La NHLPA declina renegociar el convenio colectivo asegurando
la paz laboral hasta 2022
Donald Fehr y Gary Bettman (Sportsnet)

La NHLPA declina renegociar el convenio colectivo asegurando la paz laboral hasta 2022

Habrá paz laboral en la NHL durante al menos los próximos tres años. Tanto jugadores como liga prefieren trabajar en la extensión del acuerdo sin tomar medidas de fuerza por ninguna de las dos partes.

curro-rodriguez-de-rivera
Curro Rodriguez de Rivera

El sindicato de jugadores, la NHLPA, anunció el lunes que había decidido rechazar la opción que tenían de reabrir el Acuerdo de Negociación Colectiva (CBA). Los jugadores podrían haber optado por reabrir la negociación lo que habría significado que el acuerdo actual, que finaliza después de que la temporada 2021-22, hubiera concluido el 15 de septiembre de 2020.

"Si bien los jugadores tienen inquietudes con el CBA actual, estamos de acuerdo con la Liga en que trabajar juntos para abordar esas inquietudes, es el curso de acción preferido en lugar de terminar el acuerdo después de esta temporada", dijo el director ejecutivo de la NHLPA, Donald Fehr, en un comunicado. "Hemos estado discutiendo con la Liga sobre una extensión de la CBA y esperamos que esas conversaciones continúen".

"Estamos satisfechos con la decisión de la Asociación de Jugadores de la NHL de no reabrir el Acuerdo de Negociación Colectiva", dijo el comisionado de NHL Gary Bettman en un comunicado. "Esperamos seguir trabajando con la NHLPA en beneficio de todos los interesados, especialmente nuestros aficionados". Los propietarios de la NHL tenían una fecha límite para el 1 de septiembre para decidir si querían renegociar el CBA, pero decidieron no hacerlo, declarando: “Según el estado actual y el negocio del juego, la NHL cree que es esencial continuar construyendo sobre el impulso que hemos creado con nuestros jugadores y, por lo tanto, no ejercerá su opción de reabrir el CBA ".

Si bien la liga ha expresado su felicidad con el acuerdo actual y está de acuerdo con dejar que se agoten los últimos tres años, los jugadores, aunque han optado por no reabrirlo, ciertamente tienen problemas que quieren resolver. Dado que el depósito en garantía y la futura participación en los Juegos Olímpicos son dos de los temas más importantes que requieren claridad, el hecho de que las conversaciones entre ambas partes en el período previo a estos plazos se hayan clasificado como bastante positivas hace que se tengan esperanzas en la continuidad de la paz laboral a largo plazo.

"Solo puedo hablar desde el punto de vista de la Liga", dijo Bettman durante el NHL Player Media Tour en Chicago a principios de este mes. “Obviamente, hay cosas que creemos que son cuestionables en el actual acuerdo de negociación colectiva, pero cuando lo equilibramos con la estabilidad y la paz laboral, el saldo es positivo a favor de avanzar sin la posibilidad de distracción. El sindicato tiene que tomar una decisión similar. Creo que en todos nuestros tratos a lo largo de los años, creo hablar de rencor sería un poco exagerado. Siempre ha sido profesional. Siempre ha sido cordial. Creo que el problema surge cuando hay problemas importantes de desacuerdo. Incluso en aquellos asuntos en los que estamos enfocados donde un cambio podría ser apropiado, hemos decidido que ahora no es el momento, y si podemos resolver nuestros problemas y posiblemente extender el CBA, eso sería algo bueno".

En los antecedentes de la negociación colectiva podemos recordar la huelga jugadores de 1992 y los lock-out de las temporadas 1994-95, 2004-05 y 2012-13. La huelga de 1992 duró 10 días, la liga aceptó las demandas salariales de los jugadores y los clubes despidieron al entonces comisionado de la NHL, John Ziegler. El cierre patronal de la 94-95 duró 104 días y la campaña hubo de reducirse a 48 partidos instaurando el tope salarial para rookies y los contratos two-way que permiten que un jugador pueda ejercer tanto en la NHL como en un equipo de una liga menor, afiliada, y cobrar diferentemente en función de los partidos que juegue en cada una de las ligas. El choque más sonado entre jugadores y NHL fue el cierre patronal de la 2004-05 que supuso la cancelación total de la temporada y llevó a muchos jugadores a participar en ligas europeas esa temporada, concluyó con la instauración del tope salarial para toda la liga, no solo para los contratos de los rookies. En la temporada 12-13 se produjo un nuevo cierre porque los clubes consideraban exageradas las ganancias de los jugadores y temían en la quiebra de la liga, el acuerdo no llegó hasta enero de 2013 reduciéndose la liga a 48 encuentros, con ajustes del límite salarial y la extensión de los contratos.



VAVEL Logo