En gran juego, Wilson y Seattle se imponen a Cousins y Vikings
Seattle es el segundo mejor equipo de la NFL // Foto: Seattle

Los Seattle Seahawks volvieron a demostrar que es un serio candidato para llegar a la Super Bowl, ya que en el cierre de la semana 13 de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL), venció apretadamente 37-30 a los Minnesota Vikings en partido de lunes por la noche.

Con este resultado, Seattle desbancó a los San Francisco 49ers del primer lugar de la Conferencia Nacional y del liderato de la división Oeste, por lo que ahora el equipo de Pete Caroll es el segundo mejor sembrado de la NFC; por su parte, Minnesota está a juego y medio de los Green Bay Packers en la división Norte.

La primera mitad fue reñida y estuvo marcada por las defensivas y el ataque terrestre de ambos equipos, pues esta fue la fórmula que utilizó el conjunto púrpura para abrir la pizarra tras el acarreo de dos yardas de Dalvin Cook, convirtiéndose en el primer corredor que logra 12 anotaciones en una temporada por dicha vía, desde que lo hiciera Adrian Peterson en el 2009.

Inmediatamente, Halcones Marinos contestó con el mismo método, y a 11 segundos de que acabara el primer periodo, Chris Carson empató el marcador.

Más tarde en una acción un tanto fortuita cuando Russell Wilson quiso batear el balón, lo terminó “regalando” al defensivo Anthony Harris, quien llevó el ovoide 20 yardas hasta la zona de anotación.

Dos minutos antes del descanso, los de casa se acercaron producto del gol de campo de 29 yardas de Jason Myers, pero Minnesota recorrió 46 yardas en menos de un minuto para ingresar a Dan Bailey, que no falló su lejano intento.

Tercer periodo de gran dominio

Sin embargo, el tercer cuarto fue de amplio dominio por parte de Seattle que pudo reflejar en el marcador. En primera instancia, con la anotación por la vía terrestre de Rashaad Penny. Luego, al recuperar un balón suelto y sumar otros tres puntos con una certera patada; además del bombazo de Wilson a David Moore de 60 yardas.

Justo en la primera jugada ofensiva del último cuarto, Kirk Cousins, quien nunca ha ganado un juego de lunes por la noche, lanzó su primera intercepción del compromiso, la cual fue aprovechada minutos después con la recepción en la zona prometida de Penny.

Cuando parecía que Minnesota estaba contra las cuerdas con la desventaja de 17 puntos, Laquon Treadwell se escapó 57 yardas para darle una mínima esperanza a su franquicia de empatar el juego. Subsiguientemente, forzaron un balón suelto que convirtieron en touchdown con la recepción a una mano de Kyle Rudolph, no obstante, Bailey falló el punto extra.

Aunque el conjunto de Mike Zimmer tuvo una última oportunidad, entregaron el ovoide en cuatro oportunidades dentro de su yarda 40, por lo que Seattle se consumió gran parte del reloj y finiquitó la victoria con el tercer gol de campo de Myers.

En la próxima fecha, Seattle visitará a Los Angeles Rams; mientras que Vikings recibirán a los Detroit Lions.

Con información de Notimex

Por Adrián Hernández Ruiz

VAVEL Logo