Los Penguins comienzan a resolver su tarea pendiente
Los Penguins celebran un gol en el pabellón de los Bruins | Fuente: NHL.com

Entramos en la recta final de la temporada regular y cada franquicia se va consolidando en la zona que se ha ganado durante los primeros meses de competición. Es el caso de los Pittsburgh Penguins, que luchan junto a Islanders y Capitals por la primera posición. ¿Qué necesita el cuadro de Mike Sullivan para terminar de redondear su buena campaña? Ser sólidos fuera de casa.

Nadie suma mejores números en casa que los Penguins: 14 victorias y 29 puntos. El problema llega cuando se suben al avión y dejan atrás el PPG Paints Arena: 17 puntos en 17 partidos, el séptimo peor visitante de su división, solo por encima de los Sabres. Sin embargo, pese al horrible comienzo de temporada, Pittsburgh está empezando a tomarle el pulso a los encuentros lejos de su pabellón: ha ganado cuatro de sus últimos cinco y parece que comienza a resolver su principal problema.

No es un problema nuevo en los últimos años, ya en la última temporada finalizaron con un récord de 17-15-2 fuera de casa, ligeramente mejor que el de ahora (8-8-1). La defensa también parece tener más problemas, encaja una media de tres tantos por partido, casi uno más que en su feudo. Tampoco sabemos el impacto que puede tener el público. Desde que los aficionados regresaron al pabellón, Pittsburgh firmó la segunda mejor marca de su historia en cuanto a victorias en casa (12) y también se vio espoleado a la hora de jugar como visitante.

Restan 18 partidos para concluir la fase regular y determinar qué equipos obtienen billete para la lucha por la Stanley Cup, algo que los de Pennsylvania tienen prácticamente asegurado. Aunque no es suficiente, el primer puesto está ahora mismos en dos puntos y el premio es muy jugoso. Rangers y Devils, ambos fuera de casa, son ahora los próximos objetivos. Los Blueshirts siguen intentando acercarse al cuarto puesto para rascar algo de los playoffs, mientras que los de Nueva Jersey parecen tenerlo más complicado. Dos exámenes muy complicados, y donde los Penguins ya han suspendido este año: una victoria y una derrota frente a cada uno.

VAVEL Logo