Alfredo Relaño: "Tintín despertó mi interés por querer ser periodista"
Imagen: Javier Robles (VAVEL).

Alfredo Relaño: "Tintín despertó mi interés por querer ser periodista"

VAVEL estuvo con el Director del diario AS en exclusiva. Repasamos sus inicios en el mundo del periodismo, también cómo ve la actualidad de la profesión y todo lo que concierne al mundo del fútbol.

Yisus
Jesús Albarracín

Periodismo: captación y tratamiento, escrito, oral, visual o gráfico, de la información en cualquiera de sus formas y variedades. Periodista: persona profesionalmente dedicada en un periódico o en un medio audiovisual a tareas literarias o gráficas de información o de creación de opinión. Dos términos encarnados y simbolizados por uno de los mejores profesionales, de los mejores referentes en una parcela emocionante, vibrante y necesaria en cualquier lugar y rincón del mundo. Uno de los principales precursores del periodismo deportivo actual, de su mediatización y magnificencia.

Un enamorado de su profesión que comenzó a sentirse informador desde bien pronto y que consiguió, con la ayuda de su gente, convertirse en uno de los más y mejores preparados para alcanzar la cima en un carrera exigente pero suficiente. Única y meritoria de ser bien reconocida por la labor que conlleva y desempeña en favor de la sociedad, sea cual sea el estado político o el punto histórico en el que se concentre. Un camino pronunciado con las mejores palabras, escritas con firmeza y convicción; firmado con uno de los mejores nombres en el apartado de la prensa escrita: Alfredo Relaño. El Director de As, ex de varios medios de comunicación como El País, Pueblo, Arriba o Marca, atendió a VAVEL en exclusiva. Nos reunimos con él en su despacho, agradecidos por su cercanía y simpatía a la hora de responder a todas las cuestiones que le presentamos. Esto fue lo que nos contó:

Pregunta: ¿Cómo empezó esta aventura en el mundo del periodismo?

Respuesta: Yo empecé de una manera pasional un tanto rara, porque a mí me enseñaba mi padre francés en los libros de Tintín, que era periodista, reportero. Es verdad que luego no hacía nada de periodismo, ni salía en la radio o escribía en periódicos pero le ponían como reportero. Por esa aventura de Tintín, cuando yo tenía once o doce años, siempre me picó la curiosidad de ser periodista, contra el criterio de mi padre con quien discutía a menudo porque quería que hiciera otra cosa y de hecho me matriculé en Ingeniería de Caminos, la cual cursé durante dos años. Al final me sentí con fuerzas para enfrentarme a mi padre y me inscribí para estudiar Periodismo.

"Me enfrenté a mi padre y comencé a estudiar periodismo"

Después empecé muy bien y muy pronto, con cierta suerte porque yo estaba en primero y había un chico de segundo curso que se llamaba Chus Ruendo, que era futbolista del Madrid amateur, también con el Pegaso, Osasuna, Castellón… al que le ofrecían ir a colaborar al diario Marca para cubrir la Tercera división. Se lo ofreció Antonio Valencia, que era una especie de profesor de un seminario de deportes que había en segundo curso. Él no se atrevía a ir y yo lo conocía del equipo de fútbol de la escuela, así que al final lo acompañé un día pero como si lo hago con cualquiera al dentista, nada especial. Una vez allí nos pidieron que trajéramos algo para el día siguiente y fui al entrenamiento del Madrid porque me enteré que tenían un jugador al que iban a ceder al Logroñés y poco a poco me fueron encargando partidos de Tercera. Así empecé, en Marca.

"Nosotros antes entrábamos a los vestuarios para entrevistar a los jugadores después de que se ducharan"

P: ¿Su afición hacia el Real Madrid tuvo algo que ver en el hecho de que se decantara por la rama de periodismo deportivo?

R: La verdad es que no. Yo entré en periodismo porque quería hacer periodismo, sin más. Empecé en Marca porque dio la casualidad que se produjo de esa forma. No entré con la idea de hacer periodismo deportivo, pero sí es verdad que tenía cierta facilidad porque era socio del Real Madrid desde los doce años y del Atlético de Madrid desde los quince. Por entonces ser aficionado de los dos era algo frecuente porque se televisaba poco fútbol y si querías ver fútbol todas las semanas tenías al Madrid y al Atleti, alternando. Fue en los años setenta cuando empezó a haber un partido de fútbol todos los domingos, pero ya digo que en mi época era algo normal y para los más mayores que yo, más aún.

P: ¿Cómo era el periodismo de por aquel entonces?

R: Era un periodismo en cierto modo más sencillo de hacer, porque éramos muy pocos. Yo iba al entrenamiento del Real Madrid o el Atleti y estábamos dos o tres nada más. Me acuerdo de un día que nevó, yo había ido, y jugadores del Madrid habían llegado unos sí y otros no. Entonces llegó Miguel Muñoz, entrenador de por entonces, y dijo: “No ha venido Cobo, así que no entrenamos”. Era un periodista que iba siempre a los entrenamientos. Después me lo encontré en el As y un día, tristemente, falleció en la puerta del ascensor de la antigua redacción que había del periódico. Éramos muy pocos, no es como ahora que hay cuarenta. De hecho, nosotros antes entrábamos a los vestuarios para entrevistar a los jugadores después de que se ducharan. Había una cierta familiaridad con los jugadores y un trato mucho más directo.

"Antes el periodismo era más sencillo porque éramos muy pocos"

P: ¿Se ha perdido ese trato con los años?

R: Ahora es imposible, rotundamente. Primero porque antes estábamos dos o tres: del Marca, As y de Radio España, al que llamábamos el ‘Melocotón’ y que hacía un programa muy local. Ahora hay muchos y es más complicado, todo eso provoca que los jugadores se aíslen. Los hay que tienen amistad con algún jugador, pero es raro. Yo los entiendo (a los jugadores) porque al haber más seguimiento social se hace más agobiante todo. Recuerdo un acto de cuando El País cumplía diez años y llegué yo al Palacio de Cristal con Emilio Butragueño, que era una cosa de locos lo que tenía encima de seguidores y periodistas. Muy agobiante. Ahora los jugadores, los protagonistas, apenas pueden valerse.

P: ¿Es viable esa relación de amistad entre periodista y futbolista o es recomendable mantener las distancias?

R: Es recomendable que haya una distancia. Yo he tenido problemas con protagonistas de una información. Yo tenía bastante buen trato con los jugadores de la ‘Quinta del Buitre’ y si por ejemplo ponía en mal lugar a Míchel en las crónicas de El País se enfadaba, ya que no entendía que lo hiciera si éramos amigos. Una cosa es cuando eres reportero y no tienes que hacer la crónica, pero cuando la haces y pones un cero a algún jugador no lo va a entender. De hecho es difícil que lo entienda. Yo llegaba a correr con Miguel Velázquez (el boxeador) por la Casa de Campo y cuando él ganó el título del Mundo yo ya había estado corriendo bastante tiempo con él.

"Es recomendable que haya una distancia con los protagonistas de una información que estás cubriendo"

Ganó el título de una forma un tanto irregular, ya que cuando Muangsurin le estaba dando una paliza aprovechó que le dio un golpe fuera y se tiró e hizo el muerto (aquello provocó que se descalificara al boxeador tailandés y que un tiempo después se repitiera el combate entre ambos), por lo que yo escribí en la crónica de El País que se había hecho el muerto. Él se enfadó mucho conmigo, ya que no entendía que escribiera eso si corríamos juntos todas las madrugadas. Es mejor mantener una cierta distancia, también con los presidentes. Yo ahora me muevo más en una órbita de presidentes y es mejor poner ciertos límites.

P: ¿Cómo fueron sus primeros años en los medios de comunicación? Diario Marca, Pueblo…

R: Del Marca me fui a Pueblo, que era un periódico de la tarde, más intenso entonces. Estuve con reporteros como José María García y Juan Manuel Gozalo. García se fue y yo entré como segundo reportero y me llegué a sentir un poco extraño a veces, profesional demasiado pronto ya que tenía solo veintidós años. Estaba en tercero de carrera y mientras mis amigos salían yo estaba trabajando. No voy a decir que entrara en un ciclo de depresión pero sí que acabé dejando ese trabajo. Aquella decisión le espantó mucho a mi padre.

"Formé parte de la primera redacción de El País"

También era corresponsal de Mundo Deportivo de Barcelona y al tiempo también comencé con el diario Arriba, cuyos dueños eran los mismos que los de Pueblo. Arriba había sido el gran periódico de la Falange para muchos y durante la transición, Emilio Romero, que había sido director de Pueblo, intentó que Arriba fuese el periódico de la transición; una fantasía. Yo entré en deportes en Arriba y de ahí me llamaron para trabajar en El País. Formé parte de la primera redacción de El País, con el que empecé dos o tres semanas antes de salir. Desde entonces siempre he estado en el Grupo PRISA.

P: ¿Qué opina sobre la actual crisis del periodismo escrito en papel y su competencia con internet?

R: La verdad es que estoy preocupado. No sé por dónde saldrá la cosa, aunque me alivia pensar que la televisión ya está mejor. El papel, de una manera natural, vende menos y todavía no hemos dado con la fórmula para vender y rentabilizar el trabajo por internet. Lo que sí tenemos a favor las cabeceras de los distintos periódicos es que lo que más se busca son las cabeceras tradicionales de periódicos; por ejemplo con PRISA, con mucha diferencia, es mucho más seguida la web de As que la de la Cadena SER, seguidos por el propio País que en deportes generan al alza. En Canal Plus se dan los partidos, sus periodistas son celebridades y la de la SER con El Larguero y demás ni te cuento.

La web de As es como quince veces más consultada que muchas otras, al igual que sucede con El País o la SER, que podrían ser equivalentes. Ese es el lado bueno para nosotros. El lado malo, que hay una decadencia casi biológica del papel que la crisis ha ido acelerando y no sabemos cómo terminará. Me preocupa que cada persona que se queda en paro, como es comprensible deja de comprar el periódico, que es algo prescindible. Si el gasto es sesenta y el ingreso de setenta, nosotros ingresamos diez millones por la web, diez de publicidad por el papel y lo demás por la venta de periódicos, que es la inmensa mayoría de nuestros beneficios. Publicar el periódico cuesta veintiocho millones, entre el papel, la imprenta, etcétera…

"El principal problema sigue siendo que no se ha sabido cobrar por internet en los medios"

Si el As no publicara en papel se ahorraría veintiocho millones. No obstante, el principal problema sigue siendo que no se ha sabido cobrar por internet. Se ha proporcionado, y se sigue haciendo, la web de manera gratuita, costeando solo la publicidad y ahora cuesta trabajo encontrar una fórmula mixta. Les hemos hecho un favor a los que inventan los aparatos y a las compañías telefónicas, que no dan nada por tener una aplicación de As o El País en el móvil. Esa gente sale favorecida y nosotros estamos dando un servicio gratis. No hemos sabido por cobrar por eso y la verdad es que no sé cómo se podría hacer, ni nadie me lo sabe decir.

P: ¿Fomentan los medios digitales, que se conforman con un artículo o crónica breve, la ‘analfabetización’ de la sociedad?

R: Viene ya fomentada por la mala calidad en la enseñanza que hay hoy en día. Se ha descuidado la enseñanza, el interés en que la gente lea. La misma preparación de la universidad es mala. Aquí viene gente licenciada y noto que tienen carencias gramaticales muy serias, también literarias. Creo que con el tiempo se está abandonando mucho la lectura y ahora se vive de la inmediatez, no del reposo que sí había antes. La cantidad es importante, pero también la calidad.

P: ¿El periodista tiene que formarse más en la calle?

R: Sí, sin duda. Hay que ser un hurón en la calle y hay que ser un hurón en la red, porque te enteras de muchas cosas. Nosotros hace poco entrevistamos a Badiola porque vimos que en su ‘Twitter' había puesto que “ya dije yo que la Real es no sé qué, no sé cuánto”. Si no ves su  ‘Twitter’ no te enteras. Tienes un espacio de información que ya no es la calle, pero que en cierto modo sí que lo es porque la ‘red’ ya es la calle también.

P: ¿Se podrían considerar a los ‘freelance’ como el futuro del periodismo?

R: Podría ser, sí. Es difícil que un ‘freelance’ lo cambie todo porque entre otras cosas no iba a tener el respaldo de una cabecera. Mientras el soporte no desaparezca no creo. Si Roncero hubiera salido solo en la red, no habría tenido el alcance que tiene o tardaría mucho más. Ya puede haber un tío muy bueno que juega al fútbol, pero no está jugando cada semana en el Bernabéu que es donde realmente lo puedes ver brillar. Cuando desaparezca esta sobre cobertura de los periódicos habrá otras cosas. He oído teorías de todo tipo, pero no sé a dónde va a llegar.

"El periodista debe ser un hurón en la calle y en la 'red'"

Cómo un tío por libre, puede ser tan conocido como yo, sin un respaldo como la cabecera de un periódico. Yo mismo podría haber escrito mis artículos desde hace diez años al aire pero me habrían leído mucho menos. Alguien se habría enterado de que escribía alguien sobre el ‘Villarato’, pero no es lo mismo que haciéndolo en un periódico, que de momento pones doscientos mil o trescientos mil euros en un kiosco y ahí tienes asegurada la consulta, que además está en todas partes. ¿Dónde llegarán los ‘freelance’? Es difícil de saber.

P: ¿Ya no se siente protegido el ciudadano por los periodistas? Antes eran la 'voz del pueblo'...

R: Se ha perdido, pero se está renaciendo ahora. La catástrofe esta de los partidos políticos ha acabado con ir a la prensa y derrocar cierto prestigio, aunque creo que ahora se ha visto a la prensa con ese estigma. Poco a poco se recuperarán muchas cosas.

P: ¿Existe una carencia de objetividad más resaltada en los medios deportivos que en los generales a día de hoy? ¿Por qué?

R: Yo veo la misma objetividad en la prensa deportiva que en la general. Digamos que El País y El Mundo, por poner un ejemplo, dan una visión de la verdad totalmente diferente. Son una óptica distinta, de izquierda y derecha. A mí no me choca que en la prensa deportiva haya una óptica madridista y otra barcelonista, es más, me gusta y me parece sano con el tiempo. Cuando yo estaba en El País hace unos años, era y pretendía ser siempre neutral; hacía un ejercicio de neutralidad y al final me quedaba con la sensación de que parecía que le negaba al Madrid un trato justo. Por ser del Madrid, a veces daba la sensación de que le negaba al Madrid un trato más justo.

Pensaba, reflexionando, que lo normal sería que la prensa de Madrid respaldase más al Madrid, ya que la prensa no madrileña lo hacía con los suyos. Los periódicos de los años sesenta, setenta, lo hacían y no eran solo los de Barcelona sino todos los demás. Había una situación de desprotección del Real Madrid y del Atlético de Madrid. Me parecía justo que hubiera un periódico que defendiera la posición de los equipos de Madrid, no hasta lo irrazonable ni hasta lo que yo no fuese capaz de defender; pero sí que tuviese una óptica válida para el Madrid.

"Veo la misma objetividad en la prensa deportiva y en la general"

Yo por ejemplo no soy ‘Mourinhista’ y tengo problemas con quienes lo defienden, pero me gusta que escriba en el As un periodista como Tomás Roncero, que lo ve todo de una forma que coincide con la de tanta gente. También el hecho de tener la oportunidad de poner que una jugada ha sido o no penalti, siempre con la verdad. Ahora publicamos un espacio madridista más natural, que era lo que no existía antes, pero sí existía un ‘partidismo’ muy evidente en favor de la mayoría de clubes que no eran de Madrid. Coges las crónicas de varios medios de los años sesenta o setenta y lo ves claro, de cualquier sitio: Alicante, Sevilla, etcétera…

P: Pero a día de hoy se ha tendido a acentuar más ese partidismo en favor de algunos equipos por parte de los medios de comunicación, caso de los catalanes por ejemplo…

R: Yo creo que entonces eran igual que a día de hoy.

P: ¿No le resta credibilidad a la noticia focalizar tanto a un equipo?

R: No, porque ya sabes que vas a leer un periódico que se centra en el Barcelona, por ejemplo. Ya sabes que esa es la mirada barcelonista. Otra cosa ya son los excesos, que procuro que no se cometan en el As, de los que propician el enfrentamiento y ese tipo de cosas. Eso a mí no me gusta, procuro no hacerlo, y si alguna vez se hace me lo podrán reprochar y será un error por nuestra parte. De todos modos, me parece sano que existan ese tipo de medios de comunicación, con una mirada madridista; también otros con el Elche o el Barcelona por ejemplo. Y del mismo modo que con El País en donde sabes que vas a tener una mirada más de izquierda que de derecha. Creo que todo eso al final es natural y bueno. Lo que sí era antinatural era la idea con la que se presentaba la prensa de Madrid a la hora de presentarse como prensa nacional, ya que había una desproporción e indefensión, en muchos casos, del Madrid.

P: Entonces, ¿no hay que pensar en la prensa de Madrid como prensa nacional?

R: Se tiene que considerar prensa de Madrid con lo que eso significa. El Real Madrid es un equipo nacional que es de la capital, aunque ahora esté discutiendo el territorio con mucho acierto el Barcelona. Puede tener una mirada más propicia al Madrid de lo que tenga un diario de Barcelona, que es lo propio y natural. Si tú vives en Madrid te encuentras con un presidente del Madrid, con gente y aficionados del Madrid; es más fácil que te encuentres con gente del Madrid. Al final es más fácil y natural que seas comprensivo e indulgente con cosas referentes al equipo porque escuchas y razonas de un modo más similar. Si estás en Barcelona, estás sumido a otro pensamiento.

"Es bueno que existan las dos miradas de Madrid y Barça, aunque sin excesos"

Conviene también leer de las cosas, hablar con gente de ambos sitios y con los corresponsales. Nosotros tenemos firmas barcelonistas, gente que está aquí y otros en la delegación de Barcelona. Antes, la gente que teníamos allí era muy del Madrid y del Espanyol, con Tomás Guasch en la cabecera por ejemplo. Él al final se marchó, porque lo decidió así y también por su salida a la Cope; en ese momento decidí traer a un tío del Barça como Santi Giménez, un gran periodista. Habíamos pasado de un tiempo en el que el Barcelona era fácilmente criticable, en los años de Gaspart y todo eso, al Barça de estos tiempos que es ejemplar; seas madridista o no tienes que reconocerlo y era casi extravagante criticarlo. Creo que es bueno que estén las dos miradas, mientras que creo que no es bueno que existan excesos tanto por un lado como por otro.

P: ¿Cree que la prensa tiene cierta responsabilidad con el bipartidismo que marcan Real Madrid y Barcelona en España?

R: Somos parte de este país, y no digo que no hayamos ido a un bipartidismo pero existen dos ciudades que predominan, una con seis millones de habitantes y otra con cuatro, que además significan dos maneras bien distintas de ver el Estado. Uno centralista y otro más federalista por decirlo así. Son dos clubes que han ido acaparando cada vez más poder. Asaltar el fútbol y la frontera del fútbol te da mucha ventaja; cuando yo era un chaval, los clubes recaudaban solo lo que vendían en sus estadios y el Madrid y el Barça tenían la ventaja de que tenían un campo un treinta o cuarenta por ciento más grande que el del Valencia o el Sevilla, por ejemplo. Ahora no recaudan solo por lo que venden en el estadio, sino por marketing (que los cobran todos los equipos) y por derechos de televisión (que recaudan en todo el mundo).

(Foto: Jorge Luque / VAVEL)

La taquilla es importante pero no es lo único. El Valencia recauda especialmente en la provincia de Valencia, mientras que el Madrid lo hace en todo el mundo; creo que mayor incluso de lo que recaudan Los Ángeles Lakers o algún club deportivo similar. La marca Nike le da una enormidad al Barça que no le da al Atlético de Madrid, por poner un caso. Ahora, cuando hay un Madrid-Barça son miles los medios de comunicación de todo el mundo los que nos vienen a ver o a preguntar, como les pasará a otros compañeros, y todo eso te sitúa claramente en cuanto a la situación. Es normal que el Madrid y el Barça estén en todas las portadas. Esa disfunción no creo que la provoque la prensa, simplemente la refleja. Damos seis o siete páginas del Real Madrid en As, cuatro del Atlético y una del Rayo. También dos del Barça cada día y se podría decir que la desproporción es todavía mayor de la que exponemos. Ese espacio que hay entre Madrid, Barça y el resto es inevitable y además creo que va a ir a más con el tiempo.

P: A raíz de lo que comentaba sobre los derechos televisivos, en gran medida se ha visto perjudicado el Grupo PRISA. ¿Qué opina sobre la actual crisis que vive PRISA?

R: Hay un dato que se debe tener en cuenta como es esa desproporción que existe por los repartos para el Real Madrid y el Barça ante el resto de clubes. A esto se ha llegado por un mercado libre que todos sabemos que no es lo mejor, pero que se ha practicado siempre. Todos los clubes han vendido por separado sus derechos; había dos pastores: uno éramos nosotros y otro Mediapro y al final se llegó a ese punto: que Madrid y Barça cobrasen lo mismo, el triple que el siguiente, el Atleti; y ganan diez veces más que el resto, especialmente sobre los equipos más modestos de la categoría. Es lo mismo que pasa con las principales marcas como Nike y demás. Es verdad que esa distorsión nos está llevando a un campeonato ciertamente descompensado, con el Atleti como segundo por suerte, pero que con los años está propiciando que el Madrid y el Barça se vayan.

"Todos perdemos cuando la emoción en el fútbol se va"

Todo eso crea una cierta decepción en casos muy simples como cuando en las dos últimas temporadas el Madrid ha vencido por dos a seis en Sevilla, algo que era muy difícil hace unos años y que ahora dista mucho. Nosotros vendíamos más cuando el Madrid ganaba al Sevilla con más dificultad, como hace ocho años, que ahora que por mucho que venza por seis a uno parece que o ha empatado, perdido o que lo hacen por uno a cero. Es como si se estuviera perdiendo la diapasón; ese periodismo que vive mucho de emociones y en el que todos perdemos cuando la emoción se va. Sobre la crisis: en el último esfuerzo que se hizo este verano se han llegado a unas cantidades que no están saliendo. Hasta donde yo sé, Sogecable pone doscientos millones y ciento ochenta Mediapro, que se quedó con el derecho, y no está saliendo porque faltan casi doscientos millones.

Ahora habrá que pedir una equiparación y va a tocar esperar porque ya ha pasado una crisis importante en el fútbol español, ya que ese dinero que se tenía comprometido está más que gastado. En cuanto a la televisión está claro que no puede pagar eso, no es ningún secreto y ya están hablando con los clubes para decírselo de hecho. Al periódico (As) no le viene mal y no tiene que ver con esa crisis porque ya ganó diez millones y medio el año pasado. Estamos en la crisis propia de la prensa actual, el papel e internet. Tenemos menos venta los periódicos deportivos que los de información general; bajamos más despacio y subimos bastante en internet con publicidad pero lo que se pierde con Hacienda no entra por otro lado todavía. Ingresamos menos dinero en papel y no compensa el método de publicidad en internet, a consecuencia de la actual crisis.

"Nuestra crisis no tiene nada que ver con la de Sogecable, se remite a la del periodismo en general"

No se ha descubierto cómo cobrar por internet aún. Terminamos bien el año pasado, con diez millones y medio de beneficio, pese a ser los octavos. Estamos bajando porque en el mejor año cerramos en doscientos treinta y tres mil y el año pasado en ciento ochenta mil de media anual. El Marca cerró en doscientos quince mil y cuando yo llegué al As estaba en quinientos mil. Nuestra crisis no tiene una relación intereconómica con la de Sogecable, aunque estamos en la misma sociedad la caja no es conjunta. Lo que sí puede estar afectando es, como decía antes, esa falta de interés o emoción. Por muy madridista que seas, si el Atleti lleva catorce años sin ganarle al Madrid se pierde interés; antes cuando se le ganaba al Atlético había una felicidad y emoción que se vivía con júbilo. Estamos hablando del siglo pasado. Estamos en 2013 y ahora si el Madrid le gana al Atlético no pasa nada.

P: Hace algún tiempo se comentaba que PRISA quería 'adueñarse' del Real Madrid. Ahora algunos señalan una ‘caza de brujas’ por parte del grupo contra el entrenador del Real Madrid, José Mourinho, y el presidente Florentino Pérez. ¿Qué hay de verdad en todo esto?

R: Me parece una fantasía, la verdad. Ya leí algo sobre el asunto de que PRISA quería mangonear al Real Madrid, y no. Yo siempre he escrito que Mourinho, distinto lo que publica El País y el As, es un buen entrenador y un mal ciudadano. Me parece un entrenador formidable pero no me gustan sus formas, en absoluto. Sigue pasando el tiempo y siempre tuve la esperanza de que mejorase con el tiempo y sigo sin verlo; tampoco me gusta la forma en la que se ha apoderado del Madrid, lo del dedo en el ojo, ver la pancarta que lució el Bernabéu con: “tu dedo nos señala el camino”. Todo eso me parecía horroroso, igual que algunas cosas más que ha hecho. El otro día, aun así, tuve que darle la razón por todo lo que había pasado con el tema de Casillas y Sara Carbonero porque parecía que se le había dado la razón.

"No existe ninguna 'caza de brujas' contra Mourinho"

Ahora ha quedado la sensación de que Casillas cuenta cosas de lo que pasa dentro porque si su novia lo cuenta, como poco lo habrá hablado con él. Eso le ha dado cierta razón a Mourinho, aunque en lo deportivo discrepe con él. No me gusta su forma de actuar dentro del fútbol y su actitud desafiante en un gran número de ocasiones. Considero el deporte como una actividad educativa en cierto modo, la exaltación de los valores morales; que no se exprimen con una persona que está haciendo el ‘borrico’ en los telediarios, sea Mourinho o quien sea. Se habló también de que la persecución contra Mourinho podía ser por el asunto de Valdano, y él no escribía en As, lo hacía en Marca. A mí lo que me pareció un error criminal fue lo que sucedió con Del Bosque, cuando se le echó del Madrid y le defendí porque de verdad consideraba que era un error; al final el tiempo me dio la razón con lo que ha hecho con la Selección Española. Desde que se fue del Madrid todo han sido palos de ciego. De verdad esperaba que Mourinho tuviese una apuesta más civilizada, por el momento no la ha tenido.

P: ¿Desmiente entonces esa campaña contra Mourinho?

R: Sí, por supuesto. No creo que aquí haya una caza de brujas contra nadie y menos contra Mourinho, para nada. Yo lo he criticado como cuando no fue a Zúrich, en donde me pareció un jeta por ausentarse de ese modo. Obliga a que el Real Madrid venda una leyenda de él como trabajador que no es tal, ni falta que hace. No es verdad que está desde las siete de la mañana hasta las once de la noche en su despacho trabajando, y reitero que no creo que sea necesario. Él va todos los días a ver entrenar a su hijo a las seis o siete de la tarde, porque lo sabemos, cosa que me parece muy bien. Me molestó que mintiera, que dijera que no iba porque tenía trabajo cuando la verdadera razón era que no le apetecía ir.

Aun así, debe ir porque su ausencia en un evento como la entrega del Balón de Oro perjudica al Real Madrid; si luego se queja de que no existe un trato más complaciente por parte de los árbitros hacia su equipo. Igual que Cristiano va, a sabiendas de que no va a ganar; igual que con Del Bosque o Guardiola, Mourinho tiene que saber cuáles son sus responsabilidades como entrenador del Real Madrid. Eso no me gustó nada, lo admito. Presume de ir con la verdad por delante y después no tuvo la suficiente gallardía para decir con sinceridad el porqué de su ausencia en la gala.

P: ¿Sigue ratificando aquella teoría que creó y nombró como ‘Villarato’?

R: El que lo ratificó de verdad fue Godall (exvicepresidente del Barça). Creo que en España ya ha desaparecido; yo lo denuncié durante tres o cuatro temporadas en las que creía de verdad que había una persecución arbitral contra el Real Madrid y en beneficio del Barça. Yo lo creé, la palabra es mía y toda la teoría también, aunque luego Roncero y Guasch me apoyaron en la causa. Lo he defendido en Cataluña y en medios como TV3. Todo llegó a raíz de unas elecciones en las que Florentino Pérez intentó que fuese Gerardo González el Secretario General de la RFEF y que ganara las elecciones, que finalmente se llevó Villar, Gaspar (expresidente del Barça) cambió el voto y se intentó defender a Gerardo. Laporta también cambió el voto, etcétera… Aquello propició una persecución del Madrid por los árbitros que fue alarmante.

"Ya no existe ninguna persecución contra el Madrid"

Árbitros que, por cierto, salían bastante beneficiados cuando se equivocaban contra el Madrid y acertaban con el Barcelona. La teoría, en realidad, es de sutileza que es como funciona esto del fútbol. Para entenderla hay que tener en cuenta lo siguiente: los árbitros que llegan arriba, no son los que no se equivocan nunca, sino los que se equivocan de la manera que más conviene. Esos son los que llegan  y es un arte, siempre se ha vivido. De hecho, en la historia de los mundiales nunca se han equivocado contra Brasil, Argentina, Alemania o Italia; ni contra equipos de casa. Si se han equivocado alguna vez siempre ha sido a favor del equipo de casa. Saben que está bien visto y que si en un partido se equivocan en tres o cuatro acciones están condicionando bastante el resto del encuentro. Durante tres o cuatro años se ha vivido incesantemente contra el Real Madrid, es así. Todavía recuerdo aquel gol de Messi al Espanyol con la mano (el mismo día que Tamudo anotó dos goles) y yo entiendo que se pueda equivocar, pero es que anula otro en la final de Copa.

P: Y si sucede esto, ¿por qué no se planta el Real Madrid?

R: Porque no se puede demostrar eso. Yo entendí, por ejemplo, que la expulsión de Pepe en el partido de ‘Champions’ ante el Barça no lo era, porque no toca a Alves. Y en el partido de vuelta, le anulan un gol legal al Madrid en el Camp Nou que es de risa, ya que Piqué tira a Cristiano Ronaldo y parecía que él mismo le había puesto una zancadilla con el cogote al otro, algo absurdo. Son cosas que en defnitivamente no se pueden probar porque no hay una imagen o grabación de un pago al árbitro ni nada por el estilo, son cosas que se ven claramente en los terrenos de juego. El famoso “por qué, por qué, por qué” de José Mourinho tras aquel partido ante el Barça tenía toda la razón, porque mandan un árbitro que claramente perjudicó al Madrid y todo eso, sencillamente, vino a raíz de que el Barça esté mejor valorado en la UEFA.

También hay que reconocer que las denuncias del Madrid han acabado dando sus frutos y ahora están mucho mejor las cosas. En España todo ha ido a mejor y lo que yo veía hace unos años, ya no lo veo. No creo que el Madrid esté ahora perseguido por los árbitros ni con ese hándicap. Antes, sí. Todo eso lo comenté en un blog que tengo sobre el ‘Villarato’ y en un libro que publiqué (Real Madrid – Barça. Nacidos para incordiarse). La palabra no la hice para esto, también lo digo. La usaba para hablar de la forma de ejercer de Villar; también por “Profiriato” que reflejaba el mandato de Profirio Díaz en México y alguna vez llegué a oír “Filipiato” por el mandato de Felipe González. “Villarato” era una forma de mantenerse durante mucho tiempo en el poder, con finales de Copa para un sitio, llevarse a todos de gratis a otro, etcétera… Un fleco del ‘Villarato’ fue su actitud en contra de un Madrid que quiso quitar a Villar de Sánchez Arminio.

P: ¿Cree que le faltó apoyo, por parte de compañeros de los medios, para respaldar esa teoría?

R: Sí. Creo que aunque exista o no competencia, hay que apostar por la verdad. Hay un talento natural en tapar el éxito de un compañero rival, porque somos compañeros rivales. En España ya se decía aquello de que ‘el oro corre río arriba’; la gente estaba tan convencida de que sistemáticamente los árbitros han ayudado siempre al Madrid, que era un sin Dios decir que los árbitros perjudicaban al Real Madrid. No había gente dispuesta a creer en eso, todavía menos del Barcelona, pensando que el argumento era muy peregrino.

"Sí me creo la portada que publicó Marca"

Creemos en el fútbol pero sabemos que el Anderlecht ganó una Copa de Europa con ciertos amaños y la UEFA lo sancionó. El fútbol es como es y los arbitrajes no son impecables. Ha habido casos de compras y ventas de árbitros, pero sobre todo ha existido esa conciencia en la que los árbitros más espabilados han llegado arriba de la forma en la que se llegó, equivocándose cuando conviene. Una cosa innegable es que el Madrid y el Barça son privilegiados en cierta medida por las decisiones arbitrales, pero durante tres o cuatro años se perjudicó al Madrid. Para afirmar todo esto ya estuvo Godall aquel día; en cuatro palabras lo reconoció todo.

P: Sobre la portada que publicaba Marca en cuanto a la reunión de Casillas y Sergio Ramos con Florentino para pedir la destitución de Mourinho, ¿creyó al diario?

R: Sí, sin duda. Es cierto que alguna expresión o apunte podía ser exagerado, pero sí. Lo creí y además estoy seguro de que es verdad. Doy por hecho que los dos jugadores se reunieron con Florentino en una comida en la que, sorprendentemente, no estuvo Mourinho. Creo que no se debió organizar porque es un canteo de por sí. Eso de que ‘los indios’ hablen sin que esté el ‘jefe blanco’ no se debe hacer. Si me entero de que los jefes hablan con los subdirectores del periódico está claro que me mosqueo, porque ya sabes que precisamente bueno no es.

P: ¿Qué le pareció la respuesta del diario al día siguiente de que Florentino Pérez desmintiese la noticia? ¿Se realizó un buen ejercicio de periodismo con aquella portada de los mensajes por ‘Whatsapp’?

R: Creo que Marca se desenvolvió bien dentro de lo esperado, porque seguramente se preocupó con esa salida pública de Florentino, que por otro lado yo no me creí. Aparte de que dijo una cosa que es una interpretación propia de sí mismo que no creo que sea cierta, cuando comentó que “esto está hecho para hacer daño al Madrid”. Dudo mucho que Marca quiera hacer daño a nadie y mucho menos al Madrid. Si Marca pone eso es porque honestamente lo cree, de hecho la novia y periodista de uno de los jugadores que presuntamente estaban en esa comida lo dice días después en Televisa.

"Creo que Marca se desenvolvió bien dentro de lo esperado"

El desmentido del Madrid lo vi un gesto más del pánico que Mourinho les crea termina repercutiendo en este tipo de cosas. Que si sale una noticia así, Florentino se vea en la necesidad de convocar una rueda de prensa para desmentirlo. Yo no estuve en esa comida, pero creo que sí que pasó. Creo que los términos, como decía antes, ya es otra cosa y que puede ser incompatible entre las partes. Además, la irrupción de Sara Carbonero deja en buen lugar a Mourinho y en mal lugar a Casillas y siento reflexionar así porque le tengo un aprecio enorme a Iker y a Mourinho ninguno. Tampoco lo conozco.

P: ¿Cree que Cristiano Ronaldo, tal y como apuntan un gran número de personas, es el mejor jugador de la historia del Real Madrid, incluso por delante de Di Stéfano?

R: Casi le pondría, sí. A mí Di Stefano me gustaba mucho, pero como está jugando este ahora no tiene que envidiar a nadie. Mete muchísimos goles. Di Stéfano para entendernos comprendía a Makelele, Zidane y Ronaldo Nazario; marcaba por el medio y armaba a todo un equipo pero el ritmo de goles de Cristiano me parece impresionante. Desde hace algunos meses también le veo magnífico, más solidario con sus compañeros. Junto a Messi me parecen los dos mejores jugadores de la historia, sinceramente. Tengo que decir que mejor Messi, porque la cantidad de goles que mete es abrumadora, que no tiene quizás la estética ni el físico que sí tenían los Pelé, Maradona o Di Stéfano, que eran casi apolos. Pero nunca ha habido un jugador que ganase tantos partidos como Messi, y el siguiente es Cristiano. Nunca ha habido dos futbolistas de ese nivel.

"Siempre he sido leal con la verdad"

P: ¿Qué consejo le daría a todos aquellos que quieren ser periodistas?

R: Que trabajen mucho y tengan los ojos muy abiertos. Hay que trabajar mucho y formarse, estando muy atentos al descubrimiento. Los de mi quinta no vamos a descubrir ya nada. Trabajar mucho, estar muy atentos y sobre todo ser leal con la verdad. Eso es algo que yo he hecho siempre. Cada uno puede tener su verdad, pero hay que defenderla si crees que lo es. A muchos los he llegado a convencer , como con el ‘Villarato’, aunque ahí me echó una mano Godall (risas).

P: ¿Qué opina sobre VAVEL?

R: Tiene realmente muy buena pinta. Es muy bonita. Espero que salga para adelante y que tenga mucha suerte.

(Foto: Jorge Luque / VAVEL)

VAVEL Logo