Análisis de la victoria de Los Angeles Rams en la final de la NFC
El entrenador, Sean Mcvay festejando con Greg Zuerlein el pasaje el próximo Super Bowl (foto Rams.com)

Análisis de la victoria de Los Angeles Rams en la final de la NFC

Con una gran actuación de la defensa y una soberbia producción del pateador Greg Zuerlein, los Rams consiguieron el pasaje a la próxima Super Bowl.

christian-torres
Christian Torres

uEn una final de Conferencia que se decidió en tiempo extra, Los Ángeles Rams derrotaron 26-23 a los New Orleans Saints y accedieron a la Ssper Bowl LIII,  a disputarse el 3 de Febrero  en el estadio Mercedes Benz de la ciudad de Atlanta.

Lo primero que hay que recalcar es que fue un partido sumamente parejo, donde ambas franquicias tenía estudiando al dedillo del sistema de juego del rival y por eso no hubo tantas anotaciones como el partido de temporada regular, donde Los Saints habían sido triunfadores por 45-35.

Las líneas defensivas dominaron las trincheras

Ambas líneas defensivas tuvieron una destacada labor en este encuentro y dominaron a las líneas ofensivas, especialmente frenando los ataques por tierra. La defensiva de los Rams, al igual que la semana pasado donde secó al mejor corredor de la NFL, como es Ezequiel Elliot, solo permitió 48 yardas en 21 acarreos, mientras locales  dejaron en solamente en 77 yardas al equipo de la ciudad de los Ángeles. Recordemos que la semana pasado Los Rams habían hecho un record de franquicia totalizar 273 yardas terrestres. Asimismo  ambas ejercieron mucha presión sobre los mariscales rivales que provocaron lanzamientos defectuosos. Vale señalar, que en el tiempo suplementario, el ala defensivo de los Rams, Michael Brockers, logró deflectar  un pase del mariscal Drew Brees y gracias a esa deflexión, el profundo J.Johnson consiguió interceptar el balón y darle la posibilidad al equipo angelino que gane el encuentro con un gol de campo de Greg Zuerlein.

También en este aspecto hay que destacar el trabajo de los apoyadores Corey Littleton, del equipo visitante y Demario Davis del conjunto de New Orleans. Littleton, seleccionado al partido de las estrellas en esta temporada, finalizó el encuentro con 12 tacleos, mientras  que Davis culminó con 14 tacleos y un pase interceptado

Ajustes necesarios para dar vuelta el encuentro

Luego de un primer cuarto donde fue todo del equipo local (terminó 13-0 ese cuarto), el entrenador en jefe de loa Rams, Sean McVay y sus asistentes, efectuaron los ajustes necesarios para poder dar vuelta el juego.  En el aspecto defensivo la defensiva comandada por el legendario Wade Phillips silenció al mejor receptor de los Saints, Michael Thomas. Este jugador termino con solo 4 recepciones y 36 yardas totales. Además, luego de que en  la primera mitad no encontraban solución para la marca de Alvin Kamara en jugadas de pase, en la segundo mitad y tiempo extra finalmente pudieron frenarlo y que no sea el factor  clave que determine que el cotejo se quede a favor de los locales.  En aspecto ofensivo, McVay pudo encontrar los “matchups favorables”. Entre Brandin Cooks, Josh Reynolds y el ala cerrada Tyler Higbee superaron las 200 yardas yardas en 19 recepciones.

Malas decisiones en momentos críticos

Mucho se va comentar de que los Saints perdieron el encuentro por un error gigante de los árbitros (no cobraron una clarísima falta a favor de los locales que les hubiese dado el triunfo ya que de haberla cobrado, podrían haber ejecutado un gol de campo sin darle tiempo a los Rams para que puedan empatar el juego), pero si dependes de las decisiones arbitrales algo mal se está haciendo. Los jueces se equivocaron para ambos  lados (en la serie anterior a esta falta, no cobraron una clara falta a favor de los Rams que también podría haber cambiado el transcurso del juego). El entrenador en jefe de los Saints, Sean Payton, pecó de soberbio y efectuó malas decisiones sobre el final del partido. En lugar de realizar dos acarreos que le hubieses costado a los Rams que pidan sus tiempo muerto, intentó realizar dos pases. Estos pases fueron incompletos, causando que el reloj del juego se detenga  y que los Rams tengan el suficiente tiempo para cruzar toda la cancha y poder forzar la prorroga con un gol de campo.

Pateadores confiables

Hay un viejo dicho en la NFL que dice, “la ofensiva atrae público, la defensiva gana partidos y el pateador gana campeonatos”. Creo que este partido refleja con exactitud  ese dicho. Las defensas han jugado un gran partido pero quien decretó que Los Ángeles vayan al próximo Súper Bowl fue el pateador Greg Zuerlein. En primera instancia porque concretó una patada 48 yardas sin tiempo restante que mandó el cotejo a tiempo extra (en otras palabras tenía la presión de meter la patada sino se volvían a Los Ángeles con las manos vacías). Y en este tiempo, realizo un impresionante gol de campo de 57 yardas (récord de franquicia en playoff) que sentencio el pasaje a Atlanta.

Greg Zuerlein festejando el gol de campo que forzó de la prorroga del partido (foto Rams.com)
Greg Zuerlein festejando el gol de campo que forzó de la prorroga del partido (foto Rams.com)

El pateador de los Saints, Will Lutz también tuvo una muy buena tarde, al convertir toda patada que ejecuto, para la sobresaliente actuación del pateador de los Rams le valió ser el jugador más valioso del juego.

Con este triunfo y la victoria de los  New England Patriots en Kansas City también en prorroga, ambas franquicias reeditarán el Súper Bowl jugado el 3 de Febrero 2002 donde los Patriotas ganaron el encuentro por 20-17 gracias a un gol de campo del pateador Adam Vinatieri, cuando no quedaba tiempo en el juego. Vale comentar que ese Super Bowl, fue el primero de la era "Brady y Belichick en New England” y 17 años después los volverán a enfrentar.

VAVEL Logo