Los Sabres se siguen moviendo en el mercado 
Reinhart se juega mucho este año. (Bill Wippert/Getty Images) 

Los Buffalo Sabres están siendo uno de los equipos más activos desde que Tampa Bay se proclamase campeón de la Stanley Cup hace un mes. Tras renovar a varios jugadores que quedaban libres, y de fichar a una gran estrella como Taylor Hall, Buffalo está apuntalando su equipo para poder ser competitivo de cara a la temporada 2020-21.

El equipo comandado por Jack Eichel lleva muchos años caminando por el desierto y parece que este año han lanzado un órdago para ver si el americano puede ser el líder de un equipo que dé guerra en los playoffs.

Ullmark y Reinhart, últimos movimientos

Linus Ullmark fue el portero de los Sabres más fiable durante la temporada pasada, con un más que decente 91,5% de paradas. Tras convertirse en agente libre restringido, los Sabres han decidido seguir contando con sus servicios, a razón de 2,6 millones por un año. 

Añadir a un defensa como Tobias Rieder, que puede ayudar a liderar la defensa junto a Rasmus Dahlin, puede favorecer a la mejora del equipo en defensa, su gran debe.

En ataque también han añadido a Eric Staal, que puede ser un buen mentor para que gente como Skinner recupere el nivel de hace dos temporadas, y que puede ayudar a que Olofson y Reinhart den ese pasito que les falta para consagrarse en la élite de la liga.

Precisamente Reinhart es de los que más se juega durante el próximo año, ya que le han renovado solo por una temporada a razón de 5,2 millones. El jugador de 24 años debe demostrar si puede ayudar a Eichel y Dahlin a dar un paso más.

Los Sabres han conseguido lograr un equipo competitivo a base de contratos de un año, como los de Ullmark, Reinhart y Hall, para intentar cambiar el rumbo a la deriva al que se llevan dirigiendo demasiados años.

VAVEL Logo