Lamoriello y Trotz orquestan el gran cambio en los Islanders
Lamoriello y Trotz (New York Post)

Lamoriello y Trotz orquestan el gran cambio en los Islanders

Con Lou Lamoriello como director de operaciones y Barry Trotz de entrenador los Islanders han pasado de ser uno de los equipos comparsa de la liga a ser un serio aspirante a la Stanley Cup. 

curro-rodriguez-de-rivera
Curro RodriguezdeRivera

Lou Lamoriello y Barry Trotz dicen que no sabían exactamente qué esperar de los Islanders esta temporada. Hubo muchas preguntas después de que los isleños recibieran 293 goles, el mayor número en la NHL desde 2006-07, y se perdieran los playoffs por octava vez en 11 años. Y hubo una gran incertidumbre sobre el ataque cuando la estrella del equipo, John Tavares, se fue en la agencia libre a los Toronto Maple Leafs.

Las respuestas han llegado en la forma de un sorprendente y los Islanders se han plantado en la  segunda ronda de los playoffs barriendo a los Pittsburgh Penguins en la primera ronda.

Lamoriello, de 76 años, cuya larga carrera incluye convertir a los New Jersey Devils en una potencia de la NHL hace una generación, donde consiguió como directivo tres Stanley Cup, es miembro del Hall of Fame desde 2012. Prometió traer un cambio de cultura a los Islanders cuando asumió el cargo de presidente de operaciones de hockey en mayo de 2018. Unas semanas más tarde, despidió al gerente general Garth Snow y al entrenador Doug Weight.

Trotz fue contratado como entrenador en junio, días después de llevar a Washington a su primer Stanley Cup y tras renunciar abruptamente en una disputa contractual. La contratación fue celebrada por los fans de los Islanders, muy lejos de los días gloriosos de ganar cuatro campeonatos seguidos a primeros de los años 80.

Después de perder a Tavares, Lamoriello se ocupó de llenar la lista de jugadores con experiencia ganadora. Veteranos como Leo Komarov, de 32 años, y Valtteri Filppula, de 35, fueron contratados para ayudar al desarrollo de jóvenes como Anthony Beauvilier y Tom Kuhnhackl, de 27 años, quien ganó dos Stanley Cup con los Penguins. "Buscábamos gente buena, gente que sepa ganar", dijo Trotz. "Eso es importante para nuestro crecimiento como organización y como grupo. Buscamos gente con personalidad y Lou hizo un gran trabajo".

Una gran pregunta en la pretemporada se centró en la portería tras firmar a Robin Lehner para emparejarse con Thomas Greiss. Lehner estuvo en Buffalo la temporada anterior y abandonó un partido debido a un ataque de pánico y posteriormente fue tratado por adicción al alcohol y drogas y también fue diagnosticado con trastorno bipolar y TDAH. Habló abiertamente sobre su vida personal cuando se unió a los isleños, y le dio las gracias a la organización y a sus nuevos compañeros de equipo por brindarle su apoyo.

Greiss y Lehner estuvieron sólidos toda la temporada. Greiss tuvo marca de 23 victorias con un promedio de 2´28 goles en contra por partido y cinco partidos sin recibir gol, mientras que Lehner logro 25 victorias con 2´13 goles en contra de promedio y seis puertas en blanco. Los dos compartieron el Trofeo William Jennings para el equipo que permitió el menor número de goles en la liga. Lehner comenzó los cuatro partidos de la serie contra los Penguins, encajando solo seis goles en 136 tiros, y es finalista del Trofeo Vezina.

El enfoque en la defensa ha significado jugar con más disciplina. Y si bien algunos jugadores disfrutaron de mejoras en su producción ofensiva, significaron reducciones para otros, incluidos Mathew Barzal, Lee, Bailey y Jordan Eberle. Los sacrificios han resultado en un mayor éxito general. "Jugamos en equipo", dijo Trotz. "Creo que todos han renunciado a una parte de sí mismos para ser parte de algo más grande".

El entrenador señala un viaje por carretera en diciembre que se convirtió en un trampolín para el resto de la temporada. Habían perdido cinco de los nueve anteriores después del fin de semana de Acción de Gracias, y luego ganaron tres de cuatro. "Creo que desde ese momento realmente confiamos en nuestro juego", dijo Trotz.

"Entré en este equipo y hablé directamente con los muchachos en el verano y muchos de ellos dijeron 'vamos a llegar lejos'", dijo Lehner. "Eso solo creció durante la temporada cuando el sistema comenzó a funcionar y empezamos a jugar juntos".

Los Islanders dicen que no están satisfechos con el simple hecho de llegar a la segunda ronda, donde enfrentarán a Carolina o al ex equipo de Trotz, los Capitals. "No estamos cerca de donde queremos estar", dijo Bailey, "Tienes que ganar cuatro eliminatorias para ganarlo todo”

VAVEL Logo