Don Granato es el elegido
Granato dando instrucciones a Dylan Cozens la temporada pasada - nhl.nbcsports.com

Será el vigésimo técnico en la historia de los Buffalo Sabres. Don Granato, de 53 años asume el cargo para los tres próximos años con el único propósito de llevar a la franquicia los playoff, tras diez temporadas sin que nadie lo haya conseguido. Los Sabres, ahora envueltos en saber qué va a pasar con su estrella Jack Eichel, tema del que muy pronto hablaremos, se han decidido por alguien que ya era conocedor de la franquicia y que ha estado en el club, primero como entrenador asistente en la temporada 2018-19, y más tarde, en la pasada, como entrenador principal tras la destitución de Ralph Krueger.

La directiva aún no ha hecho públicos los términos del contrato, sólo se sabe la duración del mismo, y se espera que para los próximos días, tanto directiva como entrenador, den una rueda de prensa próximamente para aclarar dichos términos.

En la búsqueda del entrenador, el gerente general de los Sabres, Kevyn Adams, había barajado diversos nombres para el puesto, Granato estaba entre ellos, pero sonaban con más fuerza otros como los de Rick Tocchet o Bruce Boudreau. Al final, la elección tampoco ha sorprendido tanto ya que se cree que Adams lo que quería era a alguien que conociera bien la franquicia y a los jugadores, requisitos que sólo tenía o tiene Don Granato.

  • ¿Aciertan los Sabres con Granato?

Es una incógnita total, y por lo tanto muy difícil de saber qué le deparará el futuro a estos nuevos Sabres de Granato, o quizá no tan nuevos. Si nos guiamos por los últimos partidos de la temporada pasada la verdad es que no saldría muy bien parado. El de Illinois, que se hizo cargo del equipo a finales de la temporada pasada dirigió 28 partidos, con un balance de nueve victorias, 16 derrotas y tres derrotas en la prórroga, un balance para llorar.

Pero obviamente, estamos en otro año, y la temporada pasada cuando Granato cogió el timón, el equipo estaba roto, su estrella lesionada, su otra estrella se fue a Boston, problemas con el contrato de Jeff Skinner, entrenador cesado, vamos un equipo a la deriva y sin rumbo.

Ahora, no sabemos qué equipo va a tener Granato, quien se irá o a quien se fichará. Pero sí sabemos sin embargo, que es un entrenador al que le gusta contar con los jóvenes, y parece que a partir de ahí se van a construir estos nuevos Buffalo Sabres, muchas promesas y algún fichaje importante pero sin serlo demasiado. Y más aún, teniendo en cuenta que la estrella del equipo, Jack Eichel, sobre el que se han cimentado las temporadas anteriores, está de salida en el club. La directiva está dispuesta a hacer un importante intercambio usando al propio Eichel como moneda de cambio.

Por lo tanto, aún es pronto para especular sobre el futuro de esta hasta ahora maltrecha franquicia, pero con Granato fichado, ya podemos tener alguna pista sobre qué dirección va a tomar el equipo de Buffalo. Aún sin Eichel en el equipo, esperemos que de una vez esta franquicia arranque motores y vaya en la dirección correcta, la que merecen desde luego sus seguidores.

VAVEL Logo