San Francisco aplasta a los Browns y mantiene el invicto
San Francisco hizo lo que quiso en casa y deshizo a la defensiva de los Browns | Foto: Cleveland Browns

San Francisco aplasta a los Browns y mantiene el invicto

El equipo de Kyle Shanahan demostró que su paso perfecto es gracias por el gran nivel a la defensiva y ofensiva que tienen.

ranger-montes-ramirez
Armando Montes Ramírez

San Francisco 49ers recibe en el Monday Night Football a Cleveland Browns, después de su semana descanso y en el que buscarán mantener su paso perfecto en el inicio de la temporada 100 de la NFL. Tras una temporada en la que Jimmy Garoppolo estuvo ausente debido a una lesión, el quaterback de los 49ers ha regresado demostrando su mejor nivel y la mejor versión ofensiva del equipo en su últimos años.

En contraparte los Browns que han logrado iniciar un proyecto con el pie derecho, con la adquisición por la agencia libre de grandes jugadores que cambian totalmente el rostro del equipo, han tenido un inicio turbulento al registrar dos victorias y dos derrotas. Hasta el momento Freddie Kitchens, ha logrado mantener a uno de los peores equipos de la temporada en lucha para llegar a la postemporada, situación que no pasaba desde hace mucho tiempo.

Inicio eléctrico de San Francisco

La ofensiva comandada por Jimmy G sorprendió a conocidos y extraños en la primera jugada del partido, en la que lograron llegar a las diagonales en una sola jugada tras el acarreo de 83 yardas de Matt Breida.

Como si se tratara de una película de pesadilla Baker Mayfield no logró hacer nada en su primera ofensiva y aunado a esto fue interceptado por Richard Sherman, tras poco tiempo de haber obtenido la posesión del balón. Error que le costó muy caro, puesto que una vez más la ofensiva de San Francisco logró capitalizar con otro touchdown para adelantarse 14-0 en el marcador.

 La defensiva de San Francisco no bajó la intensidad durante el primer cuarto e incluso provocaron un fumble a Baker Mayfield, que se encontraba desconcertado ante la presión del rival y el poco tiempo que le otorgaba su bolsa de protección para desarrollar la jugada. 

Tras el fumble los 49ers estuvieron en la yarda 30 de campo enemigo, sin embargo se encontraron contra una defensiva mejorada que los llevó a intentar el gol de campo que fallaría Robbie Gould y dejaría a los 'cafés' con esperanzas para el segundo cuarto.

Casi, pero no para los Browns

Los Browns se sacudieron la tremenda sacudida que recibieron en el primer cuarto, la búsqueda de un touchdown era la prioridad, pero las coberturas de la defensiva secundaria de San Francisco impidieron que Mayfield lograra encontrar a sus receptores pese a estar lanzando 'escopetazos' en la zona roja. La única opción que tuvieron fue recurrir a Austin Seibert para lograr los primeros tres puntos del encuentro (Browns 3-14 San Francisco).

Jimmy G y su sólida ofensiva comenzaron a bajar los decibeles a la ofensiva, a diferencias del primer cuarto, no lograron llegar a campo enemigo; lo que fue un tanque de oxígeno puro, los Browns lograron a retomar su nivel de partidos pasados. Usando a Odell Beckham Jr. como el factor sorpresa lograron llegar a zona roja tras un gran acarreo, sin embargo un pésimo envío condenaría al equipo a una intercepción que lograron frenar a un poco más adelanta de la mitad del emparrillado.

El error de Collins fue aprovechado por los 49ers que lograron llegar la zona prometida por medio de los pies de Coleman que aumenta la diferencia sobre los Browns a tres series ofensivas y los dejarían con casi dos minutos para tratar de buscar un touchdown antes de llegar al medio tiempo.

Después de tres ocasiones los Browns tuvieron que devolver el balón una vez más, el dominio de la defensiva de los 49ers era total, la linea ofensiva no podía avanzar y mucho menos contener a los a la linea defensiva roja y dorada. De todo el equipo de San Francisco el único que no se la estaba pasando nada bien era Robbie Gould quien fallaría su segundo gol de campo del partido, antes de que acabara el segundo cuarto.

San Francisco mantiene el dominio

La película de terror continúo en San Francisco, los 49ers recibirían el balón en el tercer cuarto y en una serie ofensiva de poco más de 4 minutos lograrían anotar otro touchdown y Jimmy Garoppolo está eliminado las dudas de que era una ofensiva que se había enfrentando contra equipos que no eran contendientes (Browns 3-28 San Francisco).

 La primera serie ofensiva para Cleveland demostraría que la plática en los vestidores no funcionó del todo, puesto que la historia de los primeros dos cuartos se repitió, una defensiva totalmente dominadora, una ofensiva que sigue sin encontrar los espacios y un Mayfield que se ha quedado mermado, sin respuestas, sin opciones.

Sin gran acción de por medio, el resto del tercer cuarto se vio trabado a lo largo del emparrillado al no lograr mover las cadenas, e incluso los Browns lograron evitar Gould lograra por fin su prime gol de campo del partido al bloquear la patada que los acercó a campo enemigo, pero sin éxito al momento de la serie ofensiva.

Comienzan las campanadas finales

Después de tres cuartos en los que pasaron desapercibidos los Browns, lo mínimo que podrían hacer era meter las manos, sin embargo la defensiva de San Francisco no bajó la intensidad. Incluso hasta recuerdos del futbol universitario se hicieron presentes cuando Nick Bosa capturó a Baker Mayfield, y realizó un festejo de manera de "venganza"

En 2017 cuando Oklahoma jugó contra Ohio el actual quaterback de los Browns se burló de Ohio al clavar la bandera de su universidad en el centro del campo en el logo, tras haberlos vencidos. Por lo que el defensivo aprovechó el aplastante momento que estaba teniendo San Francisco para devolverle el favor.

A tal grado era el desconcierto dentro de los Browns que en la recepción de Odell Beckham Jr, tras el despeje de los 49ers, cometió un error grave y perdió el balón por la yarda 35 que le daría la oportunidad a Jimmy G de poner el último clavo al ataúd, con siete minutos en el reloj.

Robbie Gould recompuso el camino en su cuarto intento de gol de campo durante el partido, donde por fin logró acertar la patada y sumar al marcador (Browns 3-31 San Francisco).

Freddi Kitchens decidió no darle más minutos dentro del emparrillado a Baker Mayfield y ya con el partido perdido, dejó a Garrett Gilbert las siguientes series ofensivas las cuales tendrían el mismo final que todas las anteriores. Con jugadas terrestres para consumir el reloj, San Francisco 49ers es junto con New England Patriots, los únicos equipos invictos después de 5 semanas de la temporada 100 de la NFL.

VAVEL Logo
CHAT