La NHL se está tomando su tiempo de cara a la prepararación del inicio de la temporada 2020-21
Gary Bettman, comisionado de la NHL / The Globe and Mail

La NHL está planeando lo que seguro que será una temporada 2020-21 inusual con el objetivo de volver a la normalidad para la campaña 2021-22.

La liga tiene como objetivo el 1 de enero de 2021 para el inicio de esta próxima temporada.

"Ese es un trabajo en progreso, influenciado en gran medida por lo que estamos escuchando de los expertos médicos, y hablamos con algunas personas muy bien posicionadas", dijo el miércoles el comisionado Gary Bettman.

"La COVID-19 está atravesando una segunda ola, que podría ser peor que la primera ola, y entre el día de Acción de Gracias y sus consecuencias y lo que creen que sucederá en Navidad y las secuelas de ese período del año, nos tomamos nuestro tiempo y nos aseguramos de que mientras buscamos formas de avanzar, nos enfocamos en la salud, la seguridad y en hacer las cosas de forma correcta".

El comisionado dijo que la Asociación de Jugadores de la NHL (NHLPA) firmaría un campamento de entrenamiento de una duración adecuada, que podría ser un poco más corto que en temporadas pasadas. Los equipos probablemente querrían jugar uno o dos partidos de pretemporada, dijo.

Donald Fehr, director ejecutivo de la NHLPA / Sportsnet

Según lo que los expertos médicos le dicen a la NHL, particularmente con respecto a la disponibilidad de vacunas para el público en general, el comisionado Bettman dijo que los pabellones podrían estar llenos en la 2021-22, cuando los Seattle Kraken comiencen a jugar en la liga como un equipo de expansión.

"Creo que esto es quizás lo más importante", dijo el comisionado. "En lo que estamos enfocados es en tratar de pasar la temporada 2020-21 para poder volver a estar en posición para regresar a la normalidad en la 2021-22. Tenemos esperanzas y optimismo, basándonos en todo lo que estamos escuchando, de que podamos ver con normalidad la temporada 2021-22, pase lo que pase esta temporada".

El comisionado Bettman dijo que la NHL no le ha pedido a la NHLPA que renegocie el Acuerdo de Negociación Colectiva (CBA) entre la NHL y la NHLPA, después de que la liga y el sindicato anunciaran una extensión de cuatro años el 10 de julio, lo que llevaría el acuerdo hasta la temporada 2025-26.

El Comisionado dijo que la NHL y la NHLPA están discutiendo temas a corto plazo y el impacto económico a largo plazo. Los problemas a corto plazo incluyen cómo será la temporada; si los equipos jugarán en estadios locales, en determinadas sedes o un híbrido de ambas opciones; y un potencial rediseño temporal de las divisiones.

Lo de las divisiones tiene mucho que ver con la frontera entre Canadá y Estados Unidos, que está cerrada a viajes no esenciales, y Canadá ha dicho que eso permanecerá así hasta que la pandemia esté bajo control. El comisionado Bettman dijo que incluso si los equipos de la NHL pudieran cruzar, el problema de la cuarentena permanece.

"Si juegas unos partidos en un tiempo y fecha normales, no puedes poner en cuarentena a los jugadores durante 14 días mientras te mueves dentro y fuera del país, razón por la cual, entre otros problemas que afectarán a una posible temporada, literalmente tendríamos que realinear y crear una situación en la que tal vez los equipos de Canadá sólo jueguen entre sí, y también tendríamos que realinear la forma en la que todos nuestros equipos jugarían", dijo el principal directivo de la NHL.

Logos de las siete franquicias canadienses de la NHL / TradeRumours.com

"Es parte de la gran cantidad de problemas con los que estamos lidiando, por lo que cuando la gente dice, 'Oh, bueno, están tratando de renegociar', la respuesta a todo esto es que tenemos muchos problemas con los que lidiar, y el sistema estará estresado para todos."

Los propietarios y los jugadores dividen los ingresos relacionados con el hockey al 50% según los términos del convenio colectivo. Una parte de los salarios de los jugadores se retiene durante el proceso contable. La extensión del CBA limitó el depósito en garantía, comenzando en el 20% para la 2020-21 y descendiendo al 6% para la 2023-24.

El tope salarial de la NHL también está vinculado a los ingresos relacionados con el hockey en virtud de los términos del acuerdo de negociación colectiva. Se mantendrá en $81,5 millones hasta que los ingresos relacionados con el hockey superen los $3.300 millones, según la extensión del CBA.

No está claro cuántos aficionados, si esa posibilidad se abriera, podrían asistir a los partidos en la 2020-21. Los límites gubernamentales a las reuniones para eventos públicos varían de un mercado a otro.

"Sean los que sean los ingresos, los jugadores sólo obtienen el 50%", dijo el comisionado Bettman. "Y si les pagamos de más y no nos devuelven el dinero a corto plazo, tienen que devolvernos el dinero con el tiempo. Habrá tensiones en el sistema y hemos tenido discusiones sobre cuáles son esas tensiones y cómo se pueden solucionar, pero no estamos tratando de decir que tienes que hacer X, Y y Z. Estamos tratando de buscar formas de continuar trabajando juntos. Sé que está siendo retratado como otra cosa, y es desafortunado e inexacto, porque al final del día, si el sistema se estresa, lo estará para los dos".

"Si tenemos que pagar mucho dinero en efectivo, dos tercios de los cuales nos van a devolver, eso puede causar algo de estrés, pero tendremos que lidiar con eso si vamos a seguir adelante. De la misma manera, si los jugadores nos deben más dinero de lo que nadie imaginó, el tope salarial podría ser plano o casi fijo durante los próximos cinco o seis años, y los jugadores en el futuro estarán pagando lo que nos deben. Entonces, la [situación] no es como, bueno, exigimos una renegociación. Al contrario, vemos la forma en que el sistema se verá afectado".

VAVEL Logo