una de sus mayores virtudes). Anterior a Cooper, los apoyadores se posicionaban cerca de la línea porque el porcentaje de que sea un acarreo era alto y además los Cowboys no tenían un receptor de calibre. Ahora con Cooper, los apoyadores dan unos pasos para atrás para ayudar a los esquineros en la cobertura de pases, y esos pasos para atrás, generan un espacio que "Dak" puede aprovechar con sus piernas.

Dak Precott, mariscal de campo de los Vaqueros (foto Dallas Cowboys)
Dak Precott, mariscal de campo de los Vaqueros (foto Dallas Cowboys)

Su próximo Rival: Los Angeles Rams

El sábado 12 de enero, los Cowboys irán hasta Los Ángeles, para enfrentarse a los Rams, en el Coliseo de esa ciudad. Los Ángeles Rams, son uno de los mejores equipos de la NFL, tienen una de las más mejores ofensivas de la liga con muchísimas variantes, y al igual que Dallas, cuentan con un corredor que puede ganar el cotejo él solo, como lo es Todd Gurley. Además cuentan con receptores de calidad que dada su velocidad, siempre realizan la jugada grande, como lo son Robert Woods y Brandin Cooks. Si los Vaqueros quieren llevarse el triunfo, deberán concentrados al 100% en materia defensiva, porque los Rams, con un par de jugadas y muy poco tiempo, puede sacar una ventaja irremontable. En cuanto a la defensa, los Rams tienen muy línea muy fuerte, que continuamente meten presión al mariscal rival. Cuentan con Aaron Donald, líder en embolsadas esta temporada y posible ganador del defensivo del año. Seguramente, Dallas pondrá a dos jugadores para contener este jugador, porque si pone solamente uno, lo pasará por encima fácilmente. La defensiva secundaria, desde el regreso por lesión de Aqib Talib mejoró mucho, pero igualmente sigue siendo frágil en la zona del esquinero Marcus Peters. El coordinador ofensivo de Dallas, Scott Lineham seguramente propondrá un ataque aéreo por ese lado. El sector de los apoyadores es bastante flojo, por lo que si se le generan los espacios a Elliott, este puede dañar y mucho.

Igualmente y para recalcar, si los Cowboys quieren llevarse la victoria, es imprescindible que la defensa tenga un partido de diez puntos. De no ser así, van a volver a Texas con las manos vacías.

VAVEL Logo