Seth Rollins vuelve a la cima: Reseña de Summerslam 2019
Serh Rollins alzando el título universal | Fuente: WWE.com

Seth Rollins vuelve a la cima: Reseña de Summerslam 2019

El evento más grande del verano finalizó dejando tras si una buena combinación de actuaciones y combates destacados.

erick-almache
Erick Almache

El evento se llevó a cabo en Canadá con un público que se mostró muy entregado incluso desde el kickoff previo a los combates de la cartelera principal.

Combate por el campeonato crucero: Drew Gulak (c) vs Oney Lorcan 

Una lucha que pudo dar más de sí. Lorcan comenzó muy bien, aplicando con mucha contundencia  sus movimientos, lo cual sorprendió mucho a Gulak en un inicio. Con el paso de los minutos el combate se equilibró un poco, sin embargo Gulak se vio muy superado, por lo que no tuvo más remedio que ocurrir a golpear el cuello de Oney cuando el arbitró estaba distraído para llevarse la victoria. Combate fuera de los estándares del estilo crucero, pero con buen ritmo y un retador que lució en el ring.

Apollo vs Buddy Murphy

Una lucha intrascendente en la que los competidores no tuvieron tiempo para demostrar nada, y que prácticamente sirvió como una excusa para que Rowan atacara a Murphy por sus acusaciones sobre los ataques a Roman Reings. En resumen, un segmento llamativo y poco más.

Combate por los campeonatos en parejas femeninos: Alexa Bliss y Nikki Cross (c) vs The iconics

A falta de un combate por parejas en la cartelera principal, resultaba positivo tener este combate aunque fuera en la previa del show. Tanto campeonas como retadoras intentaron ofrecer buena imagen, pero el poco tiempo del combate, sumado al hecho de que era el final del kickoff, impidió que fuera algo más que un lucha pasable. Al final las campeonas retuvieron con un remate de Alexa Bliss desde la tercera cuerda.

Combate por sumisión por el campeonato femenino de Raw: Becky Lynch (c) vs Natalya

WWE sorprendió a los espectadores al apostar por este combate para comenzar el evento. Desde el primer momento ambas se centraron en dañar la zona que les permitiera a aplicar su llave de rendición, Becky se centró en el brazo de Natalya, y por su parte la retadora se centró en las piernas de la irlandesa. El público también fue un factor importante en el combate, ya que si bien al principio se mostraron muy a favor de Natalya por estar en su ciudad natal, con el tiempo fueron identificándose con la campeona que tuvo que soportar un severo castigo inicial. El combate finalizó con una secuencia en la que ambas aplicaron la respectiva llave de la otra, sin embargo, Becky revirtió la situación y provoco la rendición de Natalya con su desarmadora en un final correcto, pero un tanto abrupto.

Goldberg vs Dolph Ziggler 

Sin duda, el combate más infame de la noche, un segmento en el que lo único que se vio fue a Goldberg dilapidando la carrera de Dolph Ziggler en una contienda que no sobrepasó los dos minutos de duración, todo para ocultar a toda costa que Goldberg es incapaz de sostener un combate normal. Por si fuera poco el ataque de Goldberg tras el combate, tampoco ayudó mejorar lo que fue un espectáculo que dividió a los amantes de las leyendas y a los fans que opinan que Ziggler merece mucho más que esta humillación.

Combate por el campeonato de Estados Unidos: Aj Styles (c) vs Ricochet

Si de calidad se trata, este fue el combate que mejor nivel ofreció en toda la noche. Desde el primer momento ambos mostraron mucha intensidad combinando el dinamismo de Ricochet con la técnica de Styles. Por parte del retador, supo manejar en un inicio la presencia de Gallows y Anderson fuera del ring, sin embargo en el tramo final se centró tanto en contenerlos, que permitió a Styles cazar al vuelo a un Ricochet que se disponía a finalizar con un remate aéreo. El combate tuvo un excelente ritmo que permitió que ambos lucieran y mostraran una lucha muy técnica, de lo mejor de la noche.

Combate por el campeonato femenino de SmackDown: Bayley (c) vs Ember Moon

Una lucha que se quedó un poco corta, desde el inicio se vio a ambas con ganas de ofrecer un buen combate. Ember Moon tuvo la iniciativa y el desarrollo del combate no fue malo, sin embargo, el gran defecto de la lucha fue que en ningún momento dio la sensación de que Ember fuera a arrebatarle el título a la campeona, le faltó contundencia y un tanto más de agresividad para poner en aprietos a la campeona, se echó en falta un poco de la malicia que mostró en las semanas previas al combate. Al final Bayley supo ser efectiva con un remate desde la esquina que incapacitó a Ember para la cuenta de tres. Sin duda, un buen combate que deja en claro que ambas pueden dar un poco más.

Kevin Owens vs Shane McMahon:  si Owens pierde, abandona WWE

Combate atractivo, no tanto por lo que se vio en el ring, sino por la atmósfera que se vivió en todo momento. La entrada de Owens enloqueció al público de Canadá, que le apoyó desde el primer minuto. A partir de ahí, las trampas de Shane y las interferencias de Elias fueron encendiendo al público local, que no tuvo ningún inconveniente en vitorear el golpe bajo con el que Owens desestabilizó a Shane para aplicar su stunner y llevarse la victoria. Al final Owens se queda y sale muy reforzado con un triunfo que le otorga el apoyo completo de la afición y le refuerza de cara a un posible ascenso a la escena titular.

Charlotte vs Trish Stratus

En esta contienda se enfrentaban el presente con el pasado, y el resultado fue más que satisfactorio. A pesar de la inactividad, Trish no tuvo problemas para llevar el ritmo del combate. Enfrente tenía a una Charlotte que, como siempre, ofrece un gran nivel entre las cuatro cuerdas, el intercambio de golpes fue fluido, pero con el paso del tiempo, Trish reaccionaba peor a los movimientos de Charlotte, y eso no se debió a que no hiciera un buen combate, se trataba más bien que a pesar de su forma física, ya no se encuentra al nivel de alguien como Charlotte. Al final Charlotte aprovechó su rapidez para aplicar una patada en la cara que le permitió conectar la figura cuatro y hacer rendir a su oponente. Combate fantástico que de haberse celebrado diez años antes, sería un clásico.

Combate por el campeonato de WWE: Kofi Kingston (c) vs Randy Orton

Como uno de los combates estelares se esperaba mucho de este encuentro, que si bien no decepcionó del todo, tuvo un resultado que no dejó satisfecho a nadie. Desde el principio Orton mostró un estilo de lucha agresivo que el campeón supo manejar, la acción fue muy pareja, y Kofi se mostró con muchas ganas de reivindicarse ante su primer gran reto. El combate iba en crecimiento y todo apuntaba a una buena lucha, sin embargo la cuenta de diez arruinó todo el progreso, brindando un final inconcluso y dejando a Kofi sin la oportunidad de retener el cinturón ante un rival de prestigio como lo es Orton. 

Finn Balor vs Bray Wyatt

La gran sorpresa de la noche llegó con esta lucha, dado que había mucha incertidumbre para ver cómo sería esta nueva versión de Bray Wyatt, y al final el resultado se resume en una sola palabra: escalofriante.  Con una apariencia temible y una entrada que dejó atónitos a los fans en Toronto, a Bray Wyatt le bastaron unos minutos para deshacerse de un Fin Balor que prácticamente fue inexistente en el combate. Al final Wyatt aplicó su llave de asfixia para dejar a Balor inconsciente y al universo de WWE expectante por ver qué sigue para este nuevo fenómeno del terror.

Combate por el campeonato universal: Brock Lesnar (c) vs Seth Rollins

Gran cierre para terminar un buen evento. Desde que sonó la campana se vio a Rollins enardecido, atacó a Lesnar con todas sus fuerzas a pesar de su mala condición física. Por su parte, el campeón no se molestó en ampliar su arsenal más allá del tradicional supplex alemán, cuando Brock parecía tener el control y la victoria asegurada, Rollins arriesgó todo con un increíble salto en plancha desde el poste a la mesa de comentaristas, impactando a Lesnar y desequilibrando el combate. Cuando ambos lograron volver al ring, el campeón parecía recuperado y dispuesto a aplicar el F5, a pesar de ello, Rollins estuvo ágil y revirtió la situación aplicando un pisotón a la cara de Lesnar que le permitiría lograr la victoria. Un final en el que se impuso la épica y en el que el público enloqueció con la victoria de Rollins, que vuelve a reinar y que cierra con broche de oro el evento más grande del verano.

VAVEL Logo
CHAT