Santiago Lange y Cecilia Carranza, abanderados argentinos
Foto: Télam

A partir de Tokio 2020, todos los países tendrán la obligación de contar con dos abanderados en la ceremonia de inauguración, hombre y mujer, con el fin de poner en marcha la igualdad de género en el ámbito deportivo.

Por esta razón, el Comité Olímpico Argentino (COA) decidió que Santiago Lange y Cecilia Carranza, ante la imposibilidad de la judoca Paula Pareto (compite al otro día), fueran los encargados de comandar la delegación albiceleste en el inicio de los Juegos Olímpicos.

  • ¿A qué se dedican los abanderados?

Lange es uno de los atletas más distinguidos de la historia del yate argentino. Su extenso y brillante currículo en el deporte incluye seis participaciones en los JJOO: Seúl 1988, Atlanta 1996, Sídney 2000, Atenas 2004, donde consiguió su primera medalla de bronce, Beijing 2008, donde regresó a la misma categoría y repitió la hazaña. Finalmente, en Río 2016 se alzó con el oro en Nacra17.

Carranza se convirtió este viernes en la séptima mujer argentina en portar la bandera nacional en la ceremonia de apertura. La rosarina afrontará su cuarta experiencia, tras competir los dos primeros en la división Laser radial en Beijing 2008 (12ma.) y Londres 2012 (21ra.). Junto a Lange, se quedaron con la máxima condecoración en Brasil.

"Será un momento muy especial, un gran honor. Me toca a mí vivir esto de que por primera vez el Comité Olímpico Argentino haya designado una abanderada y un abanderado", indicó Carranza hace algunos días.

"Es un orgullo y un honor, porque admiro mucho a todos los atletas y sé lo que significa participar de un Juego Olímpico. En algún punto, estamos representando a todos ellos. Y es impresionante", añadió el regatista.

Lange y Carranza portando la bandera en la inauguración / Foto: AFP
  • ¿Cómo llegan a Tokio?

La nueva normalidad modificó sus planes camino a la competición. Instalarse en Japón sin tanta antelación resulta una seria desventaja para los regatistas. Por esta razón, decidieron trabajar junto una meteoróloga que trabaja para el equipo austríaco, que los está ayudando para tener la mayor cantidad de información posible respecto al clima.

"A Río llegamos 9 meses antes del inicio de los Juegos. En Beijing fueron 7 meses previos de preparación en el lugar. En Atenas también fueron 7 meses. Y a Tokio vamos a llegar 8 días antes de la primera largada. Es una locura, porque todos los días son diferentes", explicaba Santiago previo al viaje.

Lange y Carranza aseguraron que serán unos Juegos "difíciles". Deberán enfrentarse a la delegación australiana, que son los máximos candidatos en la disciplina. La falta de competencia dificultará a los argentinos, que solo han disputado un torneo desde el inicio de la pandemia.

"Vamos a hacer un buen papel", respondieron sin titubear / Foto: TyC Sports
VAVEL Logo