Robin Lehner da qué pensar a la NHL
Fuente: NHL.com

“Suficiente por hoy, si esto sigue así voy a desvelar una historia y demostrarla por mí mismo, ex jugadores y jugadores que todavía juegan. Los tuits de la verdad empiezan mañana si esto no se arregla. Pasadlo bien”, amenazó el pasado domingo Robin Lehner después de que un ex compañero suyo en los Buffalo Sabres, Jack Eichel, no estuviera de acuerdo en la manera de tratar una lesión en su cuello.

Después de que no hubiera ningún tipo de respuesta por parte de la NHL, el jugador cumplió con su palabra y arremetió contra varios equipos. “¿Es común darle benzodiacepina a los empleados cuando viajan? ¿No deberían hacerlo los doctores o psiquiatras? Esto no pasa en Las Vegas, pero sí en otros equipos en los que he estado”, señaló Lehner, que después cargó contra un nombre en concreto: Alain Vigneault, entrenador de los Philadelphia Flyers. “Este dinosaurio trata a los jugadores como robots, no como humanos. Hay que echar a estos dinosaurios. Tengo pruebas. Intentad salir de esta ahora”.

Sobre esas acusaciones, el técnico del conjunto naranja salió al paso para defenderse. “Estoy muy decepcionado. No tengo idea de donde viene eso, no sé qué más decir, no tengo ni idea”. Después, Vigneault le preguntó al periodista con el que estaba charlando si existía el COVID-19, argumentando que mucha gente dice que no. “¿Crees que las vacunas son buenas? Hay gente que cree que si te vacunas vas a ser magnético o te va a cambiar el ADN. ¿Crees que Joe Biden ganó las elecciones? Muchas personas no. Hay algo que han tirado ahí fuera y que es falso”, sentenció rotundamente el entrenador. Después de esta conferencia, Lehner salió de nuevo ante los medios para clarificar que no estaba acusando a Vigneault de distribuir pastillas de manera impropia.

Alain Vigneault | Fuente: NHL.com
Alain Vigneault | Fuente: NHL.com

 

Después de que fuera acusado de mentir en sus acusaciones, Lehner volvió a las redes sociales para reafirmarse en sus palabras. “He cometido muchos errores, pero mentir sobre lo que he visto en los últimos 12 años no es uno de ellos. No me importa lo que digan, no miento sobre esas cosas. Voy a seguir. Tengo historias para un año”.

Después de todo el lío que se formó en Twitter, la NHL y la Asociación de Jugadores organizaron una reunión con el propio jugador para tratar posibles cambios en la liga de cara a un corto plazo. “Este fin de semana no me quedó más remedio que llorar para tener un poco de ayudar por parte de la liga, a la que amo y que tanto me ha dado. Solo quiero proteger a los jugadores jóvenes y la única manera de hacerlo es de forma privada. Me siento muy animado por las conversaciones que hemos tenido y vamos a ir hacia delante”, expresó el jugador, que afirmó que no busca ningún tipo de atención y que estará feliz si es capaz de ayudar a un 1 %.

El jugador de los Golden Knights, que en su momento hizo público que sufre trastorno bipolar y que ha tenido problemas fuera del deporte en su vida personal, también sugirió que además de las lesiones, hay que cuidar el aspecto mental de todos los jugadores.

VAVEL Logo