Super Bowl LIII: ¿nueva conquista de Boston o alegría para Los Angeles?
Los representantes de cada ciudad: Betts, Goff, Brady y Kershaw (Fotos: Patriots, Dodgers, Red Sox y Rams)

Super Bowl LIII: ¿nueva conquista de Boston o alegría para Los Angeles?

Esta edición de la gran final del fútbol americano volverá a enfrentar a equipos del estado de California y Massachusetts, tal como se vio en la Serie Mundial este año.

agustin-esposito
Agustin Esposito

Hay un Super Bowl: Los Angeles Rams se enfrentará en el Mercedes-Benz Stadium de Atlanta a su par de New England Patriots. Un equipo de California contra un equipo de Massachussets, tal como se vio en la Serie Mundial de Beisbol.

A finales de octubre de 2018, Boston Red Sox se llevó el título tras imponerse en cinco juegos contra Los Angeles Dodgers. Ese 4-1 fue producto de las victorias 8-4, 4-2, 9-6 y 5-1 del conjunto de Alex Cora, con los de Dave Roberts descontando en el tercer juego con un resultado a favor de 3-2. Los Rams tendrán la oportunidad de robarle una nueva alegría a la ciudad de Boston el tres de febrero en el Super Bowl LIII. 

Fuera de que volverá a ser un duelo entre los mismos estados, se pueden trazar algunas similitudes entre ambas finales. Es la primera vez en la historia que los finalistas de la MLB y de la NFL vienen de las mismas ciudades (si bien tanto Rams como Patriots tienen sus estadios ubicados a las afueras de Los Angeles y Boston respectivamente). Sin embargo, no es la primera vez que una ciudad tiene un finalista en ambas ligas. Para ser exactos, esto pasó en nueve oportunidades, de las cuales solo en cuatro las franquicias que compartían ciudad se consagrarían a la vez.  

En 1970, los Orioles de Baltimore se impusieron 4-1 ante los Reds de Cincinnati solo un par de meses antes de que los Colts, todavía en Baltimore, vencieran en el Super Bowl V a los Cowboys. Durante 1979, el equipo de Baltimore de la MLB volvería a llegar a la final, que perdió contra los Pirates. Esa misma temporada, los Steelers se consagraron en el Super Bowl XII en la emocionante victoria 33 a 31 ante, nuevamente, Dallas Cowboys. 

Abriendo la década de los 80, los Eagles disputaron su primer final de NFL en la derrota 27-10 con los Raiders. Esa misma temporada, los Phillies se alzaron con el título de Serie Mundial ganándole 4-2 a los Royals de Kansas City. En 1986, los Mets se impusieron 4-3 frente a los Red Sox, dándole el primer título de la temporada a New York, ya que el segundo llegaría en el Super Bowl XXI, con la victoria de los Giants 39-20 sobre los Broncos. La siguiente coincidencia no tardó mucho en llegar y fueron resultados aplastantes, aunque no beneficiaron a la misma ciudad (pero sí al mismo estado): la temporada de 1989, donde los Athletics de Oakland barrieron 4-0 a los Giants, y los 49ers destrozaron 55-10 a Denver en el Super Bowl XXIV. 

Tuvieron que pasar 11 años para volver a tener una coincidencia: los Yankees jugaron y ganaron la Subway ante los Mets, mientras que los Giants no tuvieron la misma suerte en ese año 2000: perdieron 34-7 antes los Ravens. En el 2004, la ciudad de Boston tuvo la primera coincidencia, ya que los Red Sox se alzaron con la Serie Mundial ganándole a Saint Louis Cardinals y los Patriots se coronarían ante los Eagles en el Super Bowl XXIV. 

Solo tres años después, la capital del estado de Massachussets volvió a tener a sus dos equipos en la finales, pero no con la misma suerte: los Patriots no pudieron seguir con el camino de títulos de Red Sox, quiénes habían barrido en la final a los Rockies de Colorado, y perdieron 17-14 el Super Bowl XLII vs Giants. El último antecedente tampoco tuvo como campeón a ambos equipos, aunque en esta ocasión la coincidencia vino por parte de la costa oeste, ya San Francisco Giants trituró 4-0 a los Tigers en la Serie Mundial, pero los 49ers de la misma ciudad no pudieron con Baltimore en febrero. 

En esta temporada, se puede asociar a estos equipos con sus respectivas ofensivas. En la NFL se va a tener al segundo ataque más anotador (Los Angeles Rams, con un promedio de 32.9 puntos por partido), enfrentando al cuarto más anotador (los Patriots convirtieron en promedio 27.2 puntos por partido. Esos promedios en la Serie Mundial fueron similares, ya que los Red Sox fueron quienes más carreras por encuentro anotaron en temporada regular (5.45) y los Dodgers fueron la sexta marca del año (4.82). Así como se tuvo carreras aseguradas, va a haber puntos asegurados en el Super Bowl. 

Otro punto de comparación es la defensiva de los equipos de Boston. Si bien ambas franquicias tuvieron sus dudas en la temporada cuando se analiza ese lado del campo, a final de cuenta lo que terminaba contando eran los puntos o carreras que les marcaban. Los Red Sox permitieron tan solo 3.97 carreras por partido, tan solo la quinta marca de la liga. Patriots tuvo la séptima, dejando a sus rivales anotar solamente 20.3 puntos por encuentro. 

El último punto de comparación viene por el lado del dinero invertido en la temporada baja. Si bien Los Angeles Rams tuvieron una pretemporada movida, armando un equipo lleno de contratos de un año para, por lo menos, llegan a la gran cita de febrero, el equipo tuvo un gasto total de $43.8 millones de dólares, ocupando la posición 24 en temporada baja. Un escalón debajo quedaron los Patriots, gastando $41.7 millones. Dodgers, el equipo de Los Angeles de la MLB que llegó a la Serie Mundial, tan solo invirtió $3 millones de dólares (28 de 30). Totalmente diferente fue la situación de Boston, que gastó $34.2 millones, el quinto equipo de los 30 de las ligas mayores. 

Algo que no pasó nunca es un equipo de la misma ciudad perdiendo ambos partidos, como ya se repasó antes. El tres de febrero los Rams buscarán no cortar esa racha en un duelo por su segundo título en la era Super Bowl ante New England Patriots.

VAVEL Logo
  • Más noticias sobre
  • NFL