Las lesiones se ceban con los Ducks
Brendan Guhle | NHL.com

Superada la primera semana de competición, muchos equipos ya tienen que empezar a lidiar con diferentes problemas: si no son los positivos por Covid-19, llegan las lesiones. Es el caso, entre otros, de dos jugadores de los Anaheim Ducks

Uno de ellos es el defensor Brandon Guhle, y sucedió en el training camp hace dos semanas, donde se lesionó en la rodilla derecha. Ocurrió en una jugada con otro compañero, que cayó sobre él de manera peligrosa y le generó este problema, que le mantendrá fuera del hielo durante las próximas cuatro semanas. A sus 23 años, esta será su sexta temporada en la NHL después haber sido seleccionado en el draft de 2015 y tener contrato de casi un millón de dólares por curso.

“Fue una casualidad, no fue un jugador que chocara su rodilla con la del compañero o que se resbalara y cayera mal. Literalmente, fue un chico que se cayó sobre él”, explicó Dallas Eakings, el entrenador de los Ducks.

Joshn Manson seis semanas en el dique seco

Josh Manson | NHL.com
Josh Manson | NHL.com

Por su parte, el otro nombre es Josh Manson, que tuvo que abandonar el partido de hace cuatro días contra los Minnesota Wild después de sufrir una lesión en un músculo oblicuo, algo que le obligará a parar durante las próximas seis semanas. La escena sucedió a falta de 40 segundos para concluir el primer periodo y, pese a que regresó en el segundo tiempo, apenas pudo disputar una jugada antes de volver a retirarse camino de los vestuarios y no regresar más en lo que quedaba de noche.

En los tres partidos que ha sido protagonista no pudo sumar ni un punto en una media de más de 15 minutos por encuentro. De momento, Anaheim es la peor franquicia de la división oeste con tres puntos en cuatro partidos, aunque con diez goles en contra, una cifra que supera ligeramente la media de dos por partido.

VAVEL Logo