Brady y "Gronk": el dúo que dominó una década
Foto: La República

Pasan las semanas y la temporada 2020 de la NFL se ve cada vez más cerca. A pesar de la pandemia que sacude al mundo y que ha causado la suspensión de la práctica totalidad de eventos deportivos, todo parece indicar que no habrá problemas para que se lleve a cabo la próxima campaña de la liga de fútbol americano más importante del planeta.

Uno de los acontecimientos que más expectativa genera para esta temporada es la reunión de dos de los mejores jugadores de la historia reciente: Tom Brady y Rob Gronkowski. Durante la temporada baja de este año, las dos súper estrellas firmaron con los Tampa Bay Buccaneers, de modo que el dúo volverá a dar espectáculo, pero ya no lo hará en Massachusetts, sino en el oeste de la Florida.

El reencuentro de este par de titanes para nada es un tema menor. A lo largo de los nueve años que compartieron jugando para los New England Patriots (temporadas 2010 - 2018), Brady y Gronkowski se convirtieron en la pareja de mariscal de campo - receptor más dominante de la época, así como una de las más productivas de todos los tiempos.

Lo anterior se hace patente al revisar que, al lanzarle a 'Gronk', Tom Brady tuvo un rating de pasador de 129.6 en temporada regular. Al menos desde 2006, cuando Pro Football Focus comenzó a analizar esta estadística, ningún dúo ha logrado un índice más alto.

Por otra parte, en el año 2011, Gronkowski tuvo una monstruosa campaña de 90 recepciones para 1,327 yardas y 17 touchdowns. Ésta, junto con las de George Kittle y Travis Kelce en 2018, sigue siendo una de las temporadas más dominantes para un tight end en toda la historia de la NFL.

De la mano de Brady, el ala cerrada suma un total de 521 balones atrapados, quinta mayor cantidad para un receptor de los Patriots en la historia. Por si esto fuera poco, el número 87 cuenta con 79 recepciones de anotación, cifra que lo coloca como líder histórico de la franquicia en este rubro.

Los grandes números de Tom Brady y Rob Gronkowski los llevaron a conquistar tres anillos de Super Bowl (XLIX, LI y LIII). Además, ambos jugadores fueron seleccionados para las ediciones 2011, 2012, 2014, 2015 y 2017 del Pro Bowl.

Un vínculo especial

En el año 2018, se especuló con un posible intercambio para que Gronkowski fuera enviado a Detroit. Ante esto, el propio jugador señaló que "Brady es mi quarterback. Eso es todo. No iba a ir a ningún lugar sin Brady". Pocos meses después, el ala cerrada anunció su retiro a través de Instagram.

Sin embargo, cuando se hizo oficial que Tom Brady pasaba a ser el nuevo mariscal de campo de los Buccaneers, Rob dio a conocer la noticia de su regreso a los emparrillados, con la condición de que los 'Pats' lo dejaran ir a jugar a Tampa Bay.

'Gronk' y 'TB12' son, sin lugar a dudas, unos de los mejores de todos los tiempos en sus respectivas posiciones. En esta ocasión, mostrarán sus capacidades en el Raymond James Stadium y, aunque no contarán con la mente maestra de Bill Belichick, estarán comandados por la disciplina y buen coacheo de Bruce Arians.

El camino no luce fácil para los 'Bucs', debido a que comparten la NFC Sur con los poderosos New Orleans Saints, los muy bien equipados Atlanta Falcons y los impredecibles Carolina Panthers. No obstante, además de Brady y Gronkowski, el equipo de Florida cuenta con hombres tan talentosos como Mike Evans, Chris Godwin, Ndamukong Suh y Vita Vea, por lo que éste podría ser el año en el que la suerte comience a tomar un nuevo rumbo en Tampa Bay.

VAVEL Logo