La defensa de los Penguins, un muro
Letang y Dumoulin durante un partido | Foto: pensburgh.com

Tras ser barridos en los pasados playoffs por los New York Islanders. El manager general Jim Rutherford mantuvo que los Pittsburgh Penguins tenían una de las mejores defensas desde que había tomado posesión de su cargo en Pittsburgh. Algo que extrañó a propios y extraños analizando como había transcurrido la pasada temporada regular y el desastre en playoffs, sobre todo viniendo del bicampeonato consecutivo conseguido en las temporadas 2015/16-2016/17 bajo su dirección como Manager General.

Pero a pesar de las malas sensaciones y de que algunos aficionados no se tomaron en serio las palabras de Rutherford, tras dos meses de competición la razón va cayendo del lado del Manager General. El equipos es uno de los mejores de la liga en la faceta defensiva, y ello ha permitido que puedan seguir sumando puntos y que no sea una merma las múltiples lesiones sufridas esta temporada. Gran parte del éxito defensivo se le debe a que es un equipo con uno de los mejores Penalty Kills de la liga, no solo en términos de tasa de éxito, sino también por su capacidad de limitar los disparos como de ocasiones, además de contar con una pareja defensiva con dos grandes defensas como son Kris Letang y Brian Dumoulin, así como de Justin Schultz.

Llegada de jóvenes con potencial

Esta mejora en defensa, además del trabajo en el hielo y de jugadores claves, es gracias a gestiones realizadas desde la oficina por el Manager General con la salida de jugadores como Erik Gudbranson y Olli Maatta, o la llegada de John Marino y el desarrollo y mejora de Marcus Pettersson.

John Marino | Foto: NHL
John Marino | Foto: NHL

Marino es un rookie que llegó a Pittsburgh (intercambiado por una sexta ronda de Draft) avalado por el gran potencial que apuntaba en los Edmonton Oilers, una valía que en tan solo un mes y medio ya ha demostrado, cambiando el juego en la blueline de Pittbsurgh en su primera temporada como profesional y participando 20 minutos por partido. Por su parte Petterson (llegó en diciembre de 2018 desde Anaheim Ducks a cambio de Daniel Sprong), busca completar una temporada en Pittsburgh y seguir con su gran proyección demostrada ya en la pasada campaña. Por ello con la llegada de estos dos jóvenes que ayudan a manejar el juego del equipo, los Pens se aseguran dos jóvenes defensas con un gran futuro, a un precio bajo y con escaso impacto en el tope salarial.

Ayuda de la delantera en defensa

Los delanteros ayudan más en tareas defensivas. Fue uno de los debates que más estuvo presente durante la offseason, el jugar de la manera correcta y que el trabajo en defensa no era exclusivo de la blueline, si no que necesitaban más ayuda de los delanteros. Y parece que el equipo de Sullivan lo han llevado a la práctica y están planteando estrategias y formas de jugar más inteligentes, algo que se ha visto reforzado por la llegada de Brandon Tanev y Dominik Kahun, que unida a la llegada la pasada temporada de Jared McCann, han conformado una delantera que además de rapidez al ataque, suman en tareas defensivas y ayudas significativas según lo requiera el partido en el área que se demande de su presencia.

Brandon Tanev | Foto: NHL
Brandon Tanev | Foto: NHL

A pesar de que la llegada de Tanev en la agencia libre no estuvo exenta de críticas, más por la duración de su contrato que por su juego, pero ha demostrado ser el gran jugador por el que los Penguins hicieron un esfuerzo, una amenaza por su velocidad y frustrante para el adversario. Y es que además de Tanev, los Pens han mejorado su velocidad en el ataque con la llegada de jóvenes como Teddy Blueger y Sam Lafferty que suman además de la velocidad, juventud y sangre fresca que otros equipos ya habían sumado y que le faltaba al equipo de Pittsburgh. Si algo ha perdido esta temporada es explosión en el ataque con la salida de Phil Kessel a los Arizona Coyotes y de la lesión de Sidney Crosby, algo que han compensado con su capacidad de cerrar a los rivales y ser más rocosos en defensa.

El entrenador Mike Sullivan está teniendo un nivel de entrenamientos muy alto y ha tocado las teclas adecuadas. El equipo está jugando como debe y vuelve a tener la velocidad que años atrás había perdido y colocando a los jugadores en los puestos que mejor rendimiento ofrecen con Marino y Petterson en las posiciones importantes y Jack Johnson con un gran papel en la tercera pareja defensiva.

Críticas a Jim Rutherford y correciones

Jim Rutherford sufrió multitud de críticas en los últimos años ya que el equipo desplegó un juego más físico y presión atrás en detrimento de la velocidad y un mejor juego. Hubo diversos traspasos que no tenían ningún sentido aparente y parecían más movimientos desde la directiva de Pittsburgh que desde el área deportiva.

Lo positivo es que Rutherford e una persona que reconoce sus errores y continúa hacia adelante para buscar arreglarlos. Y así fue, con los movimientos realizados en el equipo logró que fuese más rápido que fuese mejor, quizás han sido dos temporadas donde tras no tomar decisiones correctas y parecer que el equipo iba sin un rumbo y un juego definido para volver a ser competitivos y luchar por la Stanley Cup. Por primera vez si que tienen el aspecto del equipo que consiguió las dos Stanley Cups consecutivas, en lugar del que la pasada temporada barrieron en la primera ronda de los playoffs.

VAVEL Logo