El tetris de Tampa para cuadrar los salarios
Cirelli es uno de los grandes nombres que quedan en el mercado (NHL.com) 

Tampa Bay se enfrenta a unos días bastante duros en sus oficinas centrales. Tras la renovación de Mikhail Sergachev por 3 años y 4,8 millones de euros anuales, los Lightnings se ven en la tesitura de tener que renovar agentes libres restringidos habiendo superado su límite salarial.

Sergachev ha firmado menos años y por menos dinero que otros defensas con gran proyección en la liga como lo son Seth Jones, Jaccob Slavin o Ivan Provorov, cuyos equipos se han vistos más desahogados económicamente en esta agencia libre. 

Este año el límite salarial se ha planteado en 81,5 millones, y Tampa ya superado en 2 millones esa cifra. Pese a hacer movimientos como el de cortar a Tyler Johnson, aún no ha sido suficiente para poder acometer las renovaciones de Cernak o Cirelli, que se considera una prioridad ahora mismo en la franquicia de Florida.

Cirelli no tiene prisa

Pese a no haber cerrado ningún acuerdo con ninguna franquicia, el center canadiense se muestra muy tranquilo a la hora de comenzar la próxima temporada. Tampa sabe de su importancia, pero su poca flexibilidad económica provoca que posiblemente tenga que firmar un contrato puente en esta agencia libre.

Esto quiere decir que, posiblemente firme por poca duración, para poder ser agente libre en pocos años y conseguir un contrato largo y cuantioso. Esta ha sido la estrategia a seguir de Tampa durante los últimos años, pero este exceso de salarios ha provocado que hasta gente con una cláusula anti traspaso como Steven Stamkos hayan sonado como potenciales monedas de cambio para un traspaso.

Aun así, el margen salarial que tiene el resto de equipos tampoco ayuda a que la franquicia de Florida pueda hacer ningún movimiento más, por lo que se esperan semanas de mucho movimiento en el flamante campeón de la Stanley Cup. 

VAVEL Logo