New Jersey Devils sorprende a la NHL con su dominante inicio de temporada
New Jersey Devils, el equipo revelación en la NHL (NHL.com)

Nadie les esperaba, nadie les había invitado, pero los New Jersey Devils han dejado una tarjeta de presentación inmejorable para su candidatura a la Stanley Cup.

Once victorias consecutivas, liderando la Metropolitan División y con el segundo récord de la NHL tras los Boston Bruins, quienes llevan 17 triunfos en 19 partidos.

De las ruinas a Roma en una agencia libre

El año pasado fue desesperante para los aficionados de los Devils. Sumaron un 38% de los puntos posibles, el dato más bajo desde la temporada 85-86, y cerraban la década (2012-2022) con tan solo dos entradas en playoffs. La de 2012, donde llegaron a la final de la Stanley Cup, y la de 2018.

En apenas un par de meses, todo se ha mezclado de manera perfecto por Lindy Ruff para llevar a cabo un lavado de cara bestial. Una alegría ofensiva (3,84 goles por partido), que lleva al equipo a jugar sin ningún miedo. 

Esto también ha conllevado que el clima fuese tan ideal que todas las jóvenes piezas de los Devils han explotado a la vez. Hischier está tomando el liderazgo que a un capitán corresponde, y por primera vez está superando con creces la barrera del punto por partido. Jack Hughes está inconmensurable y es el 'center' que cualquier equipo desea, superando las buenas sensaciones incluso que dejó la temporada pasada. Por último, Jesper Bratt también ha evolucionado en un ala total que hace de todo para el equipo.

 

Vanecek, un fichaje sin nombre pero con rédito inmediato

Uno de los grandes dramas de la franquicia neoyorquina el curso anterior fue el de la portería. Hasta siete guardametas usó Ruff durante la temporada 2021-2022 y no le fue nada bien. Vanecek fue un fichaje a la desesperada para cambiar las tornas en esa fase del campo y de momento, así es.

Vanecek ha conseguido dar cierta estabilidad a la meta de los Devils promediando por el momento un 91% de paradas y concediendo 2,17 goles por partido.

Parte de ese mérito corresponde íntegramente a la defensa, dejando a los rivales crear menos de 9 tiros peligrosos por encuentro, una cifra realmente baja.

Brunette, líder en la sombra

¿Un entrenador candidato al trofeo Josh Adams en la agencia libre? Vaya chollo debió pensar Fitzgerald, GM de New Jersey. Le ofreció un puesto como entrenador asistente y labor suya es la de dar forma al power play de los Devils. Pues bien, en las superioridades el ratio de convertir un gol ha pasado del 15.6% al 20.8%. Una diferencia que se antoja esencial para entender la mejora ofensiva de un conjunto que de momento sigue sorprendiendo al mundo de la NHL.

 

VAVEL Logo