Otra jornada electrizante de NHL Playoffs
Predators vs Hurricanes / Foto: Ontheforchek.com

Washington Capitals 3-4 Boston Bruins (OT)

El Capital One Arena fue el escenario donde los Capitals comandados por el histórico Alexander Ovechkin intentarían poner la serie 2-0 a favor del equipo de la capital estadounidense, al frente unos Boston Bruins que esperaban que sus figuras Marchand y Hall entraran en ritmo de playoffs de una vez por todas.

En el primer periodo los dos equipos dejaron ver que sería otro partido físico donde los jugadores darían todo en cada shift y por parte de los Capitals, el defensa Dmitry Orlov seguía con su buen nivel defensivo pero esta vez sumándole mas incursiones ofensivas a su característico juego.

El primer tanto llegó temprano en el partido con una muy buena asistencia “Wrap around” de Charlie Coyle que Jake DeBrusk aprovecharía para seguir con su racha goleadora ante los Washington Capital. La alegría Bruin no duraría mucho porque Ovechkin asistiría a T.J Oshie para igualar el marcador 1-1. No mucho después Patrice Bergeron pondría por delante en el marcador a los Bruins pero Orlov asistiría a Hethaway para volver a empatar el partido y terminar un primer periodo lleno de goles, hits y emociones.

Las sirenas de gol volvieron a sonar hasta el tercer periodo donde Orlov repitió conexión con Hethaway para poner un 3-2 en el marcador que parecía definitivo hasta que el polémico Taylor Hall marcara en una jugada caótica al frente del área del portero de los Capitals y que terminaría con un 3-3 en el marcador, obligando por segundo partido consecutivo a que las cosas se definieran en tiempos extra. En “overtime” la balanza la inclinó Brad Marchand a favor de los Bruins para terminar empatando la serie 1-1.

Carolina Hurricanes 5-2 Nashville Predators

Unos playoffs de Stanley Cup definitivamente no son lo mismo sin público en los pabellones y 12,000 fans de los Carolina Hurricanes nos hicieron recordar lo que es un autentico partido de playoffs alentando con todo a su equipo en el PNC Arena.

El partido empezaba muy igualado con los dos equipos teniendo acciones peligrosas y con un Juuse Saros que daba mucha más seguridad que Alex Nedeljkovic en el arco. El marcador lo abrió el habilidoso Filip Forsberg entrando por el centro del área ofensiva y venciendo a Nedeljkovic con gran habilidad, pero como es habitual en playoffs, Carolina respondió inmediatamente con un gol de Teuvo Taravainen para igualar el partido que se iría así al segundo periodo.

En el segundo periodo el capitán Cane, Jordan Staal, marcó el 2-1 que luego igualaría el ex-cane Erik Haula quien se ganaría el odio de todos sus antiguos fans. El tercer periodo estaría lleno de goles y el primero en abrir el marcador fue Nino Niederreiter, desde ahí el partido se le torno muy complicado a los Preds que no pudieron volver a acercarse en el marcador. El partido lo terminaría sentenciando el talentoso Andrei Svechnikov en un gol a portería vacía debido a que los Predators habían sacado a su arquero para sumar un atacante extra. Poniendo el marcador final sería de 5-2 a favor de los de Carolina.

Colorado Avalanche 4-1 St. Louis Blues

Los ex-campeones Blues sabían que tenían que hacer un juego perfecto para poder ganarle a los Avs que venían con un nivel pletórico tras ganarse el trofeo al mejor equipo de la temporada regular. El juego físico estaba siendo dominado por los Blues mediante fuertes hits y juego tosco en las vallas, hasta que el capitán de Colorado Gabriel Landeskog diera un paso al frente por los golpes que estaban recibiendo sus compañeros y se fuera a los golpes contra Brayden Schenn, desdé ahí los Avs pudieron superar y competir contra la fuerza física de los Blues dominando el partido en muchas etapas. El primer periodo terminaría 1-0 a favor de Colorado gracias a un golazo del defensa Cale Makar.

En el segundo periodo la figura de Jordan Binnington ya era inmensa y con cada salvada se hacía más difícil pensar que alguien le pudiera anotar otro gol. Jordan Kyrou tuvo una gran conexión con Ivan Barbashev que le dieron la oportunidad de empatar el partido 1-1 y aguantar todo el segundo periodo con un marcador que hacia soñar a los Blues. El tercer periodo fue una exhibición de Nathan MacKinnon, cada vez que el canadiense estaba en el hielo se veía la superioridad de calidad que este jugador tiene y con dos goles y una asistencia terminaría liquidando las esperanzas de  St. Louis. El partido terminó con muchos roces entre jugadores y con un panorama claro en que si el Avalanche quiere eliminar a los Blues van a tener que recibir muchos golpes en el proceso.  

VAVEL Logo