El nuevo acuerdo salarial, el mejor amigo de Colorado
Colorado puede convertirse en una maquina imparable si maneja bien los números en las próximas temporadas - NHL.com

Durante la semana pasada, la NHL y la NHLPA han estado trabajando incansablemente para dar los siguientes pasos no solo para volver al hielo para terminar la temporada 2019-20 sino también para trazar el marco para las próximas temporadas. La mayor parte de esas negociaciones se ha centrado en las modificaciones del Acuerdo de negociación colectiva que darían cuenta de los cambios en el futuro panorama financiero de la liga.

Al igual que con la mayoría de los aspectos del mundo empresarial, la pandemia de COVID-19 ha causado estragos en cualquier proyección financiera que tenga la NHL para los próximos años. La falta de ventas de boletos y un horario más corto resultan en ingresos que son una fracción de lo esperado, lo que significa que los salarios de los jugadores ya pagados para esta temporada son significativamente más altos que la división del 50% exigida por el CBA actual. Sin cambios en el sistema, los ingresos generados crearían un nivel de tope salarial mucho más bajo que en 2019, o un porcentaje de depósito astronómicamente alto para la próxima temporada

Para rectificar esto, las dos partes tuvieron que trabajar en un nuevo plan que distribuiría los niveles de fideicomiso en las próximas temporadas mientras mantenía el techo del tope salarial. El acuerdo no se ha anunciado, pero hay varios informes que sugieren que las dos partes han resuelto todo. Entre los detalles importantes que en los próximos dos años el tope salarial será de US$81,5 millones, subiendo a US$82,5 en 2022-2023.

Un tope salarial de $ 81.5 millones es una noticia terrible para muchos equipos de la NHL. Es una gran noticia para Joe Sakic y Colorado.

Gracias a una tremenda gestión de capitalización en los últimos años, los Avalanche tienen más flexibilidad financiera que casi todos los demás en la liga, y significativamente más que cualquier otro contendiente.

Tal como están las cosas actualmente, solo los Los Angeles Kings, Ottawa Senators y New Jersey Devils tienen más espacio salarial que los Avalanche. Eso crea una serie de oportunidades para que la oficina central aproveche un mercado con problemas de liquidez, tanto a través trueques como durante la agencia libre.

Más de la mitad de los equipos en la liga tienen US$ 80 millones o más alocados a salarios. Con el tope estancado, van a surgir problemas a la hora de renovar contratos clave en los próximos años. Hay equipos que van a tener que deshacerse de algo de salario y Sakic esta en el lugar perfecto para saltar cuando haya jugadores disponibles. 

Colorado puede o firmar a un gran jugador con un contrato pesado o puede invertir en un agente libre de alto calibre que otro equipo probablemente no puede firmar. 

Existe una gran probabilidad de que jugadores como Shayne Gostisbehere, Rickard Rakell y Kasperi Kapanen estén disponibles a través de un intercambio como una reducción de salario de sus respectivos equipos. También existe la posibilidad de que los RFA como Anthony Cirelli o Ryan Pulock se salgan de sus equipos actuales debido a restricciones de límite. Independientemente de quién sea, es probable que más de unos pocos jugadores de impacto estén en movimiento debido a restricciones de límite, y los Avalanche están en la posición perfecta para levantarlos por centavos por dólar.

Además de los jugadores que ya están bajo contrato, durante las próximas dos temporadas, los equipos tendrán mucho menos dinero para gastar en el mercado de la agencia libre. A los agentes libres se les ofrecerá mucho menos dinero del que hubieran esperado. Esto podría crear una situación en la que los jugadores sopesan otros factores más fuertemente cuando deciden dónde jugar. La posibilidad de ganar una Stanley Cup podría convertirse en una influencia mucho mayor ya que muchos muchachos tendrán que tomar un descuento financiero de todos modos. Eso haría que firmar con este joven equipo de los Avs sea increíblemente atractivo. Si tiene que firmar por menos de todos modos, también podría hacerlo en una situación en la que pueda jugar con Nathan MacKinnon y Cale Makar. Taylor Hall, Colorado te esta llamando. 

Los Avalanche tiene algunos contratos propios para firmar. Andre Burakovsky es un RFA esta temporada baja y estamos a un año de que Makar y Gabriel Landeskog necesiten extensiones, pero eso no debería asustar a los fanáticos de Colorado. La flexibilidad financiera sigue ahí.

Todavía hay un montón de incertidumbre en lo que respecta a cómo procederá el negocio de la NHL en los próximos años. La incapacidad de vender boletos ha tenido un impacto muy negativo en el resultado final y los equipos lo sentirán a través de limitaciones de tope y salario.

Lo único que sabemos es que un gran porcentaje de los equipos sentirán la crisis de capital y se verán obligados a tomar un montón de decisiones difíciles cuando se trata de la construcción del equipo. Los Avalanche no son uno de ellos. De hecho, Joe Sakic & Co. están configurados perfectamente para saltar cuando se presentan las oportunidades.

VAVEL Logo