Los Panthers rugen ante 'Bucs' en Londres
Bruce Irvin sostiene el balón. La defensiva de Panthers fue demasiado para Tampa Bay // Foto: CBS Sports

La defensiva elite de Carolina fue demasiado para los errores pronunciados y repetitivos de Tampa Bay. James Winston (30/54 int  – 400 yds  – 1 TD – 5 int) fue una combinación de errores propios y colectivos que anticiparían el desarrollo del encuentro desde la primera intercepción en su primera jugada en la tarde londinense. Winston es un mariscal con un brazo muy potente, pero eso sólo no alcanza para pensar en grande en la NFL. Las 5 intercepciones que sufrió fueron, en parte, por las notables fisuras de su línea ofensiva y, principalmente, por imprecisiones en sus lanzamientos y la falta de experiencia para soltar rápido el balón.

Panthers, en cambio, tienen en claro el libreto desde que Cam Newton dejó la alineación titular por sus constantes lesiones. Kyle Allen (20/32 int – 227 yds – 2 TD) resguardó un alto porcentaje de su repertorio en los acarreos de Christian McCaffrey (57 yds – 2 TD) y lo bien que hizo, pero con Buccaneers soltó más su brazo para conectar con sus receptores Curtis Samuel (4 recp – 70 yds – 2 TD)  y D.J. Moore (7 recp – 74 yds) ante una defensiva que otorgaba muchas ventajas desde el juego aéreo. Por tierra,  McCaffrey tuvo dos touchdowns, pero apenas completó 57 yardas combinadas lo que demuestra la notable capacidad de un corredor que se encamina al MVP de la temporada.

Tampa mostró su verdadera cara en un duelo divisional que a pesar de producirse en la semana 5, puede ser clave para definir el comodín de la NFC Sur (es imposible imaginar que Saints no termine como campeón divisional y Atlanta piensa en el próximo año). Winston tuvo una tarde para el olvido, pero sus compañeros no ofrecieron garantías tampoco. Mike Evans que no controló un balón perfectamente colocado por su pasador y que no conocía otro destino que la zona de anotación. El receptor estrella tuvo una jornada muy por debajo de sus expectativas y el peso de las recepciones recaló en Chris Godwin, sin embargo, no registró anotaciones.

Carolina se encamina con su récord 4-2 a pelearle el puesto a New Orleans que todavía no cuenta en sus filas con Drew Brees ¿Será capaz Kyle Allen de tomar la iniciativa y dar batalla hasta el final? Por ahora, no otorga indicios de que la situación sea una mochila con peso en sus espaldas. La próxima semana su equipo tendrá descanso y es una buena oportunidad para recuperar energías y preparar los próximos partidos de un calendario agresivo en el horizonte con 49ers, Packers y los enfrentamientos divisionales ante Falcons y Saints.

VAVEL Logo