Victoria Padial busca sus terceros Juegos Olímpicos

La biatleta española sigue afrontando con ilusión su camino hacia Pyeongchang 2018, haciendo frente a situaciones de precariedad económica por la falta de apoyos institucionales y teniendo que recurrir al crowdfunding.

Victoria Padial busca sus terceros Juegos Olímpicos
Victoria Padial en Juegos Olímpicos de Sochi 2014. Foto: zimbio

Detrás de toda hazaña hay mucho trabajo pero también valentía. Valentía para desafiar a todos aquellos que pensaban que una biatleta española no podría estar en unos Juegos Olímpicos. Victoria Padial es historia del deporte español por haber logrado algo que nadie esperaba, y menos a tenor de la falta de apoyos y atención mediática que ha recibido a lo largo de su carrera y que aún sufre en sus propias carnes.

La granadina lleva años luchando por poder ganarse la vida con su pasión. Solo así puede entenderse lo que hace esta titán de los esquís, que supera todos los obstáculos para poder desarrollar su actividad profesional. Presente en los Juegos Olímpicos en Vancouver 2010 y Sochi 2014, Padial busca su clasificación a Pyeonchang 2018 habiendo renunciado a la disciplina de la Federación Española y buscándose las habichuelas por sí sola.

"He salido de la estructura de la Federación Española. Por resultados deportivos, han alegado, aunque tampoco cuando estaba era algo muy sólido. Sí me retornan las ayudas de la Internacional por mi participación en Copa del Mundo", señala una mujer que ha sabido buscar otras fuentes de financiación, como patrocinadores y el crowdfunding a partir de la venta de su calendario particular.

"Pensamos en muchas innovaciones pero la limitación en los recursos económicos hace que la progresión sea más lenta, no podemos luchar cara a cara con equipos que cuentan con presupuestos millonarios", señala una mujer que se está buscando por su cuenta la clasificación para la cita olímpica, con la ayuda de su entrenador Alexandre Nappa. Habrá de intentar superar a países que cuenta con un equipo sólido de varios integrantes, lo que dificulta mucho su clasificación. "Quiero conseguir regularidad y constancia y estar delante de países que, como España, tienen una sola atleta", dice la granadina que, a su favor, tiene el hecho de que los puntos se obtienen ya no solo de la Copa del Mundo, sino también de la IBU Cup, donde tiene más opciones de brillar.

Victoria no deja de viajar para intentar mejorar sus condiciones técnicas y físicas, y fruto de ello ha sido una gira europea frenética que ha incluído ascensos cimas alpinas y del Jura en Francia y una estancia en un Centro de Alto Rendimiento especializado en biatlón, como es La Perla de Siberia, donde ha coincidido con algunas de las mejores del mundo.