Bill Belichick, el estratega dueño de una carrera llena de éxitos
Bajo el mando de Bill Belichick, New England Patriots ganó 5 Super Bowls. (Imagen: NFL.com)

Bill Belichick, el estratega dueño de una carrera llena de éxitos

Tras su asunción en el 2000, Belichick llevó a los New England Patriots a ser una dinastía difícil de comparar. A continuación, repasamos sus inicios, llegada a los Patriots, campeonatos y polemicas al frente de la franquicia.

guille-ehraije
Guillermo Ehraije

New England Patriots ratificó su hegemonía en la Conferencia Americana y disputará la edición LIII del Súper Bowl ante Los Ángeles Rams. Será la tercera definición consecutiva para la franquicia de Massachusetts.

Ante Rams, será una nueva definición para el Head Coach más ganador en la historia de la NFL. Bill Belichick, a sus 66 años, es considerado uno de los estrategas más exitosos y desde su llegada a los Patriots cosechó 16 títulos divisiones de 19 posibles, 9 campeonatos de Conferencia y conquistó 5 Súper Bowls.

El Entrenador en Jefe, nacido en Nashville, tuvo sus inicios en 1975 como asistente del Head Coach de los Baltimore Colts, Ted Marchibroda. En aquella temporada, su equipo cayó en Ronda Divisional ante los Pittsburgh Steelers, a la postre campeón del Súper Bowl X. Al año siguiente, Bill se unió a los Detroit Lions como coach asistente de equipos especiales y luego se hizo cargo del cuerpo de receptores y alas cerradas. En 1978, firmó con Denver Broncos como entrenador asistente de la defensiva y equipos especiales. Nuevamente, su temporada iba a finalizar en Ronda Divisional tras caer sin atenuantes ante los Steelers 33 a 10.

Tras el paso por Denver, Belichick desembarcó en los Giants de New York como asistente defensivo y de equipos especiales de la franquicia que comandaba Ray Perkins. Su trabajo en el equipo de la Gran Manzana fue en ascenso y en 1985, fue designado por Bills Parcells como coordinador defensivo de unos Gigantes que contaban con jugadores del calibre de Lawrence Taylor, Harry Carson, Carl Banks y Leonard Marshall.

La fórmula Parcells-Belichick fue muy exitosa en los Giants. Tras su pase a los Patriots, la relación entre ambos no fue la mejor (Imagen: NFL.com)
La fórmula Parcells-Belichick fue muy exitosa en los Giants. Tras su pase a los Patriots, la relación entre ambos no fue la mejor (Imagen: NFL.com)

Parcells reemplazó a Perkins y vio en Belichick, un entrenador obsesionado en la estrategia y detectar las debilidades del rival. Un año más tarde, los Giants conquistaron el Súper Bowl XXI tras derrotar 39 a 20 a los Broncos. La fórmula Parcells-Belichick continuó y en 1990 vencieron a los Bills de Buffalo para consagrarse en el Súper Bowl XXV. 

Bajo el ala de Parcells, Bellichick logró el éxito que le permitió ser considerado por muchas franquicias como Head Coach. En la temporada 1991 se hizo cargo de los Browns de Cleveland y permaneció hasta 1995. En aquellos años, debió instruirse sobre tener el mando completo de un equipo y delegar la responsabilidad defensiva, aunque siempre bajo su cercano control. Su paso por la franquicia no fue el esperado y solo logró clasificar a postemporada en 1994.

Bill Belichick tuvo su primer trabajo como Head Coach en Cleveland Browns (Imagen: NFL.com)
Bill Belichick tuvo su primer trabajo como Head Coach en Cleveland Browns (Imagen: NFL.com)

Tras su paso en falso por Cleveland, Belichick optó por cambiar de aire y decidió volver a trabajar con Parcells como coordinador defensivo de New England. Tras caer ante los Packers en el Súper Bowl XXXI, ambos se mudaron y se hicieron cargo de los Jets de New York por los próximos tres años. A pesar de no lograr el trofeo Vince Lombardi, Belichick mantuvo a la defensiva dentro de las 10 mejores de la NFL.

A finales de 1999, Parcells se retiró como Entrenador en Jefe y los Jets anunciaron la presentación de Belichick como nuevo Head Coach. Sin embargo, en su presentación ante la prensa, Bill renunció al cargo y anunció que había llegado a un acuerdo con los Patriots. Tras el increíble episodio, New England respetó la decisión del Comisionado de la NFL, Paul Tagliabue, y le entregó a los Jets una selección de primera ronda del próximo draft a modo de compensación.

A partir de allí, Bill Belichick fue el principal protagonista de la mayor dinastía en la historia. Aquel draft del 2000, además, iba a dar comienzo a la combinación head coach-quarterback más ganadora de la NFL. Tom Brady sería elegido en la sexta ronda por los Patriotas y se transformaría en el mariscal de campo más ganador de trofeo Lombardi.

El propietario de la franquicia, Robert Kraft, confió tanto en las condiciones de Belichick que le otorgó la libertad absoluta acerca de las decisiones más importantes del equipo, convirtiéndose en un gerente general. Sin embargo, la primera temporada no sería la ideal para los pats al terminar la fase regular con record 5-11. A futuro, ese año fue el único con marca perdedora para Belichick y además, fue el único año en el que Tom Brady no comenzó como quarterback titular del equipo.

Al siguiente año, Bill confió en aquél quarterback de 6ta ronda y Tom Brady se hizo cargo del equipo. Los Patriots ganaron la División Este con record 11-5 y lograron clasificar a postemporada. Luego, en Ronda Divisional vencieron a los Raiders de Oakland y más tarde, derrotó a los Steelers para lograr la posibilidad de disputar su primera final como Head Coach. Fiel a su estilo defensivo y estratégico, Belichick mantuvo en 17 puntos a la ofensiva de St. Louis Rams que promediaba 31 por juego y se consagró por primera vez en el Súper Bowl XXXVI gracias a un gol de campo de Adam Vinatieri.

Belichick en sus primeros años en los Patriots. En su segundo año conquistó el primer Súper Bowl de la franquicia (Imagen: NFL.com)
Belichick en sus primeros años en los Patriots. En su segundo año conquistó el primer Súper Bowl de la franquicia (Imagen: Patriots.com)

Tras no clasificar a playoffs en 2002 pese a su marca ganadora (9-7), New England iba a lograr, en 2003, su mejor marca hasta ese momento (14-2) e iba a acceder a la postemporada donde vencería a los Tennessee Titans en Ronda Divisional y luego a los Indianápolis Colts en la Final de Conferencia. Finalmente, Belichick lograría guiar a la franquicia hacia su segundo Súper Bowl tras derrotar 32 a 29 a Carolina Panthers. El entrenador en Jefe, además, obtuvo el reconocimiento por parte de liga con el premio “NFL Coach of the Year Award”.

En 2004, los Patriots volvieron a ratificar su dominio en la NFL y lograron finalizar la fase regular, nuevamente, con record 14-2. Tras derrotar a los Colts y Steelers, los Patriots volvieron a la cita máxima donde enfrentaron a los Eagles de Philadephia. Nuevamente, Belichick dio muestras sobradas de su talento y consiguió el trofeo luego que su equipo derrotara a los dirigidos por Andy Reid por 24 a 21. Con ese triunfo, New England igualó la marca de los Dallas cowboys como los únicos equipos en lograr tres anillos en 4 años.

Belichick alcanzaría con los Pats otro de los grandes hitos de la NFL tras igualar a los Dolphins de 1972 como las únicas franquicias con record perfecto en la temporada regular. Con registro 16-0, New England se encaminaba a lograr su cuarto anillo pero cayó 17-14 en el Súper Bowl XLII frente a los Gigantes de Nueva York.

A pesar de la exitosa campaña, la temporada quedaría salpicada por uno de los escándalos más importantes que tuvo la NFL en su historia: el Spygate. Los Patriots y Belichick fueron sancionados por el Comisionado por video grabar las señales del coordinador defensivo de los Jets durante un juego. Luego de comprobarse la responsabilidad del hecho, la NFL multó al equipo con 250 mil dólares y al entrenador con 500 mil.

Cuatro años después, New England volvió a su quinto Súper Bowl bajo el mando de Bill pero se volvió a enfrentar frente a su nemesis: New York Giants. El equipo comandado por Eli Manning lo derrotó 21-17 y lo privó de su cuarto anillo. Sin embargo, los Patriots nunca dejaron de ser protagonistas y tras caer en 2013 en la Final de Conferencia ante los broncos de Payton Manning, el equipo de Belichick volvió a ser parte del Super Bowl XLIX ante los Seattle Seahawks. New England venció a los de Pete Carroll 28 a 24 y luego de lograr su cuarto anillo como entrenador en Jefe, Belichick igualó a Chuck Noll, ex Head Coach de los Steleers, como los únicos con cuarto triunfos en la cita máxima de la NFL.

Tras vencer a Seattle, los Patriots, Bill Belichick y, principalmente, Tom Brady volvieron a quedar en el ojo de la tormenta debido a un caso que generó mucha polémica en el mundo del Futbol Americano: “el Deflategate. Tras una extensa investigación, el quarterback fue suspendido con cuatro partidos de la próxima temporada por la supuesta decisión deliberada que los balones usados en la Final de Conferencia ante los Indianápolis Colts fueran desinflados. La abultada diferencia que hubo en ese encuentro (45-7) hizo aún más controvertido el caso. Además de penalizar a Brady, el equipo fue multado con una fuerte multa económica y con dos selecciones de draft menos.

Al año siguiente, los Pats finalizaron con record 12-4 por cuarto año consecutivo e ingresaron a la Final de Conferencia por quinta vez consecutiva, aunque volvieron a caer, igual que en 2013, ante Denver Broncos. El equipo liderado por Payton Manning terminó consagrándose en el Super Bowl 50 ante Carolina Panthers.

El dominio de los Patriots fue tan abrumador en los últimos ocho años disputaron siempre la Final de Conferencia de la AFC. Solo los Broncos, en dos ocasiones, y los Baltimore Ravens pudieron negarle la posibilidad de disputar el juego final por el trofeo Lombardi. En 2016, los pats ganaron 14 partidos en la temporada regular y quedaron sembrado número de cara a los playoffs. Tras vencer 36 a 17 a los Steleers, los Patriots volvieron a disputar una edición de Super Bowl ante los Atlanta Falcons en el NRG Stadium de Houston. Bill Belichick iba a lograr un triunfo histórico tras dar vuelta un resultado adverso de 28-3 y consagrarse campeón en overtime. El triunfo 34 a 28 le permitió ser el Head Coach con más anillos de la NFL, dejando atrás al mencionado Chuck Noll.

El éxito constante fue parte de la vida de los Patriots desde la llegada de Belichick. Sumada a su estrategia y brillante planificación de los juegos, el entrenador supo manejar un plantel que nunca se dio por satisfecho y siempre buscó más. Además, siempre se sobrepuso a las bajas de jugadores por lesión u otro motivo y se las ingenió para llevar a la franquicia a lo más alto.

Tras lograr su quinto anillo, Belichick y New England se adaptó a la lesión de Julian Edelman y llegaron a otra Final de la AFC donde derrotaron a los sorpresivos Jaguars de Jacksonville. En la edición LII del Super Bowl jugado en Minnesota, Philadelphia sorprendió y se quedó por primera vez con el trofeo Lombardi tras derrotar a los pats 41 a 33.

Sin embargo, durante esa temporada Belichick se vio envuelto en otra polémica cuando su equipo se dirigió a la Ciudad de México a disputar un juego ante los Raiders. El Entrenador en Jefe tuvo desafortunadas declaraciones al afirmar que debido a la posición geográfica del país “fueron afortunados de que no hubiera erupciones volcánicas, terremotos o cualquier otra cosa mientras estaban allí”. Además, luego del partido se encargó a afirmar que no tienen “ninguna prisa” de jugar en tierras mexicanas.

Bill Belichick buscará ante los Rams su sexto anillo. En el Opening Night realizado en Atlanta destacó el trabajo ofensivo de su rival pero “no cree que sea difícil de detener” (Imagen: Patriots.com)
Bill Belichick buscará ante los Rams su sexto anillo. En el Opening Night realizado en Atlanta destacó el trabajo ofensivo de su rival pero “no cree que sea difícil de detener” (Imagen: Patriots.com)

Esta temporada, por décima vez consecutiva, los Patriots ratificaron que son el mejor equipo de la División Este y con record 11-5 clasificaron a playoffs como segundo sembrado, detrás de los Chiefs. En postemporada, el equipo de Belichick volvió a demostrar que es la franquicia que mejor sabe jugar estas instancias y tras superar a Kansas City, en Arrowhead, volvió a meterse en la definición por el título Vince Lombardi por tercer año consecutivo. El domingo disputara la versión LIII del Súper Bowl ante los Rams, aquella franquicia que derrotó a comienzos del 2001 para darle uno inicio a la mayor dinastía en la historia de la NFL. Siempre, con Bill Belichick al mando.

VAVEL Logo