Ryan Miller, el portero estadounidense más ganador, anuncia su retirada
Foto: Getty Images

El portero actual de los Anaheim Ducks, Ryan Miller, anunció su retirada después de confirmarse matemáticamente que la franquicia de California no estará en Playoff y le restan solo seis partidos de regular season. Miller abandona ya a sus 40 años la NHL siendo el portero actual nacido en Estados Unidos con más victorias en la liga de la historia.

Este jugador nacido en East Lansing (Michigan), es el 14º portero con más triunfos de la NHL, justo por delante de Dominik Hasek. Miller cuenta con 16 partidos ganados más que John Vanbiesbrouck, el segundo estadounidense con más victorias de esta clasificación histórica.

Cuenta con una marca de 390-289-86 con un empate. Ha promediado 2'64 goles en contra, un 91'4% de paradas y 44 juegos con la portería vacía, habiendo disputado en total 794 encuentros (770 como titular). A lo largo de sus 18 temporadas, ha clasificado siete veces a playoff, y tuvo un balance de 28-27, 2'52 goles encajados, 91'3% de salvadas y tres partidos sin goles permitidos de los 57 que presenció en la lucha por una Stanley Cup.

Incondicional en Buffalo. También jugó con Blues, Canucks y Ducks

Miller llegaría a la NHL tras ser seleccionado en el Draft de 1999 en 5ª Ronda, pick número 138. Lo escogieron los Buffalo Sabres, donde pasó la mayor parte de su carrera. Estuvo 11 temporadas (284-186-56 y 1 empate) y es el portero con más victorias de la franquicia y el segundo en partidos en blanco con 28, tras Hasek (55).

"Buffalo siempre va a tener una gran parte de mi corazón. Siento que realmente crecí allí... Siempre sentí que, en cierto modo, le debía algo a Buffalo. Siempre quise hacer lo correcto para los fanáticos. Esa fue una gran inspiración detrás de gran parte del trabajo en la comunidad. Sentí que estaba haciendo algo que tuve mucha suerte de hacer y Buffalo me estaba permitiendo hacerlo. Así que debería estar tratando de hacer de Buffalo un lugar mejor".

Foto: SBnation.com
Foto: SBnation.com

Estando en los Sabres se alzó con el Vezina Trophy al mejor portero de la temporada 2009/2010. Se marcó un récord de 41-18-8, con 2'22 goles en contra y un porcentaje de paradas del 92'9% en 69 encuentros, y en solo uno de ellos no fue titular. En febrero del 2014 fue transferido a los St. Louis Blues donde apenas estuvo en 19 juegos sobre el hielo. Y a la siguiente temporada puso rumbo a los Vancouver Canucks, con quienes logró una marca de 64-68-16 a lo largo de tres cursos. Finalmente, como agente libre en 2017 firmó con los Anaheim Ducks.

En esta última temporada ha tenido un 3-8-1 permitiendo 3'60 tantos de promedio y un 88'2% de paradas en 14 partidos en total. Los Ducks ya no tienen opciones de playoff (15-28-7, 8º y últimos de la Honda West Division con 37 puntos).

"Pensé que este año probablemente sería mi último año, y quería tomarme el tiempo para apreciar todo sobre el juego. Ha sido un buen año. He podido absorberlo. Podría haber esperado para retirarme, pero sentí que esta sería una buena manera de decir adiós, con algo de tiempo para apreciarlo y comunicarlo, así que podría disfrutar el momento".

Subcampeón olímpico

Como prioridad para Miller ahora es tener tiempo para él y su familia, aunque indicó que le gustaría permanecer unido al hockey hielo en el corto plazo. Y más adelante, poder formar parte en el desarrollo de jugadores de la NHL. Estas fueron sus palabras de despedida: "Lo mantuve unido hasta la familia. El hockey ha sido una verdadera pasión para mí. Me lo presentó mi familia, mi papá... Me atrajo mucho la posición del portero: mi papá me desanimó de la forma más mínima posible de vez en cuando debido a lo difícil que podía ser, pero sentí que ese era el lugar para mí. Terminó siendo exactamente donde quería estar".

Foto: buffalohockeybeat.com
Foto: buffalohockeybeat.com

Al margen de su extensa carrera en la NHL, Miller brilló con la selección de Estados Unidos en su mejor momento, hace unos diez años. Se proclamó subcampeón olímpico en los Juegos Olímpicos de Vanocuver 2010, siendo además el MVP. Ganó cinco partidos con solo 1'35 goles concedidos y un 94'6% en paradas, manteniéndose un encuentro vacío. Solo permitió ocho tantos en 147 lanzamientos, y únicamente la Canadá de Sidney Crosby les apartó de la medalla de oro.

VAVEL Logo