Chicago Blackhawks mira esperanzado al futuro
Foto: NHL.com

Ya es la decimosegunda edición de la convención anual de los Chicago Blackhawks. Ya se ha convertido en tradición que en el último fin de semana de julio se produzca el encuentro entre directivos, jugadores y fans, y que marca la temperatura del ánimo y la altura de las expectativas de cara a la temporada siguiente.

Podría decirse que desde que ocurriera el desastre frente a Nashville Predators en 2017, los Blackhawks afrontan el verano con un punto de optimismo, dudas también, pero menores que en años anteriores. Y es que una vez que se colgaron los patines y se vaciaron las taquillas, las buenas noticias empezaron a llegar a Chicago.

La primera, una inesperada tercera elección en el Draft 2019 que daba la opción de añadir a un jugador de impacto y en el que sería elegido Kirby Dach. La segunda e igualmente importante, ha sido que por primera vez en muchos años, Stan Bowman, el gerente general, ha podido trabajar sin la espada de Damocles que representaba el límite salarial, y que obligaba un año tras otro el deshacerse de jugadores para intentar sustituirlos por otros similares, pero con salarios más ajustados. Este verano ha podido añadir jugadores que mejoran al equipo sin deshacerse de piezas valiosas a cambio.

Jeremy Colliton | Foto: AMR Alfiky/AP
Jeremy Colliton | Foto: AMR Alfiky/AP

Jeremy Colliton también afronta la temporada por primera vez desde el inicio tras sustituir a Joel Quenneville, y tiene la oportunidad de amoldar al equipo a sus esquemas, diferentes a los de su predecesor, en los diferentes campamentos de entrenamiento que tienen lugar en verano, y no en medio de la competición: "No hay duda, es una gran oportunidad", declaró el entrenador en jefe en el día de apertura: "Una ocasión de que haya el desarrollo sistemático de un plan, una progresión en el aprendizaje, y el disponer de la cantidad de entrenamientos y sesiones de vídeo necesarias para que el equipo juegue como queremos. Es emocionante."

Jonathan Toews y Patrick Kane, entusiasmados

La opinión de Toews como capitán y uno de los referentes del equipo era una de las más esperadas, y no dudó en expresar que tanto los acontecimientos referidos al draft como a la agencia libre, le han dado aliciente a esta parte de la temporada. Como capitán y obviamente como persona, expresó la tristeza que le producía el ver partir a compañeros con los que tenía un vínculo, pero eso se compensaba con la emoción de encontrarse con los nuevos, sobre todo tras comprobar su historial como jugadores y su reputación en el mundo del hockey.

Y si Toews es un ancla del equipo en el vestuario, Patrick Kane lo es en el hielo, tras firmar 44 goles y 66 asistencias la pasada campaña. El estadounidense sigue afirmándose en la élite tras entrar en la treintena: "Ha sido un verano largo", afirmó Kane: "Creo que todos tenemos ganas de ir a la concentración y ponernos en marcha."

Brent Seabrook, otro de los pesos pesados del vestuario, remacha las afirmaciones de sus compañeros: "Hay que fijarse en los movimientos que Stan Bowman y la gerencia han realizado. Todos estamos con ganas y queremos empezar los entrenamientos."

Es que obviamente, a pesar del buen trabajo que parece haberse realizado, no sería muy razonable decir que Chicago Blackhawks se han convertido en una de las mejores plantillas de la liga, pero vistos los vuelcos y sorpresas de los playoffs de este año, si el equipo consigue uno de los 16 preciados puestos que dan derecho a jugar la postemporada, tendrán su oportunidad de devolver la Stanley Cup a las vitrinas del United Center.

VAVEL Logo