Holland, GM de Edmonton, ve la eliminación a manos de Winnipeg como parte del camino hacia el éxito
Ken Holland, el arquitecto deportivo de los Edmonton Oilers / NHL.com

Ken Holland sueña con un proceso en el que la indudable decepción de hoy se convierta, como sucedió en su estancia en los Detroit Red Wings, en éxito. Es decir, que perder preceda a ganar.

Así que el miércoles se dispuso a pintar con un poco de color rosa el negro pesar que ahora deben estar sintiendo los aficionados de los Edmonton Oilers. “Tendremos dolor, habrá decepciones, tendremos adversidad. Y nos hará mejores ", dijo sobre la última eliminación en primera ronda, esta vez ante los Winnipeg Jets.

“El dolor que sienten hoy los aficionados de los Oilers, que nosotros y nuestros jugadores sentimos hoy, creo que es algo bueno. ¿Por qué?" preguntó. “Porque las expectativas son grandes. No sólo estábamos satisfechos con llegar a los playoff. Jugamos a un nivel lo suficientemente alto (en la temporada regular) como para tener aspiraciones de tener recorrido en los playoff. Duele hoy. Es enormemente decepcionante. Pero no es enormemente decepcionante porque rendimos a un bajo nivel, sino porque teníamos grandes expectativas. Eso es algo bueno, no malo".

Alguien puede tomar la posición de Holland en el mal sentido. No está tratando de convencer a nadie para que crea que una barrida de los Jets estaba en los planes de la franquicia, o que deberían estar contentos con una serie que ni siquiera le dio a los aficionados de la ciudad de Alberta un game winning goal en la prórroga.

Los Winnipeg Jets celebran un gol en la eliminatoria ante Edmonton / Winnipeg Free Press

Lo que está diciendo es que este es el proceso que soporta toda organización exitosa, y los Oilers están completamente inmersos en él. Que es mejor estar involucrado y comprometido en el proceso que ser lo que ha sido esta franquicia durante la mayor parte de los últimos 25 años: una entidad tratando de buscar y repetir la suerte que tuvo en 2006, cuando llegó a la final por la Stanley Cup que se acabarían llevando los Carolina Hurricanes.

"Si ganas tres campeonatos en 15 años, tienes 12 o 13 años de decepciones masivas", dijo. "Miro hacia atrás en mi tiempo en Detroit, y antes de que ganáramos nuestra primera Stanley Cup, cuántas decepciones masivas tuvimos antes de que finalmente pudiéramos hacerlo".

Así que ahora Holland se embarca en su tercer verano para construir algo en Edmonton. Hasta ahora, claramente, ha construido un equipo fuerte de temporada regular, terminando segundo en su división cada año. Sin embargo, es obvio que su equipo no tiene lo que se necesita para tener éxito en la postemporada, con marca de 1-7 en partidos de postemporada en los últimos dos años.

Año tras año, los Oilers volvieron a mejorar en muchas estadísticas cruciales, tanto ofensivas como defensivas y en su portería. Edmonton empató con Washington como los equipos con el mejor récord como visitantes en la NHL esta temporada, fue el quinto mejor equipo en la liga desde el 1 de febrero en adelante (después de un mal comienzo), y tuvo el séptimo mejor porcentaje de paradas en la NHL esta temporada.

No hicieron sólo una buena temporada regular aislada. Han estado muy bien durande dos años consecutivos. En Edmonton, eso es un progreso. Por segunda temporada consecutiva tuvieron el mejor power play en la NHL, pero lo que no hicieron lo suficientemente bien fue el producir en el cinco contra cinco. Eso apunta a la falta de profundidad en la anotación, algo que resultó fatal contra los Jets.

A medida que se acerca la época de la agencia libre, Holland habló de construir un equipo poco a poco.

“Parte de la evolución de un equipo es que necesitas personas que estén en tu plantilla para dar un paso adelante. Parte de nuestro crecimiento tiene que ser interno”, dijo. “No todo puede ser (sobre) la agencia libre. Los buenos programas, los buenos equipos de esta liga, hacen mucho de lo que hacen desde dentro. Drafteando, desarrollando, y luego sales y encuentras las piezas finales a través de la agencia libre y a través de traspasos".

Connor McDavid fue seleccionado con el número uno en el NHL Draft de 2015 / HFBoards

Algo similar a cómo lo han estado haciendo los Winnipeg Jets, durante mucho más tiempo y de mejor forma que Edmonton.

"Winnipeg ha estado haciendo lo mismo que les estoy diciendo, durante los últimos seis o siete años", comentó Holland. “No es que sólo falte un traspaso. No te limitas a perder un montón de futuro a cambio de un tipo consolidado y tienes múltiples celebraciones. No sucede de esa manera. Los Jets estuvieron en una final de conferencia hace tres años. Se están apegando a ello, formando su equipo".

Como tal, la actuación de Edmonton contra Winnipeg, por dolorosa que sea, le da a Holland más esperanza que pesimismo. “En tres de los cuatro partidos, cuando sonó la bocina después de 60 minutos, estábamos empatados”, dijo. "Realmente no creo que nos hayan superado por mucho. Pero perdimos 4-0. El resultado final no dice que la serie haya sido pareja".

Planificación para la 2021-22

La prioridad de Holland es terminar las entrevistas con los que pueden tomar la rampa de salida y hablar con su grupo de líderes sobre lo que creen que se requiere. Dos de esos líderes, Adam Larsson y Ryan Nugent-Hopkins, pronto serán agentes libres sin restricciones. Es probable que Larsson sea el primero en firmar, probablemente un contrato aproximado de cuatro años y $15 millones. Nugent-Hopkins está buscando un contrato más amplio y quizás un aumento de su salario de $6 millones. Parece querer quedarse en Edmonton, pero tendrá que aceptar algo así como cinco años y $28 millones, o llevar su talento al mercado.

Es probable que Tyson Barrie se vaya, buscando un salario alto y un acuerdo a largo plazo después de jugar con un contrato de un año en Edmonton. Mike Smith probablemente volverá a firmar con los Oilers y tal vez obtenga un contrato de dos años.

Tyson Barrie, pieza importante en la defensa para los Oilers en esta temporada / Oil On Whyte 

Luego, Holland buscará un extremo izquierdo en el mercado que esté establecido entre los seis primeros de una delantera NHL, y un par de delanteros para dar profundidad que también tengan experiencia.

"Tenemos algunos jugadores maravillosos que están llegando a lo mejor de sus carreras, y no puedo apoyarlos sólo con jugadores de 22 y 21 años", dijo el general manager. “También necesitas a esos jugadores veteranos que han estado allí antes. Que han estado en esas situaciones". Piensen en Blake Coleman o Barclay Goodrow en Tampa Bay Lightning o en Jayden Schwartz en los St. Louis Blues.

También necesita un defensor para el lado izquierdo y probablemente un portero. Holland prácticamente prometió al menos un buy-out este verano, lo que probablemente signifique el adiós de James Neal.

“Necesitas estabilidad”, enfatizó. “No puedo seguir cambiando jugadores. Se trata de crecer con algunas de las personas que tenemos aquí. Algunos volveremos a firmarlos y también traeremos a gente nueva. Haremos crecer esto".

En definitiva, parece que la era Holland continuará en los Edmonton Oilers, pero seguramente el año que viene se tendrá que ver una evolución en forma de resultados en los playoffs. Y que esa evolución pueda llevarlos más allá de una primera ronda o, de lo contrario, sus aficionados y seguramente Connor McDavid, su jugador franquicia y el que es considerado por casi todo el mundo como el mejor patinador de la liga, empezarán a perder (todavía más) la paciencia.

VAVEL Logo