Protocolo de vuelta a los
entrenamientos en la NHL
Fotografía: NHL

El protocolo establece el marco que regirá a los jugadores y clubes en lo que denominan como "Fase 2", el período de transición después de la cuarentena, en la cual los jugadores pueden regresar al entrenamiento en instalaciones de su equipo para actividades voluntarias en grupos pequeños (en el hielo y fuera del hielo). Apuntan a una fecha, aún no determinada, a principios de junio para una transición a esa fase 2, y piden a las franquicias que les informen de la capacidad que tiene cada una para adaptarse, en recursos y tiempo, a lo establecido en el protocolo.

Recuerdan que la prioridad va a ser la salud de los jugadores y del personal de los equipos, y recuerdan que la participación de los jugadores en esta fase será totalmente voluntaria. Los clubes no podrán exigir a los jugadores que regresen a la ciudad de origen del club para que puedan completar los requisitos de cuarentena a tiempo para participar en la fase 2.

A. Descripción general

El primer paso para reanudar las actividades será permitir que los clubes vuelvan a abrir cada una de sus instalaciones de entrenamiento para permitir reuniones de pequeños grupos de jugadores (un máximo de seis jugadores en cualquier momento, más un número limitado de personal del club), para participar en actividades de entrenamiento individualizadas de forma voluntaria. Esta actividad solo se permitirá en esas jurisdicciones donde las autoridades sanitarias lo permitan. En aquellas jurisdicciones en las que continúe restringido o prohibido que ocurra dicha actividad, la Liga trabajará con esos clubes para buscar opciones alternativas.

B. Viaje hasta la ciudad del club

Los requisitos de viaje y cuarentena pueden diferir entre países y regiones donde los jugadores viven actualmente y en las ciudades donde regresarían. Los clubes deben ayudar a facilitar el viaje del jugador, en la medida permitida.

Si las restricciones vigentes impiden o retrasan la capacidad de los jugadores de regresar a la ciudad del club deben notificarlo a la Liga. Los que no mantienen residencias permanentes en la ciudad del club se les proporcionará alojamiento en un hotel separado por la duración de su participación en las actividades de la fase 2, incluido alojamiento apropiado si su familia acompaña al jugador. Jugadores sin residencia en la ciudad del club, pero cerca de una ubicación alternativa elegida, se reembolsarán por el coste de un coche de alquiler.

Antes de la reanudación de las actividades puede ser requerido para cumplir una cuarentena de 14 días impuesta por el autoridades sanitarias locales. Los que regresan a la ciudad del club en transporte público, incluidos los viajes aéreos o ferroviarios comerciales, deben cumplir un período de cuarentena de 14 días después del viaje antes de participar en actividades en las instalaciones de su club. Sin embargo, los clubes no pueden exigir que los Jugadores que actualmente están fuera de la ciudad del club regresen para que puedan completar una cuarentena a tiempo para participar en la fase 2. Los jugadores deberán evitar compartir el viaje de regreso a la ciudad del club.

C. Pruebas de infección y anticuerpos

Como principio fundamental, las pruebas de jugadores asintomáticos y personal del club deben realizarse siempre en el contexto de no exceder las capacidades de la población, para no privar a los trabajadores de la salud, las poblaciones vulnerables e individuos sintomáticos de las pruebas de diagnóstico necesarias. En segundo lugar, las pruebas por su naturaleza, son para la detección temprana de infección y no reemplaza la higiene, el distanciamiento, la limpieza y métodos de desinfección que pueden ayudar a prevenir la infección en primera instancia.

Las pruebas de PCR se realizarán a todos los jugadores y al personal del club cuarenta y ocho horas antes de que cualquier persona regrese a las instalaciones del equipo para detectar infección activa o reciente (con resultados disponibles dentro de las primeras veinticuatro). No deberán utilizar las instalaciones de entrenamiento del club hasta que los resultados estén disponibles e indicar un resultado negativo de la prueba.

Si fuera posible por capacidad y de acuerdo con las autoridades sanitarias locales, los test de PCR se repetirían al menos dos veces por semana, y de acuerdo con los intervalos médicamente recomendados durante toda la fase 2.

Si las pruebas no están disponibles al comienzo de la fase 2, los jugadores y el personal del club que deseen participar en las actividades debe ponerse en cuarentena por 14 días antes de ingresar a las instalaciones (o certificar que ya han servido una cuarentena propia durante los 14 días anteriores en la ciudad del club, en cuyo caso serán elegibles para ingresar a la instalación cuando comience la fase 2).

Si los clubes eligen (o los jugadores lo solicitan) hacer pruebas de serología, dichas pruebas deben ser las autorizadas por la autoridades sanitarias. Los jugadores y el personal del club deberán practicar las mismas medidas de prevención descritas en este documento independientemente del estado de sus anticuerpos.

D. Controles de temperatura y síntomas

Cada club establecerá un proceso para registrar los síntomas y realizar controles de temperatura diariamente no más de dos horas antes de que cada jugador y el personal del club ingresen a las instalaciones. Estas verificaciones se autoadministrarán en los hogares del personal y jugadores. Además, cada club debe realizar un control de temperatura y síntomas por separado a la entrada de las instalaciones del club a cualquier jugador o personal del club utilizando un termómetro infrarrojo sin contacto.

E. Sesión de educación

Antes del comienzo de la fase 2, el Director Médico del club y el entrenador jefe llevarán a cabo una reunión educativa telemática para jugadores y personal del equipo. El contenido educativo de estas reuniones se desarrollará en consulta con la NHLPA (asociación de jugadores).

F. Evaluación médica previa

Al comienzo de la fase 2, todos los Jugadores deben someterse a una evaluación médica previa. Cualquier persona confirmada o sospechosa de haber tenido COVID-19 deberá someterse a una investigación adicional con ecocardiografía y estudios de enzimas cardiacas y, a discreción de los médicos del club, consulta con un cardiólogo. El uso de la telemedicina puede proporcionar una capacidad para reducir aún más el tiempo de contacto cuando sea apropiado y localmente permitido y, si el médico del equipo del club lo considera apropiado, puede reemplazar un examen en persona para fines de autorización médica. El examen debe coincidir con la disponibilidad de los resultados de las pruebas de PCR. Donde la prueba de PCR no sea posible, debe realizarse al final del período de cuarentena de 14 días.

G. Personas sintomáticas durante la fase 2

Durante la fase 2, cualquier persona que desarrolle síntomas (o si las personas que comparten un hogar desarrollan síntomas o pruebas positivas para COVID-19) notificará de inmediato al personal médico del club al respecto, se autoaislará y será evaluado médicamente por los médicos del club.

En el caso de que un jugador sea diagnosticado positivo, el médico del club emitirá un informe designando al jugador como "no apto para jugar", se considerará que el jugador ha sufrido una enfermedad derivada de su empleo como jugador de hockey y su condición se tratará como una lesión relacionada con el hockey a todos los efectos.

El seguimiento del contacto será realizado por el club inmediatamente después de un resultado positivo de la prueba, y estará de conformidad con, las regulaciones de las autoridades sanitarias locales para identificar a otras personas que hayan estado en contacto con la persona que da positivo. Los clubes deben proceder con el rastreo de contactos incluso si la respuesta de las autoridades sanitarias locales se retrasa.

H. Actividades permitidas

Las actividades deben permitir el distanciamiento social apropiado y deben limitarse a lo siguiente:

Patines sin contacto "solo para jugadores".

▪ El tiempo de hielo se dividirá en partes iguales entre los patinadores dentro de cada grupo pequeño. Cuando los jugadores no participan en actividades sobre hielo, se les permitirá utilizar la sala de ejercicios y pesas o recibir tratamiento individual del personal médico.

• Entrenamiento con pesas que no incluye la necesidad de un observador.

• Actividades basadas en circuitos como el entrenamiento de resistencia.

• Ejercicios cardiovasculares y entrenamiento de resistencia.

• Rehabilitación y tratamiento para jugadores con lesiones discapacitantes en curso y para jugadores con lesiones no discapacitantes.

Los jugadores que participan en la fase 2 no pueden entrenar o patinar en ninguna instalación pública u otra ubicación. Los entrenadores y el personal de operaciones de hockey podrán observar, pero no participar.

I. Personal permitido

Para limitar la posible exposición y el riesgo de transmisión durante la fase 2, las actividades deben limitarse al personal esencial.

1. Jugadores:

Los clubes programarán a los jugadores, de forma voluntaria, para participar en las sesiones con un máximo de seis jugadores permitidos dentro de las instalaciones del club por sesión.

A cada grupo de jugadores se le proporcionará una hora de inicio y sesión de "turno" particular. Los jugadores no pueden acceder a las instalaciones fuera de su área designada.

El horario debe permitir suficiente tiempo entre sesiones para permitir desinfección de instalaciones y equipos de capacitación, y para garantizar que no haya superposición entre los jugadores que salen y el próximo grupo que llega.

Si los jugadores están presentes en el vestuario al mismo tiempo, deben mantener la distancia social en todo momento.  Se animará a los jugadores a bañarse en casa siempre que sea posible. Los jugadores no podrán compartir toallas, artículos de tocador o cualquier objeto personal.

2. Personal médico y asistencial

A cada club se le permitirá tener la misma cantidad máxima de personal por sesión grupal, que incluirá un entrenador físico, un entrenador de fuerza y ​​acondicionamiento, un gerente de equipo, uno o dos asistentes de vestuario, médico/s del club según sea necesario y un entrenador de porteros.

3. Personal de operaciones del club hockey y personal del club

Si las restricciones locales de salud lo permiten y un club permite que los miembros del personal que no participan en las interacciones en persona con los jugadores, también reanuden el trabajo en las instalaciones del club, el club establecerá procesos para asegurar que tal personal no tenga contacto o interacciones en persona con jugadores o superficies táctiles o objetos que es probable que un jugador toque, ni con el personal con acceso a los jugadores. Se recomienda que el personal del club continúe trabajando de forma remota.

4. Personal no permitido durante la fase 2

Medios de comunicación, agentes de jugadores, masajistas, quiroprácticos, familia de jugadores, cualquier otra persona.

5. Uso de la instalaciones por jugadores de otros clubes durante la fase 2

Los jugadores de otros clubes que se vivan en un lugar cercano a las instalaciones del club pueden solicitar acceso a las instalaciones de dicho club con el fin de patinar y el uso de la sala de pesas. Los clubes deberán tomar todas las medidas razonables para dar cabida a tales solicitudes. Los jugadores de cualquier otro club estarán sujetos a las mismas condiciones y restricciones de acceso. En el caso de que un club no pueda atender la solicitud de dicho jugador, lo notificará de inmediato a la NHL y al NHLPA.

J. Distancia social y otras medidas de seguridad

1. Distancia social:

Los jugadores y el personal con acceso a los jugadores deberán mantener una distancia física de dos metros en todo momento dentro y fuera del club. Se desanimará a los jugadores de socializar entre ellos en contacto cercano.

2. Mascarillas:

Los jugadores deberán usar mascarillas faciales en todo momento, excepto mientras hagan ejercicio. No están obligados a usarlas cuando hacen ejercicio o en el hielo. Los entrenadores, médicos y demás personal, deberán usar mascarillas y guantes de nitrilo en cualquier otro momento dentro de las instalaciones del club donde el distanciamiento social no pueda ser mantenido. Los guantes deben desecharse y no reutilizarse después de cada sesión.

3. Otras medidas de seguridad

Los jugadores deben evitar compartir el automóvil o tomar el transporte público a las instalaciones del club (incluyendo viajes compartidos y taxis). Si no hay otra alternativa factible, el club hará los arreglos para recoger y dejar al jugador en su residencia y todos los conductores deben usar guantes y mascarilla facial.

El uso de bañeras, así como saunas y baños de vapor, están prohibidos. El uso de cremas, geles y bálsamos compartidos están prohibidos.

Los suplementos alimenticios deben estar disponibles en paquetes de dispensación única. Los jugadores deben usar botellas de agua marcadas permanentemente con su número u otro medio de identificación. Los clubes no proporcionarán comidas para consumo compartido. El personal de catering del club puede proporcionar comidas preenvasadas en contenedores individuales para cada jugador debiendo consumirse fuera de las instalaciones.

El resto del documento, que se adjunta a continuación en PDF para quien desee leerlo en profundidad, habla de recomendación generales, redunda en las anteriores o da especificaciones técnicas sobre la desinfección de materiales.

https://nhl.bamcontent.com/images/assets/binary/317017544/binary-file/file.pdf?fbclid=IwAR0s-3FLBVrJ0KnhFedep8RK5y7oHEa6v3i67JdaMg9M75ffJp_GTTXCMIE

VAVEL Logo