Mario Mola se proclama campeón del mundo en medio de una situación dramática

El triatleta español aprovechó un desplome sin precedentes de Jonathan Brownlee a falta de 300 metros, que le dejó sin poder dar un solo paso y tuvo que entrar en meta arrastrado por su hermano. Mola llevó a cabo una remontada espectacular que le hizo acabar quinto y asegurarse el título. Fernanado Alarza terminó tercero las Series Mundiales.

Mario Mola se proclama campeón del mundo en medio de una situación dramática
Mario Mola en 2016. Foto: zimbio

Uno de los finales más agónicos e inesperados de la historia del deporte. Eso es lo que se vivió en la última prueba de las Series Mundiales de Triatlón, donde el título estaba en juego pero en la que Jonathan Brownlee pareció estar batallando por su vida. La carrera se vaticinaba vibrante a tenor de la clasificación. A Mario Mola le valía ser tercero para ganar, y si Jonathan no ganaba le bastaba con ser quinto.

Sin embargo, todo se puso en contra del español cuando al salir del agua había cedido 21 segundos y no fue capaz de engancharse al grupo cabecero. En una dinámica muy similar a la vista en los Juegos Olímpicos, los hermanos británicos comenzaron a tirar a gran ritmo y encontraron como aliado al sudafricano Schoeman. Mola no encontró sensaciones en la bicicleta y siguió perdiendo tiempo.

Todo parecía perdido cuando Jonathan, Allistair y Schoeman cambiaron el ritmo y se marcharon solos. Parecía imposible que Mola, en tendencia ascendente en la carrera a pie, llegara a ellos. Jonathan ya se relamía al contar con la ayuda en los relevos de su hermano y escudero Allistair y a falta de dos kilómetros se marchó solo para saborear la gloria.

Jonathan Brownlee es trasladado al hospital. Foto: zimbio
Jonathan Brownlee es trasladado al hospital. Foto: zimbio

A falta de 300 metros, Jonathan sufrió una desconexión total. Los calambres no le dejaban continuar y tuvo que apoyarse en un voluntario para mantenerse en pie. Schoeman y Allistair llegaban por detrás y su hermano no dudó en socorrer a Jonathan ayudándole a entrar en meta. El sudafricano no desperdició la oportunidad de ganar la prueba y echó al traste con las esperanzas de los británicos, ya que Mario Mola terminó en quinta posición tras una remontada histórica, neutralizando el segundo puesto del malogrado Jonathan Brownlee.

El británico tuvo que ser trasladado al hospital de urgencia y no se subió al podio de vencedores, en el que Fernando Alarza tuvo cabida en el tercer cajón, recogiendo el fruto a una temporada de gran regularidad.