¿Qué sigue para los Chicago Blackhawks?
Muchas decisiones por tomar para Bowman de cara a la temporada 2020 - 2021 - NHL.com

Los Chicago Blackhawks tuvieron la oportunidad de participar en los playoffs de esta temporada, pero ahora su atención se dirigirá al futuro después de su derrota en el Juego 5 ante los Vegas Golden Knights el martes por la noche.

Los Blackhawks, que terminaron la temporada regular en el puesto 12 en la Conferencia Oeste, aún pudieron ingresar a la postemporada gracias al torneo de entrada de la NHL, pero aún enfrentan numerosas preguntas sobre la dirección de la franquicia a medida que su núcleo continúa envejeciendo y algunas de sus estrellas jóvenes se vuelven elegibles para renovaciones lucrativas de sus contratos. 

El futuro de Corey Crawford con los Chicago Blackhawks es incierto, ya que el portero podrá convertirse en agente libre sin restricciones después de esta temporada, dijo el viernes el gerente general Stan Bowman.

El jugador de 35 años, que ganó la Stanley Cup con Chicago en 2013 y 2015, tuvo una marca de 4-5 con un promedio de 3.31 goles en contra y un porcentaje de atajadas de .907 en nueve partidos esta postemporada después de perderse todos menos el último día del campo de entrenamiento en julio después de dar positivo por COVID-19.

"No tengo ningún anuncio que hacer sobre lo que vamos a hacer", dijo Bowman sobre Crawford. "Tenemos una idea de lo que queremos hacer, y hablaremos con los agentes y veremos a dónde va. No hay duda de que Corey jugó excelente para nosotros, ciertamente a medida que avanzaba el torneo y se puso más al día. Mejoró a medida que avanzaba. Llegó en una situación difícil, no había practicado mucho después de su enfermedad, y hay que darle todo el crédito por ponerse al día tan rápido. Tenemos algunas decisiones que tomar, pero no tengo mucho que compartir con ustedes en este momento”.

Si acepta un contrato amigable para el equipo, Crawford podría volver al equipo. En un año donde hay varios porteros interesantes que van a entrar al mercado (Braden Holtby, Jacob Markstrom y el ex Hawk Robin Lehner por mencionar algunos) Chicago probablemente busque alguna presencia veterana en portería ya que las posibilidades de usar a Collin Delia y Kevin Lankinen como dupla son casi nulas.

Si bien los Blackhawks solo tienen un agente libre sin restricciones significativo que llega al mercado, el equipo tiene un montón de jugadores cuyos destinos aún controlan, a pesar de que todos esos jugadores son elegibles para nuevos contratos.

El líder en esa lista es el alero Dominik Kubalik, un finalista del Trofeo Calder que mostró su perspicacia ofensiva y sus habilidades para mover pucks durante la temporada regular y los playoffs. Es probable que esté en línea para un pequeño aumento en las próximas semanas, y los Blackhawks probablemente querrán mantener una de sus mejores armas ofensivas en el futuro.

Otros dos delanteros también caen en el campo de "sería bueno mantener a este tipo", ya que Dylan Strome y Drake Caggiula necesitarán nuevos acuerdos para quedarse con los Blackhawks. Strome pasó de ser un delantero indispensable entre los seis primeros la temporada pasada a un jugador inconsistente este año, especialmente en la postemporada, pero su química con Alex DeBrincat no se puede negar.

Las demandas salariales de Strome podrían ser, en última instancia, el factor determinante para que se quede, y eso también podría ser cierto para Caggiula, quien mostró una gran versatilidad tanto con su físico como con su ventaja ofensiva. Demostró que podía jugar entre los seis primeros o los seis últimos según la necesidad, y jugadores así son raros en la NHL.

Finalmente, los Blackhawks tendrán que decidir sobre el futuro de Slater Koekkoek, quien emergió como un jugador sólido en la línea azul hacia el final de la temporada regular y en los playoffs. Podría ser desplazado de la mezcla debido a la gran cantidad de prospectos defensivos que probablemente llegarán al nivel de la NHL la próxima temporada, pero al menos ha obligado a su organización a tener una conversación sobre su futuro.

De querer mantener el plantel más joven posible, Chicago tendrá que empezar a mover contratos de lo que llamamos “el núcleo” del equipo.  Los US$6 millones de Brandon Saad son algo que Bowman probablemente quiera sacarse de encima, lo mismo se puede decir de Duncan Keith (US$5,538) y Brent Seabrook (US$6,875). Kane, Toews y sus US$10,5 millones de cada uno no se van a ir a ningún lado; en parte porque aún son presencias importantes en el equipo y en parte porque son dos contratos que son imposibles de mover. 

Sea como sea, Chicago tiene que empezar a hacer malabares con sus contratos y números si quiere volver a encaminarse rápidamente al éxito al cual la ciudad esta acostumbrada. 

VAVEL Logo