Análisis: la vieja escuela es la solución 
Mahomes fue capturado en 4 ocasiones por la defensiva de Indianápolis // Foto: Colts.com

“Cuando un equipo sabe que estás corriendo y sigues avanzando, controlando el reloj y ganando yardas, impones tu voluntad”, dijo Jacoby Brissett al finalizar la noche en Kansas y tuvo razón. Indianápolis es una de las gratas sorpresas de la temporada actual en la NFL. Nadie imaginaba que la era post Andrew Luck tendría un récord positivo de 3-2 con victoria incluida sobre Kansas City, en Arrow Head. Esa victoria ante Chiefs como su actualidad tiene un solo responsable: Frank Reich. El head coach tiene una capacidad notable para administrar sus recursos y adaptarse a la realidad como si de Bill Belichick se tratara. Precisamente, Reich utilizó la misma estrategia de Patriots para frenar a Pat Mahomes en su casa. Correr el balón para consumir al máximo el tiempo de juego, cuatro frontales para presionar a Mahomes y siete profundos para contrarrestar el juego de pase largo, el arma principal de Chiefs. En definitiva, el trabajo defensivo fue una combinación aceitada de ataque y defensa.

La vieja escuela sigue dando sus frutos: Colts mantuvo la posesión del reloj durante 37.15 minutos incluido un drive en el último cuarto de 8.34 minutos y 14 jugadas de las cuales 11 fueron por tierra, pero ¿Cómo llegaron a semejante marca? Simple: Jacoby Brissett dejó de lado los egos que pueden rodear a un quarterback y corrió el balón en 45 oportunidades para contabilizar 180 yardas por tierra (132 para Marlon Mack).

La línea ofensiva fue un pilar fundamental para que este plan funcionara a la perfección. Quenton Nelson fue el hombre ideal para bloquear y abrir caminos lo que demuestra que está en un excelente momento de su carrera y será un factor clave en el futuro.

En la defensiva, las órdenes fueron claras: presionar a Mahomes, golpearlo y no dejarlo pensar. El MVP tuvo una noche fatal y necesitó recurrir a su libreto de jugadas estelares para sobreponerse a la defensiva rival. El mejor ataque del planeta registró tan sólo 13 puntos y su racha de 25 puntos por juego pasó al recuerdo.

Reich deberá nuevamente afrontar un desafió con la ausencia del ala defensiva Kemoko Turay para una fractura de tobillo que  lo marginará por toda la temporada. El linebacker Darius Leonard anunció que salió del protocolo de conmociones y luego de tres semanas volverá a la actividad. ¿Será esta la postura en materia defensiva a partir de la victoria ante Chiefs? ¿Cuál será el nivel de participación de T.Y Hilton si adoptaran este estilo para transitar el resto de la fase regular? Son preguntas que todavía no pueden responderse, pero que dejan varias certezas: Indianápolis será un rival muy duro de sortear para cualquier equipo, es un claro contendiente en su división y la vieja de escuela de correr el balón es la mejor aliada para un quaterback.

VAVEL Logo