St. Louis Blues se impone a sus fantasmas e iguala la final
O´Reilly, héroe en St. Louis | Foto NHL.com

St. Louis ha reclamado en este cuarto partido de la final de la Stanley Cup su derecho a seguir soñando con el primer título para la franquicia. Un partido que en la tónica de la serie ha supuesto un derroche físico por parte de los dos equipos y en el que hasta el final ha sido imposible adivinar el devenir de este duelo de golpes físicos, y morales.

Un partido en el que cada golpe o intento de dominio de un equipo, era respondido por el otro, un duelo digno de una final.

(2) St. Louis Blues 4-2 Boston Bruins (2)

Se enfrentaban los locales al gran reto de reponerse de la dura derrota sufrida en el tercer periodo de la serie y el de torcer la estadística que marcaba por derrotas los partidos como locales de los de Misuri en las finales de la Stanley Cup disputadas hasta ahora por la franquicia.

Y no tardaron los Blues en proclamar que esta debía ser su noche, Ryan O´Reilly abría el marcador a los 43 segundos de partido inflamando el ambiente del Enterprise Center. No se amilanaron los visitantes que poco a poco revirtieron el empuje de St. Louis y consiguieron el empate con gol de Charlie Coyle, que conseguía su gol al igual que en los dos partidos anteriores de la final.

Cuándo parecía que el tempo del partido se inclinaba a favor de los Bruins, Tarasenko volvía a aliviar la presión local batiendo a Tuukka Rask tras pescar el rebote a un tiro previo de Alex Pietrangelo. Gol tras rebote o rechace que ha sido la tónica de este partido en la que la presión que dificultaba los tiros era el único posible con el gran estado de forma de Rask y Binnington.

Entran en juego los equipos especiales

Con la ventaja de un gol para los locales se inicia el segundo periodo y si bien en el primer periodo el banquillo de los castigados no recibió visitas, en este los árbitros tuvieron más trabajo.

Y fue Boston como viene siendo habitual en estos playoff el que sacó tajada de los duelos con diferencia en el número de jugadores. Primero volvieron a desmontar otra superioridad de St. Louis sin ningún apuro. Poco después el miedo volvía al equipo local, porque serían ellos los que quedarían en inferioridad frente a un Boston en racha que parece convertir en gol cada powerplay que disfruta. Pero los defensores azules también consiguieron neutralizar la jugada y eso les proporcionó un plus de ánimo que les llevó a cercar la portería de Boston.

Dominio que se tradujo en otra superioridad local, pero Boston dando otro giro al partido, marcó con un hombre menos por medio de Brandon Carlo llevando la inquietud a la parroquia local de nuevo. Llegando al segundo descanso con las espadas en todo lo alto.

Tercer periodo con emoción

Ambos equipos saltaron al hielo para el último tercio sabiendo que el próximo golpe podría ser definitivo. Boston devolvía al banquillo a Zdeno Chara que sufrió un discazo en la cara en el segundo periodo, pero no saldría al hielo, buscando con la presencia del capitán insuflar ánimo a los compañeros desde la valla.

Ambos equipos buscaron la portería contraria, pero sería otra vez Ryan O´Reilly el que encontró el camino hasta el fondo de la portería de Rask pescando otro rebote a otro tiro de Pietrangelo. Este sería a la postre el gol ganador del partido a pesar de los esfuerzos de Boston, que acabó recibiendo otro gol en la fase final del partido tras vacíar la portería para poner un sexto atacante buscando el empate a la desesperada.

La serie vuelve a Nueva Inglaterra para la disputa del quinto partido que pondrá a uno de los dos equipos a una sola victoria de convertirse en ganador de la Stanley Cup 2019, así que podemos esperar aún más intensidad si es que eso es posible.

VAVEL Logo