Pittsburgh domina y vence a los Giants
JuJu Smith-Schuster tuvo dos recepciones de anotación. / Foto: Pittsburgh Steelers

Terminó la espera para los Steelers. El equipo del suroeste de Pennsylvania no sólo se estrenó en la temporada 2020 de la NFL, sino que lo hizo contando con la gran ausencia de la campaña anterior: Ben Roethlisberger. El debut no pudo ser mejor para Mike Tomlin y sus jugadores, quienes se impusieron por 26 - 16 ante los New York Giants en calidad de visitantes.

El arranque de partido no fue sencillo para Pittsburgh, pues, a pesar de que su defensiva frenó la primera serie de Daniel Jones y compañía, un error de Diontae Johnson al recibir el kickoff propició un nuevo ataque rival desde la yarda 2. Aun así, la defensiva se fajó y todo terminó en un gol de campo de Graham Gano que adelantaba 0 - 3 a los 'G-Men'.

Los siguientes intentos a la ofensiva fueron neutralizados por las grandes actuaciones de las dos defensivas, especialmente los front seven de ambos equipos. No fue hasta que faltaban 49 segundos para finalizar el primer cuarto que Chris Boswell pudo emparejar los cartones tras una gran serie ofensiva que incluyó una recepción de malabarista por parte del novato Chase Claypool.

Pero los Giants responderían con más fuerza en su siguiente serie. En los albores del segundo cuarto, la escuadra de Joe Judge llegó a la yarda 41 del territorio enemigo. Desde ahí, en primera y diez, Jones lanzó un pase profundo que encontró a Darius Slayton libre en las diagonales para poner el marcador en 3 - 10.

La defensa de New York detuvo la siguiente incursión acerera, pero los visitantes recuperaron rápidamente el balón gracias a una intercepción de T.J. Watt. Como consecuencia, los Steelers tuvieron una nueva oportunidad, y ésta no fue desperdiciada, ya que el turno al ataque concluyó con un pase de 11 yardas de Roethlisberger a JuJu Smith-Schuster para el touchdown. Boswel fallaría el punto extra, por lo que Pittsburgh continuaba 9 - 10 abajo.

Antes del descanso, el 'Big Ben' tendría todavía una última palabra. Después de conducir una bien ejecutada ofensiva de dos minutos, y de plantarse en la yarda 13 de los locales, el veterano mariscal de campo dirigió el ovoide a James Washington, quien recibió corto de la línea de gol. A pesar de que fue golpeado en cuanto hizo contacto con el balón, el receptor abierto no cayó y siguió empujando los pies hasta conseguir romper el plano y mandar a su equipo al descanso con ventaja de 16 - 10.

Tanto para nada

Para el primer ataque neoyorquino de la segunda mitad, un buen despeje de Dustin Colquitt dejó muy comprometido al equipo de casa, que debería intentar recorrer todo el emparrillado desde su propia yarda 9. No obstante, una buena conducción de Daniel Jones, que completó pases para convertir dos terceras oportunidades y una cuarta, llevó el ovoide hasta la 4 del territorio enemigo.

Parecía que los Giants podrían darle la vuelta al marcador, pero, en segunda y tres, Bud Dupree se coló entre la línea ofensiva e inició la persecución al quarterback. En lugar de aceptar la captura, Jones puso el balón en el aire, y, como Dupree golpeó su brazo mientras lanzaba, el envío salió sin fuerza y fue fácilmente interceptado por Cameron Heyward.

Los 'G-Men' arrastraron a la 'Cortina de Acero' en una tremenda serie ofensiva de 19 jugadas, 87 yardas y 8:50 minutos. Pero todo el esfuerzo resultó vano, pues una decisión precipitada hizo que los atacantes azules salieran del campo sin puntos en la bolsa.

El show de Snell

Una de las malas noticias que recibieron los Steelers vino a través de su corredor titular, James Conner, que salió lesionado durante el segundo periodo. El número 30 no fue llevado al vestidor y no parecía muy adolorido, pero sí lo suficiente como para ver el resto del duelo desde la línea de banda.

Sin embargo, el lado positivo fue que el suplente de Conner, Benny Snell, asumió el trabajo y dio un partidazo de 19 acarreos y 133 yardas, promediando 5.9 por corrida. Cabe resaltar que, durante la temporada anterior, Pittsburgh sólo tuvo un juego en el que uno de sus corredores consiguió más de 100 yardas por tierra (James Conner contra los Miami Dolphins en la semana 8).

A pesar de haber soltado un balón, que fue bien cubierto por Smith-Schuster, el jugador de segundo año fue pieza clave para que su equipo avanzara en una serie ofensiva que culminó con Chris Boswell poniendo el 19 - 10 ya en el último cuarto.

El último clavo

Ya con desventaja de nueve puntos y con lo bien que se estaba comportando la defensiva rival, lucía complicado que New York pudiera remontar la pizarra. Aun así, Mike Tomlin quería que sus hombres aseguraran el partido, y fue bien correspondido desde el terreno de juego.

Faltando cinco minutos para el final, otra serie ofensiva protagonizada por Benny Snell condujo a los visitantes hasta de la yarda 8 del campo contrario. Una vez ahí, Ben Roethlisberger volvió a conectar con JuJu Smith-Schuster en la zona pintada, poniendo las cosas en 26 - 10.

Con menos de dos minutos en el reloj, los Giants todavía alcanzaron a responder con un nuevo pase de anotación de Jones a Slayton, esta vez de 6 yardas, pero no pudieron hacer la conversión doble ni recuperar la patada corta, por lo que Pittsburgh se llevó el duelo por marcador de 26 - 16.

De esta manera, los Steelers consiguieron la victoria en su primer juego de la campaña 2020, y ahora harán el debut en casa cuando reciban a los Denver Broncos. Por su parte, los Giants, que arrancaron la temporada con un descalabro, deben prepararse para otro encuentro complicado, pues visitarán a los Bears en Chicago para su encuentro de la semana 2.

VAVEL Logo