Packers defienden la 'Tundra' de los Seahawks y están en el juego de campeonato de la NFC
Foto: NFL

En el partido de pronóstico más reservado de la Ronda Divisonal de la NFL brindó el mejor espectáculo dentro del emparrillado. Green Bay aprovechó la condición como local para derrotar (23-28) a los Seattle Seahawks. No fue un juego redondo para los de Wisconsin, pero un gran juego de Aaron Rodgers y recepciones claves de Davante Adams dieron el triunfo al conjunto de casa.

Primera serie ofensiva de los Green Bay Packers y dijeron presentes con un dominio absoluto por tierra y por aire para tomar la ventaja en el juego. Aaron Rodgers en modo MVP lanzó pase de 20 yardas a su receptor favorito, Davante Adams atrapó dentro de las diagonales.

No se encontraban comódos los Seahawks en el partido, todo el dominio era de los Packers. Antes de finalizar el primer cuarto, Seattle montó una ofensiva decente para ponerse en el marcador. Jason Myers  entró al emparrillado para concretar gol de campo de 45 yardas.

Llegando al segundo cuarto, los 'Cabezas de Queso' volvieron a montar una sólida serie ofensiva para volver a puntuar en el juego. Con lo que caracterizó al equipo a lo largo de la temporada regular ofendieron, su ataque terrestre. En la yarda uno, le dieron la bola a Aaron Jones para que corriera una yarda y entrar a las diagonales.

Se mantuvo la tendencia del juego, Seattle con dificultades para mover el balón y desaprovechando oportunidades. Myers con cinco minutos en el reloj, falló un Field Goal. Con todo a su favor, los Packers volvieron a anotar antes de irse al descanso para tomar ventaja de 18 puntos. Con minuto y medio por jugar, Aaron Jones repitió la dosis para correr una yarda.

Una revolución vino para los Seahawks al descanso, porque entró otro equipo a jugar la segunda mitad del rápido.  Directo y sin escalas fueron avanzando yardas para ponerse en 1&goal desde la yarda uno para poder anotar su primer touchdown. El encargo de ponerle número a la visita fue Marshawn Lynch con el Beast Mode para reducir la desventaja.

Para mala fortuna de los Halcones Marinos, Green Bay tuvo respuesta inmediata y volver a tomar esa ventaja de 18 unidades. Aaron Rodgers  mantuvo con una gran conexión con su Wide Receiver predilecto Davante Adams y atrapó su segundo pase de anotación; este ahora fue de 40 yardas.

El ánimo no cayó para Seattle y volvió al emparrillado para montar su segunda serie que acabó dentro de la zona de anotación y seguir peleando por el juego. Russell Wilson dentro de la yarda 10 del rival, encontró a Tyler Lockett que hizo una buena recepción y soñar con la remontada.

Se puso en el alambre el partido. No veía Green Bay la forma de parar el ataque de los visitantes que entraron con su ataque por tercera vez en la segunda mitad y la culminaron de nueva cuenta con touchdown. Corrió una vez más Lynch, siendo efectivo desde su yarda uno para cerrar aún más el juego. Desde la banca decidieron ir por la conversión de dos puntos que no fue buena, por lo que la diferencia era de seis unidades.

Menos de 10 minutos quedaban en el reloj, pero los Seahawks ya no pudieron mover el ovoide y esto fue lo que dictaminó el partido. Sentenció el juego Green Bay en su última serie ofensiva, en pase de Rodgers con Graham en 3&9 para tener el 1&10. Fue muy controvertida la posición del ovoide, pero al final decidieron los referees que Graham había llegado a la primera oportunidad.

Con esto, quedó pactado el juego de campeonato de la NFC con la visita de los Green Bay Packers a la casa de los San Francisco 49ers. Se llevará a cabo el siguiente domingo en el Levi's Stadium en punto de las 17:40 horas del Centro de México.

VAVEL Logo