'La cuestión palpitante' y el naturalismo en España

La cuestión palpitante de la escritora gallega Emilia Pardo Bazán se trata de una obra fundamental en la recepción de la corriente naturalista en España. Sugiere un cambio literario en la época y, además, sugiere un ‘’factor sorpresa’’ el hecho de que sea una voz femenina la que accede al discurso público en este momento.

jmi_leon
Juan Miguel López León
'La cuestión palpitante' y el naturalismo en España

Una lectura superficial del texto sirve para darnos cuenta de cómo Pardo Bazán expone sus teorías e ideas sobre las corrientes literarias del momento. Al hacer un recorrido literario por las corrientes y citar a grandes autores no solo españoles, Bazán hace gala de un gran conocimiento e inquietud por el tema, con lo cual gana firmeza a la hora de plasmar sus teorías.

Novela de doble fondo

Resulta difícil, en un principio, captar el sentido del libro, ya que puede resultar bastante hermético si no se conoce el contexto histórico en el que surge ni las polémicas surgidas en torno al tema. Si, por el contrario, nos documentamos sobre ello, nos damos cuenta de cómo expone sus teorías y se manifiesta en contra o a favor de determinados ideales estéticos porque conoce todas las corrientes literarias tanto del presente como del pasado.

En cuanto a la finalidad de La cuestión palpitante, Pardo Bazán tenía como primer y principal objetivo acomodar la doctrina naturalista a la tradición española e incluso a la moral católica. Una lectura superficial del texto sirve para darnos cuenta de cómo Pardo Bazán expone sus teorías e ideas sobre las corrientes literarias del momento. Al hacer un recorrido literario por las corrientes y citar a grandes autores no solo españoles, Bazán hace gala de un gran conocimiento e inquietud por el tema, con lo cual gana firmeza a la hora de plasmar sus teorías.

Las ideas fundamentales que expone en esta obra:

1.- Tiene un criterio propio: el equilibrio entre idealismo y realismo, entre imaginación y observación. Pardo Bazán intenta, a partir del artículo ‘’genealogía’’, hacer una breve historia de la novela para demostrar precisamente el criterio propio citado.

2.- Señala que el realismo es una característica tradicional en la literatura española y que tampoco es extraño en otras literaturas, como ocurre por ejemplo en Inglaterra con Shakespeare.

3.- Pretende, por tanto, adaptar las nuevas tendencias literarias y estéticas francesas y seguir así una tradición dentro de nuestra literatura, alejándose de todo planteamiento ideológico (presente, sin embargo, en Zola).

4.- Considera a Diderot, hacia quien demuestra una gran admiración, un auténtico precursor, a pesar de que le disguste el erotismo de su obra.

5.- Pardo Bazán no acepta todas las ideas de Zola ni del Naturalismo francés, rechazando: su materialismo fatalista, su determinismo y el contenido de algunas de sus descripciones

A modo de delimitación conceptual, podríamos establecer que el Naturalismo es un estilo artistico, sobre todo literario, basado en reproducir la realidad con una objetividad perfecta y documental en todos sus aspectos, tanto en los más sublimes como los más vulgares. Su máximo representante, teorizador e impulsor fue, precisamente, el periodista Émile Zola.

6.- La escritora afirma su propio concepto cristiano de la vida y su fe católica, de forma que el radicalismo de Zola queda atenuado.

7.- Sin embargo, Emilia toma del Naturalismo francés algunos aspectos que le parecen positivos desde el punto de vista estético, como el método analítico y experimental que se basa en: la observación y documentación detalladas, la impersonalidad del lenguaje y el estudio de los fenómenos sociales

Es decir,  toma de la corriente naturalista francesa todo aquello que le parece aprovechable y susceptible de acomodarse a nuestra tradición.

8.- A Pardo Bazán le gusta de Zola su concepto de la novela, entendida como forma de conocimiento y reflejo de la realidad, tanto exterior como interiorización y reflexión para el propio lector. De esta forma, el Naturalismo se aproxima a la exactitud, describir todo lo que se ve, tanto lo feo como lo bello.

9.- Afirma la autora que el arte no debe servir a la moral, sino que debe pintar la verdad.

10.- La lengua española, tan maltratada, se convierte en uno de los puntos de reflexión de Pardo Bazán: se trata de recuperar el habla como vehículo de comunicación y de expresión verosímil y próxima a lo real.

11.- En cuanto al tema de la moral, Pardo Bazán no cree que todo deba reducirse al problema del sexo, porque la moral tiene otros aspectos.

12.- Recuerda la inconveniencia de muchas ideas sociales y políticas de los románticos.

Para concluir, la polémica y el debate que suscitó La cuestión palpitante, puede deberse, superficialmente, al hecho de que sea una mujer la impulsora e introductora del Naturalismo en España

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo