Los GM canadienses frente al reto de las restricciones fronterizas
Marc Bergevin, GM de Montreal Canadiens | Foto: NHL.com

La operación entre Columbus y Winnipeg que implicaba el traspaso de Pierre-Luc Dubois, Jack Roslovic y Patrik Laine ha sido de momento el movimiento estrella de la temporada, pero aparte del típico debate sobre cuál de las dos partes ha ganado en el envite, ha aparecido un factor que hasta ahora no había entrado, la disponibilidad del jugador para su nuevo equipo. Y es que mientras Roslovic ya ha jugado con Columbus y el debut de Laine es inminente, Dubois deberá terminar de cumplir una cuarentena de catorce días para unirse a sus nuevos compañeros.

Esto al principio de la temporada puede no representar un problema, con decenas de partidos por delante y tiempo disponible para que el jugador se adapte a sus nuevos compañeros y entorno. Pero en el cierre del mercado, este año programado para el 12 de abril, con las últimas semanas de temporada regular consumiéndose con puestos de playoff en juego, esas dos semanas pueden ser todo un mundo.

La buena noticia es que al estar todos los equipos canadienses encuadrados en la misma división, todos quedan en igualdad de condiciones a la hora de enfrentar el final de la temporada regular y el inicio de los playoffs, cuyas dos primeras rondas serán todavía entre equipos de la misma división.

A pesar de ello, según el canal TSN los gerentes generales de las siete franquicias canadienses habrían unido fuerzas para negociar con las autoridades sanitarias unas condiciones similares a las previas a los campamentos de entrenamiento, es decir, una semana de cuarentena más dos controles posteriores negativos, pero no han tenido fruto por el momento.

Aún así todos los equipos con posibilidades de obtener resultados a esas alturas de la temporada siempre buscan reforzarse y aunque existe la esperanza de que las medidas sanitarias puedan relajarse de aquí a mediados de marzo, cuándo se manejan operaciones en las que están implicados millones de dólares y expectativas deportivas, la incertidumbre es la peor de las situaciones, por lo que sin duda alguna la coalición de las diferentes franquicias canadienses seguirá buscando la relajación de la cuarentena interfronteriza para sus posibles traspasos.

A día de hoy las condiciones son las que son, y en caso de que las negociaciones no consigan su objetivo, sin duda alguna veremos las operaciones más jugosas de la División Norte mucho antes del cierre de operaciones.

VAVEL Logo