Patriots destrozan a unos Jets sin rumbo
Tom Brady comanda el ataque de los Patriotas en el Gillete Stadium | Foto: New England Patriots

Con realidades totalmente diferentes, Patriots y Jets se enfrentan el Semana 3 de la NFL; New England busca caminar firmemente en su disputa al Super Bowl, mientras que New York está en búsqueda de encontrar su mejor ritmo en un aras de reconstrucción.

Dos victorias consecutivas con total autoridad ponen como favorito a los 'pats' frente a los Jets quienes aún no conocen la victoria y tendrán que jugar con su tercer quaterback tras las lesiones que los han abrumado en el inicio de temporada y entrarán a la cueva del lobo, el 'Gillete Stadium', casa de los actuales de los campeones de la NFL.

Comienza la masacre

A pesar de que la ofensiva de los Jets se ve mejor con Luke Falk, el tercer quaterback del equipo, siguen fallando al momento de mover las cadenas y de ser consistentes. Durante la primera serie ofensiva del partido los 'neoyorquinos' tuvieron que ceder el balón tras haber logrado mover las cadenas una sola vez.

Tom Brady y compañía iniciaron su serie con paso firme, la semana pasada su receptor favorito fue Antonio Brown, quien fue cortado el viernes pasado tras los escándalos en los que se vio inmerso y en esta ocasión Brandon Bolton cumplió esa función al inicio del partido; hasta llegar a tierra prometida por la vita terrestre con Sony Michel y se adelantaran por seis puntos tras la falla del punto extra por Stephen Gostkowski (Jets 0-6 Patriots).

Los Patriots aplicaron la misma receta de su primera serie ofensiva, a una defensiva que pareciera de plástico y le brindaba las oportunidades a Tom Brady de encontrar a sus receptores, solo que ahora por la via aérea de las manos de Phillip Dorsett y ampliaron el marcador hasta con punto extra (Jets 0-13 Patriots).

Con esta anotación Tom Brady rebasó a Drew Brees como el segundo quaterback con más pases de touchdowns en la historia de la NFL con 523 y se posiciona a solo 16 pases más para superar al legendario Payton Manning.

 New England mantiene el dominio

Apenas al inicio del segundo cuarto los Patriots anotó otro touchdown por la vía aérea (Jets 0-20 Patriots) que suma en las estadísticas de Brady. No podría estar más marcado el dominio; mientras que los Jets en tres jugadas tienen que ceder el balón, los Patriots avanzan por el emparrillado sin problema alguno y aumentan su ventaja.

Después de tres series ofensivas que los dejaron desangrados, la defensiva de los Jets por fin pudieron detener a Brady y compañía para provocar el primer despeje del partido de New England en el segundo cuarto. Sin embargo es tanta la falta de coordinación en la ofensiva, que hasta el momento lo máximo que han logrado es mover las cadenas en dos ocasiones; panorama muy oscuro es el que tiene New York en esta visita en Boston.

La defensa de los Jets comenzó a responder en los momentos finales del segundo cuarto, lograron contener en la raya a la ofensiva de New Enegland y logró que despejaran en tres ocasiones e incluso lograron hacer más daño de lo previsto, al provocar que Julian Edelman hiciera un viaje a los vestidores por una probable lesión.

Jets salen inspirados pero...

Tras el medio tiempo los Jets recibieron el balón para que Luke Falk iniciara la primera serie ofensiva del tercer cuarto, sin embargo la historia dominante de la defensiva de los 'pats', se repitió ahora con una gran intercepción de Devin McCourty en la tercera jugada de los 'neoyorquinos' y como era previsto, New England hizo valer este error al sumar un field goal de los pies de Stephen Gostkowski (Jets 0-23 Patriots).

Falk continuo con su mal día al no poder mover una vez más las cadenas y el ánimo del equipo sin duda está golpeado, ante la arrollada de New England, todo parecía indicar que iban a frenar la ofensiva de los 'pats' tras una infracción que dejó en 3ra y 22 por avanzar, sin embargo un error del esquinero Darryl Roberts hizo que consiguieran llegar a zona roja y posteriormente lograr el touchdown (Jets 0-30 Patriots).

Un error del novato Olszewski en el despeje, impidió que New England continuara con su racha de no recibir puntos después de la Semana 1 contra Pittsburgh Steelers y otorgó el primer touchdown a New York Jets tras la recuperación del ovoide de Arthur Maulet (Jets 7-30 Patriots).

A firmar el trámite

El cambio en el coacheo defensivo en los Patriots provocó que fuera una de las defensivas que más miedo causa, arriesga y juega con mucho más intensidad, muestra de eso son los más de nueve despejes que tuvieron los Jets y los 10 puntos recibidos en las tres primeras semanas de la temporada número 100.

Afortunadamente para los Jets la ofensiva en el último cuarto respondieron para evitar la blanqueada, una intercepción de Jamal Adams recortó la diferencia tras llevar el ovoide a los diagonales (Jets 14-30 Patriots) y en búsqueda del milagro hicieron una patada corta que dejó con muy buena posición de campo a New England.

Con pocos minutos en el reloj y el milagro prácticamente imposible, los Patriots lograron la victoria al imponerse 30-14 en casa, con una ligera turbulencia que causó la defensiva de New York, así es como continúan con su paso perfecto en la temporada número 100 de la NFL con la formación victoria.

La próxima semana New England enfrentarán a los Bills de Buffalo un equipo que les exigirá un poco más a comparación de sus recientes contrincantes, sin embargo todo parece lucir para otra campaña en la que pueden lograr llegar al Super Bowl y volverlo a ganar.

Por otro lados los Jets tendrán un largo calvario en el que les urge coordinar más su ofensiva, pese a tener a su tercer quaterback como titular sin duda luce mejor que Siemian y Sam Darnold.

VAVEL Logo