Finlandia, campeones olímpicos de hockey
Finlandia, campeona olímpica | Foto: IIHF.com

Finlandia 2-1 Comité Olímpico Ruso

El día de cierre de los juegos en Pekín, nos ha traído la gran final del torneo olímpico masculino de hockey, con un duelo que se presumía intenso y cerrado entre los vecinos finlandeses y los jugadores rusos, y el desarrollo del partido no decepcionó a esos vaticinios.

Equipos fieles a la pizarra de sus entrenadores y con la ambición de controlar la zona neutral de modo que el juego rival no consiga llegar con fluidez, o incluso que no lo haga a la zona más allá de la línea azul. Aún así el deporte tiene sus guiños a lo imprevisto, y los rusos que arrastraban un pobre 13% de efectividad en la superioridad numérica, aprovecharon la primera oportunidad para adelantarse por medio de Mikhail Grigorenko, y adelantar al equipo olímpico ruso.

Los finlandeses lejos de descomponerse quedando en desventaja ya a los siete minutos del primer periodo, siguieron a lo suyo, utilizando sus cuatro líneas de modo constante, de manera que podían neutralizar el posible juego físico que los jugadores rusos han desplegado, a veces incluso de forma excesiva a lo largo del torneo.

Pero el uso intensivo de toda su plantilla para responder desde el físico a sus rivales no fue la única recompensa que obtuvo a su planteamiento el técnico Jukka Jalonen, ya que los goles que voltearon el resultado, vinieron de los componentes de su cuarta línea, Ville Pokka asistido por Bjorninen y Ohtamaa, y el mismo Bjorninen asistido por Marko Anttila y otra vez Ohtamaa. Cada una de los goles en el inicio del segundo y tercer periodo.

Encajar gol justo al principio del tercer periodo dejó tocados por un momento a los hombres de Alexei Zhamnov, pero pronto estos volvieron en si, y trataron de apretar a sus rivales que dejaron de usar la zona neutral y trataron de atacar a los rusos con discos directos a las inmediaciones del portero Fedotov que más de una vez desembocaron en despeje ilegal y el consiguiente icing.

Esfuerzo final ruso que no vació su portería hasta el ultimísimo segundo, pero los fineses lejos de encontrarse con el miedo a ganar, dieron muestra de veteranía y aguantando el resultado que les daría el primer título olímpico en la historia de los Leijonat, tras dos platas y dos bronces.

Un final redondo para el único equipo que ha salido victorioso de todos sus envites, aunque contra Eslovaquia o Suecia le tocó remontar, pero son sin duda justos ganadores de la medalla de oro.

Suecia 0-4 Eslovaquia

Los eslovacos, medalla de bronce | Foto: IIHF.com
Los eslovacos, medalla de bronce | Foto: IIHF.com

Cuándo se juega al máximo nivel, la mentalidad marca diferencias, y el estado psicológico en el que llegaron suecos y eslovacos tras ser derrotados en semifinales era muy diferente y fue determinante para el resultado final. Para los portadores de las tres coronas el partido se transformó en un castigo tras rozar la final olímpica después de caer en los penaltis frente al Comité Olímpico Ruso. En cambio los de la cruz patriarcal llegaban a disfrutar de una oportunidad que por su buen juego a lo largo del torneo, ponía una presea al alcance de sus cuellos.

Aún en el primer periodo, los suecos estuvieron en el partido aunque en el segundo acabaron cediendo dos goles, el primero de la jovencísima estrella de 17 años, jugando con rejilla por su minoría de edad, Juraj Slafkovsky (apunten este nombre), tras un arreón inicial sueco, el adolescente eslovaco se hizo con la pastilla y apenas traspasada la línea azul rival se sacó un tiro que el guante de Lars Johansson no llegó a detener.

Posteriormente, dos sanciones consecutivas a los suecos, muy posiblemente fruto del cansancio, acabaron con el primer gol de Eslovaquia del torneo en power play. Regenda se hizo con un disco tras saque neutral que parecía sueco, y lo puso en la pala de Samuel Takac que encontró el único hueco hueco entre Johansson y su poste, poniendo una ventaja de dos goles que ya fue una losa demasiado pesada para los nórdicos.

Así Eslovaquia, una vez más hizo honor a los precedentes olímpicos en partidos eliminatorios y volvió a batir a Suecia para celebrar un torneo redondo para los centroeuropeos.

El valor de la veteranía y el poder de la KHL en el mundo IIHF

El final del torneo nos deja unas reflexiones al vuelo, que con el paso del tiempo permitirá saber cuán ciertas son. La primera es el triunfo de la veteranía, los dos finalistas, Finlandia y Comité Olímpico Ruso, aún contando con talento joven, han basado sus equipos en jugadores curtidos en mil batallas y que han patinado en toda clase de situaciones. 

La medalla de plata recompensa para los rusos | Foto: KHL
La medalla de plata recompensa para los rusos | Foto: KHL

Todo ello enfrentado al modelo cuyo mayor ejemplo son los Estados Unidos, que han enfrentado un torneo de máxima exigencia con 15 jugadores universitarios, y aunque la NCAA a través del programa de desarrollo de USA Hockey, puede ser hoy día la mayor fábrica de élite mundial, en un torneo de la exigencia que tiene el olímpico, queda demostrado que hay que tener mucho callo para afrontar situaciones difíciles.

Pero como en este mundo hay pocas cosas absolutas, en un torneo que ha consagrado la veteranía, ha consagrado al jovencísimo eslovaco, Juraj Slafkovsky como MVP del torneo, lo que añadido a su título de máximo goleador, han subido su cotización como la espuma de cara al próximo draft de la NHL donde será elegible y seguro que el escaparate olímpico le proporcionará una elección más alta que la prevista antes de la cita en China.

Juraj Slafkovsky, MVP del torneo olímpico | Foto: Getty Images
Juraj Slafkovsky, MVP del torneo olímpico | Foto: Getty Images

Como punto final en esta capítulo, anotar la presencia mayoritaria en ambas escuadras de la KHL en la final por el oro, reivindicándose como la liga más potente tras la ausente NHL y primada entre todas aquellas bajo la órbita de la IIHF. Una recompensa para la liga internacional de corazón ruso, que sigue dando pasos adelante en su modernización y conversión en una competición que quede lejos de los antiguos movimientos caciquiles al estilo soviético y de los impagos y falta de seriedad que caracterizaron sus inicios.

El hockey internacional masculino cierra la tienda hasta el Mundial IIHF de Finlandia en mayo. El hockey olímpico retornará en 2026 en los juegos de Milán y Cortina d´Ampezzo.

VAVEL Logo