Los mejores inicios individuales en la historia de la NHL
Mika Zibanejad con el control del puck ante los Senators / Sportsnet

Los mejores inicios individuales en la historia de la NHL

Viendo los magníficos inicios de temporada que han tenido Zibanejad y Mantha, es interesante echar la vista atrás y recordar otros grandes comienzos a lo largo de la historia.

henoc
Henoc del Rosario García

Los delanteros Mika Zibanejad, de los New York Rangers, y Anthony Mantha, de los Detroit Red Wings, han comenzado la temporada 2019-20 de la NHL de forma fulgurante. Quizás resulta sorprendente no ver en su situación a otras estrellas más consolidadas de la liga, pero está claro que se lo han ganado a pulso.

El jugador de los Blueshirts ya ha logrado ocho puntos en los dos primeros partidos de su equipo, mientras que Mantha acaba de hacer el pasado domingo un encuentro con cuatro goles, y ya tiene en su haber siete puntos (cinco goles) para la causa de los de la Motown.

Anthony Mantha / Last Word on Hockey
Anthony Mantha / Last Word on Hockey

Una vez presentados los datos del presente, empecemos a descubrir qué inicios históricos han dejado más huella en la National Hockey League.

Wayne Gretzky, Edmonton Oilers / Los Angeles Kings (1983-84 y 1988-89)

Obviamente no podía faltar The Great One y los 80, una época en la que los ataques se imponían ante las defensas y los golies. En la temporada 83-84, Gretzky y los Oilers ganaron su primera Stanley Cup, así que no es de extrañar que, el para muchos el mejor jugador de la historia, empezara el año con 15 puntos en cinco partidos y luego consiguió al menos un punto en sus primeros 51 partidos. Sólo se quedó sin puntos en tres partidos en toda la campaña. ¡Acabó la temporada regular con 205 puntos!

Gretzky fue traspasado a Los Angeles Kings / Sporting News
Gretzky fue traspasado a Los Angeles Kings / Sporting News

En su primer año con Los Angeles Kings, Wayne empezó la temporada con 13 puntos en cinco partidos y se fue hasta una racha de 22 partidos consecutivos sumando algún punto para abrir su estancia en California.

Mario Lemieux, Pittsburgh Penguins (1988-89 y 1992-93)

Otro grande de la historia del hockey hielo. Él guió a los Penguins hasta sus dos primeras Stanley Cups. En la 88-89 hizo en sus primeros cinco encuentros nueve goles y 10 asistencias (19 puntos), incluyendo un partido de ocho puntos en una victoria por 9-2 frente a los Blues. Acabó la temporada con 199 puntos y un polémico segundo puesto en la carrera por el MVP (Hart Trophy).

Mario Lemieux como capitán de los Pens / NHL.com
Mario Lemieux como capitán de los Pens / NHL.com

En la 92-93, Super Mario se fue hasta los 17 puntos en sus primeros 5 duelos, e hizo al menos dos puntos en cada uno de sus primeros 12 partidos. Esta también fue la temporada en la que se perdió casi dos meses debido a la enfermedad de Hodgkin. Sin embargo, acorde a la estrella que era, volvió a principios de marzo para recuperar 17 puntos de déficit en la carrera por el trofeo Art Ross, y superar a Pat LaFontaine para convertirse en el jugador con más puntos esa campaña.

Mike Bossy, New York Islanders (1984-85)

Un gran comienzo de mediados de los 80 para uno de los mejores goleadores puros que la liga jamás ha visto. En los cinco primeros encuentros de la 84-85, Bossy se fue hasta los nueve goles y 18 puntos. En realidad no bajó mucho el ritmo después de eso, ya que anotó al menos un gol en cada uno de sus 10 primeros partidos (con dos encuentros de cuatro goles), para un total de 32 puntos en ese tramo.

Mike Bossy celebra un gol de los Islanders / NHL.com
Mike Bossy celebra un gol de los Islanders / NHL.com

Alex Ovechkin, Washington Capitals (2017-18)

The Great Eight empezó la temporada de la, hasta el momento, única Stanley Cup de los Capitals, con siete goles en sus primeros dos partidos y nueve en los primeros cinco. Son unos números que uno esperaría que pertenecieran a la década de los 80, pero es Ovi. El hecho de que hicera esto en esta era y con más de 30 años habla de su grandeza.

Alexander Ovechkin, el capitán de los Capitals / Sports Illustrated
Alexander Ovechkin, el capitán de los Capitals / Sports Illustrated

Michel Goulet, Quebec Nordiques (1987-88)

Goulet hizo buenos años para la franquicia que ahora son los Avalanche, en los 80. Uno de los mejores fue en la 87-88, cuando finalizó con 48 goles y 106 puntos. Todo empezó con una impresionante racha en la que consiguió seis goles y 12 asistencias en sus primeros cinco partidos. Antes del día de Acción de Gracias tuvo nueve partidos de al menos tres puntos, incluyendo cuatro de cuatro puntos.

Peter Stastny, Quebec Nordiques (1982-83)

Stastny es el seguno máximo anotador de la década de los 80. Sólo por detrás de Gretzky. Poco más que decir para presentar a este jugador nacido en Eslovaquia. Empezó la 82-83 con ocho goles en sus primeros tres choques de la temporada. Desde el inicio de la campaña 1979-80, ningún jugador ha anotado más goles en los primeros tres partidos de su equipo.

Peter Stastny jugando con los Nordiques / NHL.com
Peter Stastny jugando con los Nordiques / NHL.com

Darcy Kuemper, Minnesota Wild (2014-15)

El actual portero de los Arizona Coyotes, no tuvo una gran temporada en general en la 14-15 con su antiguo equipo. Pero su comienzo de temporada con los Wild fue uno de los mejores que se le recuerdan a un golie. Dejó la puerta a cero en tres de los primeros cinco encuentros, permitiendo sólo cuatro goles totales durante ese período.

Roberto Luongo, Florida Panthers (2005-06)

De entre los grandes porteros de la historia de la NHL, probablemente Roberto sea el más infravalorado porque nunca consiguió levantar la Stanley Cup. Durante su primera etapa en Florida tuvo una gran carga de trabajo y recibió muchos disparos cada noche. Aún así, casi siempre podía sostener a su equipo metido en el partido. Empezó la 2005-06 con dos encuentros consecutivos dejando su portería a cero, y tuvo un porcentaje de paradas de más del 96% durante los primeros cinco partidos de los Panthers. Fue este el segundo año seguido en el que lideró la liga en disparos recibidos y paradas. Fue traspasado a los Canucks al acabar la temporada. Sin embargo, acabó su carrera con el estatus de leyenda para los Cats.

Roberto Luongo como portero de Florida / Last Word on Hockey
Roberto Luongo como portero de Florida / Last Word on Hockey

Patrick Marleau, San Jose Sharks (2012-13)

Marleau fue uno de los mejores goleadores dentro de la NHL entre 2008 y 2012, y parecía que iba a continuar con una alta producción cuando comenzó la temporada 2012-13 (acortada por un cierre patronal). Hizo dos goles en cada uno de sus primeros cuatro partidos. Añadió otro tanto en su quinto encuentro para hacer un total de nueve goles en ese período. Sin embargo, no pudo mantener ese ritmo todo el año y sólo convirtió ocho goles en los 43 partidos restantes. En cambio, abrió los playoffs con un gol en cinco de sus seis primeros partidos de post-temporada.

Patrick Marleau con los San Jose Sharks / TSN
Patrick Marleau con los San Jose Sharks / TSN

Mark Parrish, New York Islanders (2001-02)

Se cierra esta relación de grandes comienzos con un nombre que sorprende que se cuele aquí, porque si bien no era mal jugador, ni mucho menos se le puede ver como a otras grandes leyendas que han aparecido en este artículo. Además de su nivel medio, también sorprende que hiciera un gran arranque en los Isles de principios de siglo XXI. Parrish estaba en su segundo año en Nueva York, después de haber sido adquirido en el desastroso traspaso (desde el punto de vista de los isleños) que mandó a Luongo a Florida. Abrió la temporada con ocho goles en sus primeros cuatro partidos y luego llegó a 12 goles en 12 partidos. Acabó ese año con la única temporada de 30 goles de su carrera. Siempre tendrá la etiqueta de haber formado parte de un traspaso desigual en el que los Islanders "regalaron" a  Roberto Luongo y a Olli Jokinen.

MEDIA: 5VOTES: 2
VAVEL Logo
CHAT