All or nothing: Toronto Maple Leafs, la NHL se desnuda o al menos lo intenta
Imagen: primevideo.com

Este mes de noviembre los aficionados al hockey españoles hemos tenido acceso al fin al documental de la serie All or nothing que ha seguido la temporada de los Toronto Maple Leafs. Una franquicia de documentales deportivos de Prime Video que empezó desvelando los secretos de vestuarios de la NFL y luego ha explorado otros deportes como el fútbol o el rugby y finalmente la NHL.

Vendiendo el producto NHL

Un paso más dentro de la estrategia que marca el mandato como comisionado de la liga de Gary Bettman de vender el producto deportivo que ofrece la NHL y aumentar la popularidad de la competición no solo en Norteamérica, si no a nivel global.

Y hay que decir que sin ninguna duda, esta serie es interesante para los que ya eran seguidores de la NHL, ya que muestra interioridades de los jugadores o del vestuario, que de corriente están vedados en la cobertura habitual por parte de la prensa y medios especializados, pero deja huérfanos a muchos de esos aficionados de respuestas respecto a preguntas que se plantearon sobre todo tras la triste eliminación en primera ronda frente a los eternos rivales, Montreal Canadiens.

El cebo para aquellos espectadores no aficionados al hockey que se encuentren el documental navegando por el catálogo de Prime Video, es en primer lugar el equipo elegido, los Toronto Maple Leafs, un original six y un equipo que de un modo u otro, su nombre y logo han sido vistos por su fama y vistosidad por personas ajenas al hockey y a la NHL.

Unos ingredientes, que junto al desempeño de la temporada, parecían muy adecuados para ofrecernos un producto que pudiera colmar las expectativas de toda clase de público, pero que al menos para los aficionados al hockey parece haberse quedado algo corto.

Y es que por un lado, está muy bien el hecho de mostrar la faceta personal de los jugadores, de ver que los atletas profesionales están sometidos a diferentes presiones en el vestuario y en su vida diaria, pero se queda un poco corto en mostrar la química de vestuario dando solo pinceladas o esbozos de las interioridades del club.

Aún así pudimos ver cosas interesantes como cuando se corta a Jimmy Vesey y es reclamado por Vancouver, o pinceladas de la negociación durante el cierre de mercado que llevó a Nick Foligno a los Leafs desde Columbus Blue Jackets, unos hechos de los que los ajenos a la liga no podemos ser testigos.

Imagen: primevideo.com
Imagen: primevideo.com

El documental acaba con el vestuario de Toronto roto tras perder la eliminatoria de primera ronda frente a los Habs en el séptimo partido en su propia casa. Quedan ganas de ver el día siguiente, las palabras en el vaciado de taquillas, en definitiva un final menos abrupto.

Penetrar un vestuario que es un recinto sagrado para quienes lo pueblan es un objetivo difícil, más aún en un equipo sometido a una gran presión como el de los Maple Leafs. Una temporada reducida y aún marcada por el COVID, tampoco ayudaban, por eso, más que buscar carencias, lo mejor es disfrutar de la oportunidad de poder mirar por esta ventana y desear que a futuro, esta colaboración entre la NHL y Prime Video tenga una continuidad.

VAVEL Logo